X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

'En La Brecha': UN PROYECTO DE BARRET FILMS

Un documental estimula un #MeToo sobre la desigualdad laboral de género a través de la web de RTVE

El próximo jueves 22 de febrero, coincidiendo con el Día Europeo por la Igualdad Salarial, la web de Radiotelevisión Española estrenará un innovador proyecto ideado desde València. Siete temas y siete testimonios de partida para generar una comunidad de voces en torno a la evidente división sexual del trabajo

20/02/2018 - 

VALÈNCIA. Siete temas –machismo cotidiano, liderazgo, acoso, salario, maternidad, techo de cristal y barreras de acceso– y siete mujeres se sitúan En la brecha. Ese es el punto de partida y el título del nuevo documental interactivo de la productora Barret Films para el Laboratorio de Innovación Audiovisual de Radiotelevisión Española (Lab RTVE). Con la participación del área de Juventud, Igualdad y Deporte de la Diputación de València, siete testimonios destapan la caja de Pandora con extractos de su vida cotidiana desde profesiones masculinizadas. Una estibadora, una técnica de sonido, una empresaria de eSports y otra gastronómica, una mecánica, una cirujana y una entrenadora de fútbol (expiloto de aviones y exmilitar).

Los rostros de estas siete mujeres se convierten en siete vías de acceso a una realidad profesional tan cercana como increíble: la división sexual del trabajo y la discriminación de género de estas pioneras es solo el punto de partida para que otras trabajadoras visibilicen su situación. "No hemos buscado provocar grandes discursos, sino, solo, visualizar su día a día. Y resulta más que suficiente para comprender lo que nos sucede", comenta Claudia Reig Valera, la directora del segundo proyecto de estas características de la productora valenciana para RTVE (Las voces de la memoria, 2017; Que tiemble el camino, 2011).

El ambicioso diseño de la producción ha tratado de capturar momentos de Natalia Vicente, Laura Albert, Yara Serrano, yadira Taberner, Esther Nve, Rakel Cernicharo y Patricia Campos. "Son mujeres con 15 actividades diarias, así que seguirlas en profundidad ha sido un reto. A veces se nos han solapado rodajes para tratar de extraer aquello que pensábamos que era interesante", añade Reig Valera. A través de la web que estará disponible a partir del ente público el 22 de febrero, la realizadora valenciana y su equipo generan relatos sobrecogedores acompañados de una ventana para la participación a través de la webcam o los dispositivos móviles.

Claudia Reig Valera (Foto: BARRET FILMS)

"El documental interactivo tiene dos dimensiones: por un lado, esta primera en la que se genera la plataforma con los siete testimonios, pero sobre todo una segunda fase que concluirá con el estreno de un largometraje documental en València que recoja el proceso participativo". Será en el entorno del Feminario que también impulsa la Diputación de València y en el que, como un enorme collage, los testimonios se irán sumando a las siete áreas temáticas en la película. Una suma de voces y relatos de lo extraordinariamente cotidiano que desean convertirse en un #MeToo de la discriminación laboral por género en España.

Para cumplir con su objetivo, Barret Films vuelve a contar con una lanzadera inmejorable para el proyecto: la potencia de Radiotelevisión Española y sus medios. Desde la productora comentan que tendrán una especial incidencia y comunicación durante el día 22 de febrero a través de sus redes sociales. El terreno online será el primero para enfrentar a los hombres al acceso y situación laboral de las mujeres: "algunos se sienten amenazados, cuestionados en su rol establecido", comentan desde Barret. 

El retrato colectivo sirve para evidenciar la multitud de obstáculos de carácter social, cultural y familiar con mujeres que, en gran medida, han sabido sortearlos. Desde la experiencia –incluyendo un caso de acoso sexual en el entorno de trabajo–, las siete mujeres estimulan una narración colectiva. Reig Valera admite el profundo bagaje que le ha reportado la producción hasta pocos días antes de iniciarse lo que define como "el inicio de una gran conversación". "El documental interactivo va a permitir crear un espacio para compartir experiencias, denuncias y referentes". En este último caso, no será menos importante situar a nombres propios sobre una historia excluyente por género y que solo refleja la dinámica cultural también en el ámbito profesional creada "por y para los hombres".

Reig Valera firma este segundo proyecto en su carrera con un título "que funciona en dos direcciones: la primera, para resaltar que existe una brecha, pero también que estamos encima de ella para revertirla". Satisfecha con el resultado hasta esta fase –"es bastante aproximado a como lo habíamos imaginado, aunque lo definirán todas las reacciones que lleguen a partir del jueves 22"– admite que la producción le ha cambiado "como persona. Y también a mis compañeros, Lo que esperamos es que suceda lo mismo con otras personas, en otras empresas". 

