X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

PSPV y Compromís piensan en Josep Ramon Lluch como relevo de Soriano en la presidencia de À Punt

24/01/2020 - 

VALÈNCIA. À Punt sufrirá este año una importante renovación en la cúpula directiva. Con la primera fase del concurso de la dirección general superada el viernes pasado en la que tan solo dos candidatos lograron llegar a la final (Alfred Costa y Paco García Donet), los partidos del Botànic tendrán que afrontar el cambio de la presidencia del ente después de que el actual presidente, Enrique Soriano, trasladara al jefe del Consell, Ximo Puig, su intención de dejar el cargo que ocupa en cuanto le encuentren un sustituto. 

Un proceso que será complejo de resolver por varios motivos: la amplia mayoría parlamentaria que necesita cualquier candidato para que salir adelante -requiere dos tercios, 66 diputados, y los tres partidos del Botànic II suman 52 escaños, por lo que necesitarán a alguna formación de la derecha-; las incompatibilidades que tiene dicho puesto; o el salario poco atractivo del cargo, son algunos de ellos. Pese a todo, en las últimas semanas ya han comenzado a barruntarse algunos nombres en distintos círculos políticos, especialmente en los socialistas, a quienes corresponde proponer un aspirante.

Así, uno de los nombres que suena en los últimos días en los grupos de PSPV y Compromís es el de Josep Ramón Lluch, excandidato y finalista en el anterior proceso de selección a la dirección general en el que resultó elegida Empar Marco. Periodista y productor audiovisual, Lluch perteneció a la antigua RTVV, donde desempeñó su profesión tanto en el equipo de Ràdio 9 como en el de Canal 9. Fue en esta última donde se convirtió, además, en un rostro popular gracias al programa Parle vosté, calle vosté, que llegó a tener picos de audiencia del 40%. 

No obstante, según fuentes consultadas por Valencia Plaza, el también director de la productora audiovisual La Granota Groga y promotor de la creación de Uniprova -empresa que aglutina a 21 mercantiles de producciones audiovisuales- tan solo aceptaría la oferta de ser candidato si su nombre generara un amplio consenso entre los partidos y, por tanto, tuviera visos de salir adelante. 

Un contexto que, por el momento, podría antojarse complicado. Al menos por parte del Partido Popular, desde donde no hay intención de apoyar ningún nombramiento o cambio en este sentido porque no creen en el modelo de radiotelevisión pública actual. Por lo que, el consenso que permitiera alcanzar los 66 diputados dependería de Ciudadanos, ya que Vox no tiene ni los parlamentarios necesarios (cuenta con 10 diputados y el Botànic II necesita 14) ni está a favor del medio autonómico. De hecho, en la campaña electoral autonómica propusieron su supresión. Si fuera imposible el consenso, Compromís es partidario de que sea el Consejo del Audiovisual quien propusiera candidatos, si bien previamente el Parlamento debería constituir este órgano. 

Más candidatos

Ahora bien, su nombre no es el único que ha surgido en las últimas semanas. El primero en barajarse fue el del abogado y doctor en Economía, Miguel Mazón, quien durante el Gobierno socialista de Joan Lerma fue secretario general de la Conselleria de Hacienda que entonces dirigía Aurelio Martínez. Su perfil agradaba en el PSPV especialmente por sus conocimientos jurídicos y económicos, factor que consideraban "esencial" y que, incluso, Compromís subrayó hace meses que era prioritario a la hora de renovar el Consejo Rector

Sin embargo, él mismo se descartó para el puesto antes de convertirse en candidato oficial. En cualquier caso, su posible candidatura generaba recelo en la coalición valencianista por su perfil socialista: además de concejal en el Ayuntamiento de Valencia de 1995 a 1999 o su cargo en el Ejecutivo de Lerma, también fue representante de los socialistas en el consejo de administración de la extinta Radiotelevisión Valenciana (RTVV) y fue nombrado consejero delegado de Ciudad de la Luz en 2015 en sustitución de José Antonio Escrivà, un cargo que abandonó apenas dos años después. 

Junto a Mazón, también se barajaba la candidatura de Marc Pallarés, exdiputado de Podemos y actual miembro del Consejo Rector. No obstante, la preferencia por un perfil jurídico-económico le situaba como uno de los nombres con menos posibilidades, ya que su formación es en Comunicación Audiovisual. 

Noticias relacionadas

next
x