Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

PRIORIDAD PARA SERVICIOS SOCIALES, COMERCIO Y EMPLEO

San Vicente estudia su presupuesto para convertir el gasto no empleado en ayudas para el covid-19

30/04/2020 - 

SAN VICENTE DEL RASPEIG. El bombardeo de propuestas relativas a la crisis del coronavirus está originándose de forma multidireccional. Esta lluvia de iniciativas es masiva y adopta los colores de los distintos partidos políticos, administraciones, asociaciones y todas aquellas personas o grupos que hayan formulado alguna petición. Ayudas económicas a distintos colectivos, atrasos y/o devolución de ciertas tasas, consultas telefónicas para asesoramiento jurídico o atención psicológica y un largo etcétera son algunas de las propuestas que ya se han materializado o que están en proceso de volverse una realidad. Aunque la decisión última recae sobre el equipo de gobierno, la oposición no cesa en el flujo de propuestas para confeccionar un plan socioeconómico de forma conjunta.

En este aspecto, el Partido Popular de San Vicente ha lanzado una petición para que el gobierno municipal (formado por PSOE y Esquerra Unida) revise las partidas de gastos presupuestarios que no se hayan ejecutado o no vayan a hacerlo con la finalidad de destinar esas cantidades a la creación de ayudas económicas y sociales para hacer frente a la crisis originada por el covid-19. "Es obligación del Ayuntamiento favorecer la reactivación económica del municipio y que la industria y el comercio local no se vean obligados a cerrar o despedir empleados para subsistir", expresa el concejal popular Cristian Gil. Y señala que "cualquier cuantía económica que no sea utilizada para el fin previsto inicialmente debería destinarse a solventar, en la mayor medida posible, los problemas que está generando esta pandemia".

Una iniciativa que el equipo de gobierno ya se encuentra analizando, siempre apelando a la responsabilidad: "Desde el Área de Hacienda nos hemos puesto en contacto con aquellas concejalías que tienen competencia en política social -Fiestas, Deportes, etc.-, las cuales ya están estudiando y ajustando el presupuesto. Estamos de acuerdo en que se debe hacer un reajuste, pero siempre con prudencia y responsabilidad, buscando el equilibrio para que el año que viene también se pueda actuar en materia política", advierte Guillermo García (PSOE), edil de Hacienda.

Este reajuste presupuestario todavía se encuentra en fase de estudio, por lo que no se sabe la cantidad concreta que se podrá extraer de partidas que hayan visto suspendidos sus actos, actividades o adjudicación de contratos debido al coronavirus. Lo que sí se conoce, sin embargo, son sus destinatarios, dando prioridad a los "servicios sociales, así como a cuestiones relacionadas con el comercio y el empleo", adelanta el concejal. Y revela que "se está trabajando en ayudas en cuestiones de desempleo, así como Servicios Sociales sigue diseñando medidas que sacará más adelante". Es decir, se abrirán nuevas ayudas, distintas a las que ya se están impulsando desde el Consistorio sanvicentero.

Otras ayudas: Plan de Intervención Social y el tejido empresarial

Las ayudas económicas suponen una bomba de oxígeno para situaciones de difícil respiración como esta. Es por ello que el Ayuntamiento de San Vicente ha destinado, por el momento, 2,2 millones de euros en medidas destinadas a la ciudadanía y a las pymes y personas autónomas. Esta cantidad proviene del "presupuesto inicial aprobado a finales de 2019. Para que no muera el dinero de las bajas y retrasos de estas previsiones (como, por ejemplo, algunas obras) es mejor destinarlo a la gente", explica García.

En el bando de las medidas sociales, el Consistorio ha elaborado un Plan de Intervención Social (al cual ha destinado 1,2 millones), donde destacan los cheques de comida repartidos en especie a las familias vulnerables del municipio y ayudas a el alquiler e hipoteca de viviendas, personas sin hogar, entre otras. En cuanto a la actuación referente al tejido empresarial de la localidad (en el que han invertido un millón), se distinguen las medidas referentes a la exención o devolución de ciertas tasas, así como las ayudas directas destinadas a las personas autónomas, pymes o microempresas afectadas por el tan repetido covid-19.

Por su parte, el concejal de Comercio, Industria, Empleo y Desarrollo Local, Alberto Beviá (EU), comunica que dichas áreas "están atendiendo a centenares de personas afectadas por las consecuencias de esta pandemia, con un servicio permanente de información y asesoramiento. Además, también están poniendo a disposición de la ciudadanía las medidas que se están implementando para sostener el tejido productivo y el empleo, facilitar la futura recuperación de la actividad y flexibilizar diversas actividades y procesos con la Administración".

Noticias relacionadas

next
x