Las siete mujeres que iniciarán la conversación

Natalia Vicente, estibadora
Reig Valera recuerda que "con ella empezó todo. El 8 de marzo de 2017, en un debate sobre la reforma del sector de la estiba apareció la polémica sobre la inexistencia de mujeres en los puertos, como una prueba de la discriminación machista que este colectivo ejercía. Se referían al puerto de Algeciras, donde no trabajan mujeres. Pero aquel 8 de marzo, entre las más de 300 estibadoras valencianas existía un ambiente más revuelto de lo habitual, empezaban a organizarse para la manifestación donde querían visibilizar su presencia en los puertos y sumar su lucha a la de todas las mujeres. Nos acogieron enseguida de manera natural. En concreto, a mí, la única mujer del equipo, me trataron como interlocutora principal. Esa fue quizás una de las primeras veces que noté que alguien me respetaba tanto".

Además, Vicente está a punto de acabar la formación para trabajar en la llamada 'trinca'. Este puesto, de alta exigencia física, nunca ha contado con una mujer como personal laboral fijo. "Es cierto que ella es reivindicativa y que lucha por el espacio de las mujeres en la estiba, pero lo importante es que Natalia va a acceder a este puesto porque verdaderamente le gusta", comenta Reig Valera.

En cuestión de días, la valenciana será la primera en España en pertenecer a este grupo profesional dentro de la estiba. Cabe destacar que el puerto de València tiene el mayor cuerpo laboral de mujeres en la estiba (300 de 1.200), con casos en España como el de Algeciras en el que no trabaja ninguna mujer.

Natalia Vicente (Fotograma de 'En la brecha' cedido por Barret Films) 

Rakel Cernicharo, empresaria y cocinera
La ganadora de la última edición de Top Chef y cocinera profesional desde hace más de una década posee su propio restaurante. Maneja un equipo y está enfocada a la cocina creativa. Para Reig Valera, a través suya, "además, accedemos a una voz que no busca ser conciliadora o suave, como muchas veces se espera por estereotipo de las mujeres. Es muy importante mostrar su forma de hacer y de ver las cosas". Rakel Cernicharo (Fotograma de 'En la brecha' cedido por Barret Films) 

Esther Nve, cirujana
En el caso de Nve el documental, además, se aproxima al único de los siete relatos que incluye una exigente vida laboral con una maternidad. "Nada menos que tres hijos y en un trabajo que ha provocado uno de los rodajes más largos que he hecho nunca: 20 horas tratando de cubrir todos los matices de una guardia de una cirujana".

Esther Nve (Fotograma de 'En la brecha' cedido por Barret Films) 

Yadira Taberner
Mecánica en un centro de Inspección Técnica de Vehículos, Yadira tiene otras dos compañeras en su lugar de trabajo, "pero no es lo habitual". Un caso clásico de estereotipo de oficio masculinizado [foto de la protagonista en la cabecera de la noticia].

Laura Albert
Laura, según comenta Reig Valera, "es uno de los perfiles más combativos entre las siete. Es técnica de sonido de directo y forma parte del colectivo Fusa Activa. Desde hace dos años está trabajando con distintos grupos, tras formar parte de algunos otros como música. Además, gracias a ella podemos visibilizar un caso de acoso sexual dentro del ejercicio de su profesión. Algo que ahora se está visibilizando gracias al movimiento #MeToo y que gracias a mujeres como ella va generando que superemos esas barreras de miedo". 

Laura Albert (Fotograma de 'En la brecha' cedido por Barret Films) 

Patricia Campos, entrenadora de fútbol y expiloto de reactor
Patricia es junto a Cernicharo uno de los perfiles más populares de las siete. La primera mujer en pilotar un reactor, exmilitar, ha sido entrenadora de fútbol femenino en Honolulu (Hawái, Estados Unidos). Más tarde, trasladó esta vocación a un proyecto social para mujeres con Sida y niñas y niños en Uganda. Ahora, esta iniciativa solidaria impulsada por su ONG (Goals for Freedom) trata de conjugar todo este bagaje en España. Como entrenadora de fútbol, como militar y como piloto, Campos se ha enfrentado a las barreras culturales y a las dinámicas contra la mujer como profesional por cuestiones de género a lo largo de su vida.

Patricia Campos (Fotograma de 'En la brecha' cedido por Barret Films)

Yara Serrano
Por último, Yara Serrano es pionera en distintos sentidos: es empresaria, joven y en un mercado tan nuevo como creciente, los eSports. Al frente del equipo NerverBack y desde València, sus jugadores están especializados en Clash Royale, League of Legends (LOL) y FIFA. "Dada la actividad de su sector, vive a un ritmo frenético en el que todo a su alrededor crece exponencialmente", advierte Reig Valera.

Yara Serrano (Fotograma de 'En la brecha' cedido por Barret Films) 

De sus siete relatos partirá todo en una web que fomentará la interactuación y en la que se recogerán los testimonios de las mujeres que quieran compartir su experiencia. Los vídeos que pueden aportar tienen como única limitación el minuto de duración. De hecho, a partir del próximo 22 de febrero, no podrán subir un vídeo que supere esa medida. "Esperamos contar con el mayor número de historias posibles. Que nos desborden las cifras de participación nunca será un problema". En todo caso, será parte y combustible para una rápida normalización de la sociedad.

next
x