Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

es uno de los proyectos financiados por la conselleria de innovación

Un sistema de control de aforo de la UA, en estudio para ser la aplicación en la red de transporte de FGV

27/05/2020 - 

ALICANTE. Una adaptación, en tiempo récord, de un sistema de alarma para rescate de montaña en zona donde no existe zona de cobertura móvil se ha convertido en un nuevo proyecto de control de aforo para la seguridad en el desconfinamiento. Este plan desde la Universidad de Alicante, además, pretende estar listo para mediados de junio o principios de julio y la Conselleria de Innovación trabaja en la implementación de esta aplicación para teléfonos móviles, desarrollada por el equipo de José Ángel Berná, para que sea utilizada en la red de transporte de Ferrocarrils de la Generatitat Valenciana (FGV), en TRAM y Metrovalencia.

La Universidad de Alicante y el responsable del proyecto, José Ángel Berna Galiano tendrán 9.550 euros para el sistema de detección de aglomeraciones de personas basada en una app para smartphones Android. Berna es profesor del Departamento de Física, Ingeniería de Sistemas y Teoría de la Señal de la UA. La situación post-confinamiento plantea desafíos el control de aglomeraciones. La Universidad de Alicante dispone de un sistema de detección de smartphones basado en un dispositivo de bajo consumo energético y pequeño tamaño, independiente de la infraestructura de telefonía móvil y con licencia de radiofrecuencia de uso libre. Este dispositivo detector permite conocer en tiempo real la concentración de personas y permite evitar aglomeraciones. Eso sirve en dos sentidos: para el usuario que se descarga la aplicación, poder saber si tiene que esperar para evitar exceso de contacto con otras personas y, además,y especialmente, al personal que trabaja en estaciones de transporte público para gestionar la afluencia de personas evitando posibles situaciones de contagio

El investigador e impulsor de esta iniciativa, José Ángel Berna, asegura a Alicante Plaza que "ya partimos sobre el trabajo de un sistema en marcha que desarrollamos y que emite señal para equipos de rescate en situaciones de difícil comunicación. Se envía una señal con un código anónimo y un equipo de detectores pueden recibir esa señal. Permite conocer con ese código dispositivos diferentes pero sin identificar a los usuarios para proteger su intimidad", afirma Berna. "No hay registro de identificación, solo códigos aleatorios para calcular cuántos móviles, y por lo tanto, personas hay en un determinado espacio".


Así, asegura Berna, sobre el trabajo previo del equipo de rescate trabajan ahora, en un estado inicial del proyecto, para que pueda estar listo un prototipo válido a mediados de junio o principios del mes de julio. En principio, el sistema puede ser muy amplio y general, pero el investigador asegura que la Generalitat Valenciana se ha interesado su proyecto "haciendo hincapié en el uso para transporte público, el aforo en playas o zonas de avenidas para peatonalizar". Así, el equipo puede tener disponible "a muy corto plazo una adaptación de uso rápida" para la funcionalidad que requieran desde el gobierno autonómico. Además, mantiene, en los próximos meses su uso y ámbito de uso podría ampliarse según las necesidades en el desconfinamiento. 

Para su funcionamiento, la app requiere que el usuario tenga encendido el interfaz wifi para emitir datos que solo son detectados por los receptores habilitados para ello. El proyecto se complementa con la construcción de una pequeña red de dispositivos detectores escalable con facilidad; emplazando en lugares estratégicos de las ciudades estos dispositivos detectores se podrá obtener información en tiempo real del número de teléfonos móviles en un área, con lo que se puede detectar aglomeraciones de personas.

Proyectos de innovación contra la Covid-19

La Conselleria de Innovación, recientemente, hizo públicas las cuantías concedidas para dar respuesta a la emergencia del coronavirus y para aportar soluciones para un entorno seguro. Así, se aprobó la concesión directa de ayudas urgentes para la financiación de 41 soluciones científico-innovadoras directamente relacionadas con la lucha contra la Covid-19 y suman más de 3,1 millones de euros. 

Entre estas innovaciones hay varios proyectos de mascarillas de alta seguridad. Uno de ellos es de la UMH. Antonio Marín es el encargado del Laboratorio de Prototipado del Parque Científico de la UMH y parte del equipo de siete personas que está en marcha mejorando cada día un prototipo de mascarilla FFP2, que consta de una carcasa de goma flexible, adaptable y con sistema de filtrado HEPA H13. La mascarilla desarrollada compensa el filtro tan agresivo que suelen tener las de este tipo, con el aumento del diámetro del filtro, ya que, al haber más volumen, también, se permite más flujo de aire.

Otro proyecto está en la UA y se trata de una "mascarilla con lecho filtrante y cerramiento para ampliar el uso de unidades de nebulización". Se propone un diseño efectivo para la fabricación de mascarillas respiratorias FFP3. El investigador Antonio Marcilla se puso manos a la obra para idear una mascarilla con mayor efectividad al incorporar diversos sistemas de filtración y desactivación de virus. La posibilidad de impregnar estos adsorbentes con sustancias desinfectantes proporciona un efecto adicional que no incorporan otras mascarillas del mercado.

Noticias relacionadas

next
x