X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ESTRENO ‘THE TRUCKer’

Laverge lo tienen todo ya para dar el salto

El 2 de octubre se publica el primer disco de Laverge, Handle This: estrenamos canción, portada y hablamos con ellos.

28/09/2017 - 

Cada curso, tras asomar la cabeza con la publicación de su primer EP, ha supuesto para Laverge la suma en sus espaldas del correspondiente peso de las expectativas en una ciudad poco proclive a alimentar a sus cachorros. Y se han cumplido tres años ya desde que Back To The Wild los presentara como uno de esos nombres a los que fijar el asterisco en València. La escena valenciana se mueve permanentemente con la torpeza que da la falta de estructura y músculo, el miedo a la amenaza exterior y las dudas que dan la autocomplacencia de serie. No suelen ser muchos, pues, los que despiertan del letargo a la ciudad; de entre ellos, un buen puñado se quedan por el camino.

Lo que hace que la tierra parezca el infierno son nuestras expectativas al respecto de que debería parecer el cielo. Lo escribía Chuck Palahniuk en Damned, aquella novela en la que una adolescente muere mientras sus padres están en los Oscar y despierta en el infierno. Las expectativas con el primer disco de Laverge, EP y experiencias en directo mediante, eran -y lo siguen siendo- probablemente una de las amenazas de más entidad para el grupo. Contra eso han puesto las canciones y una metódica disciplina que, junto a la paciencia -el disco aparece alrededor de un año y medio después de haber arrancado su microfinanciación en Verkami- y una producción excelsa han terminado por dar a luz Handle This.

El debut en largo de Laverge, cuya salida está prevista para el 2 de octubre, es un salto cualitativo en todo lo que ofrecían en el EP de 2014. Su stoner rock, de clara influencia Queens of the Stone Age, se despliega con el valor orgánico y la exuberancia de un disco grabado hoy con la añoranza de la mejor década de la historia del rock. “La esencia sonora de nuestra música bebe mucho del sonido de los 70, canciones como ‘Stiletto' reflejan muy bien esto, pero nuestra forma de producir y concebir los temas tiene muy en cuenta el universo sonoro actual”, explica el propio grupo, que reconoce que el plan inicial era el de grabar otro EP.

La paciencia como valor diferencial

“Nos gustaría tocar lo máximo posible con este disco: haber hecho este trabajo demuestra las ganas que tenemos de dar un salto de calidad en directo y hacer cosas a nivel nacional”. Laverge buscan la trascendencia con Handle This y, para ello, han contado otra vez con Guillermo Sanz -ya produjo su EP-. Convertido en una suerte de quinto Beatle stoner -aunque no les guste la etiqueta-, Sanz ha sido el factor diferencial: “tuvimos la suerte de contar con el estudio de Guillermo para dedicar todo el tiempo necesario a alcanzar el sonido y las tomas idóneas”, recuerdan, “disponer del estudio te brinda la posibilidad de no tomarte las cosas con prisa, queríamos dar un carácter diferente a cada tema”.

La paciencia, impropia tanto de un grupo joven -y de los no tan jóvenes- como del siglo XXI, ha sido fundamental. “El proceso de grabación terminó cuando sentimos que el disco estaba terminado”, sentencian. Pura ontología paternal. La aparente ausencia de urgencias y el sonido de Laverge encajan con la precisión con la que se atan los cabos de un buen thriller al final de la película. “Nuestra forma de hacer música va de la mano de una producción exhaustiva: nos gustan los discos en los que puedes ir descubriendo detalles en cada escucha y creemos que sin esos detalles no podríamos transmitir ciertas sensaciones”, matizan desde el grupo, y recuerdan que “hay muchos elementos o texturas que sorprenden y que hacen el disco más rico, más misterioso”. 

El tema que adelantan, ‘The Trucker’, ilustra alguno de esos valores. Lejos de planteamientos superficiales, la canción toma de inspiración un capítulo de Los Simpson para llegar a caminos mucho más complejos, tanto vocal como instrumentalmente; Víctor Moya (ex 121db) despliega parte de su atractivo registro con un diálogo a dos voces y todo lo que aparente es periferia en la canción se encamina, orquestado, hacia el mismo objetivo. “‘The Trucker' es la última canción compuesta, la última canción que grabamos y además cierra el disco”, cuentan, al tiempo que hablan de las “licencias” que se tomaron, propias de un grupo abiertamente democrático en lo que a la composición de las letras se refiere.

Algo más que stoner

“No nos consideramos un grupo de stoner: de hecho, la filosofía stoner suele ser opuesta a la que hemos adoptado para enfocar este trabajo”. Laverge no es un grupo stoner en la medida en la que Queens of the Stone Age tampoco lo son. Los valencianos huyen de ambas etiquetas de frente, y también en eso demuestran haber amueblado bien la azotea. “Cuando escuchas un grupo por primera vez siempre intentas relacionarlo con otro que has escuchado previamente, pero al final lo que prevalece es la originalidad del grupo y lo que demuestra disco tras disco”. Con todos sus matices, que son muchísimos, Laverge han hecho el disco que tenían que hacer para hacernos la experiencia del infierno de las expectativas mucho más leve.

Lo que sucede es que lo han hecho mucho mejor de lo que exigía el guión. Tanto que van a colar su primer disco en la zona noble de la cosecha del año en València. Y eso ha sucedido precisamente gracias a la huida a toda costa de las expectativas locales y de la autocomplacencia. Prueba de ello son canciones como ‘Banfield In’, elevada por una producción meticulosa que lideran unos fantásticos coros de corte soul. “Eso es algo que no haría una banda de stoner”, aprovechan para recordar: “tenemos muchas otras influencias, y en este tema contamos con la colaboración de May y Marie, dos estupendas cantantes que nos ayudaron a dar a esta canción ese aire soul, y también de Rafa, que con coros y teclados acaba de dar ese punto sexy y más bailable”.

Todo importa: la portada de Sebastián Alós

 

El salto de Laverge es integral. Ni un solo detalle de la producción de su primer disco ha sido dejado a la improvisación. Tampoco el diseño de la portada de Handle This, del que se ha encargado Sebastián Alós. “Contar con Sebastián y darle carta blanca a alguien con su reputación y forma de enfocar la creación y el diseño supuso alcanzar un resultado al que jamás habríamos llegado con otras personas o por nuestra cuenta”, reconocen en la banda, que califican el resultado de “bello e incómodo”, al igual que el disco.

“Queríamos que la portada reflejara lo afilado del sonido, la oscuridad de las atmósferas que habíamos creado, y al final se llegó a una obra abstracta que, aunque no hace referencia a algo en concreto, sí hace alusión a esas sensaciones que creemos que están representadas en nuestra música”, concluyen. La portada de Alós, que les sitúa también cerca de grupos como METZ -“fue una de las portadas que vimos en una de las reuniones”-, es una muestra más de la meticulosidad y la paciencia con las que Laverge ha trabajado para dar a luz un disco con el que dar el salto.

Noticias relacionadas

next