X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

DESCARTA SU IDEA DE LIMITAR LA VENTA ANTICIPADA

Podemos 'envaina' parcialmente su ambiciosa reforma para los macrofestivales

20/02/2018 - 

VALÈNCIA. Podemos rectificó este lunes sensiblemente su propuesta para una importante reformulación del marco legal de los macrofestivales de música. Lo hizo en la misma jornada en la que salía a aprobación su ambiciosa enmienda, con la cual pretendía que la Generalitat recuperase la potestad final de otorgar el permiso para la celebración de estos eventos. Desde la reforma final de la Ley de Espectáculos en octubre de 2015, son los municipios los que deciden si el evento se realiza o no, aunque es Emergencias de la Generalitat –y la Policía de la Generalitat– la que concede a través de sus servicios técnicos los permisos finales antes de que abra sus puertas.

En ese sentido, Podemos varió muy poco su postura. Cree que la Generalitat debe recuperar la decisión final sobre la celebración de cada macrofestival: "es quien posee a los técnicos adecuados" para este tipo de propuestas de producción "y no cada uno de los municipios". Sin embargo, ni los grupos Compromís ni PSPV en Les Corts creen que esas competencias se deban revertir. 

Antonio Montiel, portavoz de Podemos en la comisión por la reforma de la Ley de Espectáculos, admitió tres modificaciones en sus posiciones. Finalmente, la propuesta fue votada en contra, pero esos tres virages pueden ser tenidos en cuenta en la votación de las enmiendas en su llegada al Pleno de Les Corts. 

El primero de ellos es que han dejado de lado la idea de la venta anticipada de entradas. El grupo morado sostenía que se generaban conflictos con la venta anticipada meses antes de obtener los permisos preceptivos para la apertura del festival. Por contra, los grupos que conforman con sus votos el Gobierno del Botánico, recordaban que los técnicos de Emergencias no pueden conceder esos permisos hasta días u horas antes de la celebración, ya que deben ver en el espacio todos los accesos y medidas de seguridad aportadas en el proyecto. Podemos, directamente, ha suprimido esta posibilidad, aunque recogía las quejas de usuarios afectados por la cancelación como el caso de Marenostrum Xperience 2016. Lo cierto es que la legislación en este sentido es idéntica al resto de España y a casi todas las normativas similares europeas.

Podemos pide que sean considerados macrofrestivales aquellos eventos que superen las 2000 personas de asistencia. Ese es el punto de ruptura a partir del cual entiende que debe ser el Gobierno valenciano –"y sus consellerias" competentes– las que den o no permiso a la actividad. Por parte del grupo Compromís en Les Corts, ya se advirtió que esto podía generar un colapso de peticiones y normativas por parte de las fiestas populares de cada pueblo, ya que "en cada uno de ellos podemos encontrarnos un concierto que, con cierta facilidad, superaría esa cifra". Así lo comentó el portavoz del grupo en el Gobierno, Josep Nadal, a este diario.

Otro de los puntos descartados de plano tanto por PSPV como por Compromís en la enmienda de Podemos era la referencia directa a que "el emplazamiento ha de ser adecuado a la calificación urbanística de los terrenos". Esta idea, un tanto genérica, podría haber 'sacado' de la Comunitat a la mayoría de grandes festivales, según fuentes de los partidos que conforman el Gobierno valenciano. Por ese motivo, "como les atemoriza la referencia", apuntaban desde Podemos este lunes, "hemos dado una redacción más ajustada diciendo que no podrá llevarse a cabo en terrenos con incompatibilidad para ese uso o según la legislación territorial y urbanística". 

En este sentido, fuentes de la comisión aseguran que ese extremo ya ha quedado demostrado con casos como el de Marenostrum Xperience donde la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural ya denegó al festival el permiso para su actividad. Pese a que Alboraia, desde su potestad como municipio, sí había validado su celebración y pese a que contaba con otros permisos preconcedidos por accesos, seguridad y limpieza.

En cualquier caso, Podemos ha querido rebajar parte de sus exigencias y suprimir una de ellas para que se tenga en cuenta en la futura votación final de las enmiendas a la Ley de Espectáculos en Les Corts. Los grupos Compromís y PSPV se mantienen entre la cautela e interés por estas matizaciones y el rechazo a los supuestos. El nuevo texto será estudiado durante los próximos días. 

Noticias relacionadas

next
x