revisión del precio del aquiler y nueva prórroga

Alicante completa una década como inquilino del Palas con más de 5 millones en pago de rentas

21/05/2022 - 

ALICANTE. Diez años. Toda una década. El Ayuntamiento de Alicante se dispone a actualizar y renovar una vez más el contrato de arrendamiento del edificio del antiguo Hotel Palas como sede de las dependencias administrativas de las concejalías de Recursos Humanos, Turismo, Comercio, Sanidad y Consumo, además del Registro General y de la oficina central del Servicio de Atención e Información al Ciudadano (SAIC). 

El acuerdo, que quedará aprobado en la Junta de Gobierno del próximo martes, representa la décima prórroga del contrato de alquiler que se concertó con la Cámara de Comercio -la propietaria del inmueble- en el año 2013, bajo el mandato de la popular Sonia Castedo. Entonces, se pactó una renta anual de 520.000 euros que se ha ido actualizando a la evolución del IPC año tras año tanto en la etapa de gobierno del socialista Gabriel Echávarri como ahora, con el popular Luis Barcala como alcalde. Así, en la última novación, acordada el pasado mes de junio, el importe establecido para todo 2022 ascendió a 547.353 euros. Y ahora se promueve su actualización hasta los 582.932 euros (IVA Incluido) para todo 2023.

Con el precio fijado para el próximo ejercicio, el Ayuntamiento superará el acumulado de 5,5 millones abonados por el uso del inmueble sin que se atisbe una solución alternativa que permita reubicar los servicios asentados en la actualidad en el céntrico edificio de la calle Cervantes. Por el momento, tampoco ha trascendido que se haya planteado una propuesta de compra firme por lo que el Ayuntamiento pudiese pasar a convertirse en su titular, más allá de meros sondeos en esa dirección, en los que sí se habría manifestado la voluntad municipal de dejar de pagar esa renta anual en algún momento. Con todo, no consta que se haya llegado a cruzar ofertas y contraofertas evaluables, a la vista del precio de salida que podría llegar a tener el edificio.

En todo caso, tampoco la Cámara ha manifestado oficialmente una predisposición por desprenderse del que pasa por ser su principal activo, aunque sí ha recibido propuestas de terceros interesados (empresas y despachos profesionales) que han barajado el edificio como emplazamiento para establecer su propia sede. 

Lo cierto es que, entre tanto, la misma entidad cameral estaría buscando soluciones para satisfacer sus propias necesidades de espacio, no cubiertas con su sede actual, en la calle del Teatro, con el propósito de cumplir uno de sus principales propósitos: impartir cursos de formación. Así lo manifestó, de hecho, su futuro presidente, Carlos Baño, en una entrevista concedida a Alicante Plaza durante el periodo electoral para la renovación de los puestos de la Cámara. Su contrincante en ese proceso, y todavía presidente, Juan Bautista Riera, llegó incluso a plantear la construcción de una nueva sede, para la que se había sondeado un emplazamiento en terrenos del Puerto, próximo a Casa Mediterráneo (como había anticipado este diario), sin que la Cámara tuviese que desprenderse necesariamente del edificio del Palas.

El convenio sobre el Centro 14

Sea como fuere, el Palas no es el único edificio en el que se centrará la toma de decisiones del equipo de gobierno en la próxima reunión ordinaria de su Junta Local. El bipartito compuesto por Partido Popular (PP) y Ciudadanos (Cs) también prevé aprobar el nuevo convenio a firmar con la Conselleria de Vivienda con el fin de impulsar la conclusión de las obras de ampliación del inmueble que alberga el Centro 14: sede de la Concejalía de Juventud y de todas las actividades que dependen de ella.

En virtud de ese acuerdo, se prevé facultar al Ayuntamiento de Alicante a licitar la ejecución de las obras que quedarán sufragadas con fondos de la Generalitat, por un importe estimado de 2,9 millones. El Ayuntamiento y la conselleria ya firmaron un primer convenio con ese mismo objetivo en diciembre de 2021 con el compromiso de renovarlo este año al no existir plazo material para que pudiese desarrollarse. Como informó este diario, se trataba de un convenio nominativo cuya vigencia quedaba ligada al año natural. De ahí que ya entonces se anunciase su reedición en este 2022 y que pudiese extenderse incluso a 2023.

next
x