Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

OBJETIVO PARA EL CURSO POLÍTICO 2020-21

El derribo del hotel de Arenales del Sol, también en la ambiciosa agenda del bipartito de Elche

10/09/2020 - 

ELCHE (EFE).  El alcalde de Elche, el socialista Carlos González, ha señalado que uno de los objetivos del equipo de gobierno (PSPV-PSOE y Compromís) en este nuevo curso político es "acabar con el adefesio" del hotel de Arenales del Sol y que la Dirección de Costas se encargue del derribo de las obras no autorizadas de forma subsidiaria.

Este objetivo se suma a los muchos anunciados por el primer edil ilicitano para este nuevo curso político, tanto el martes como el miércoles. Entre ellos, la segunda fase de las obras de ampliación de la carretera Elche-Santa Pola; el nuevo Plan General, el futuro centro de congresos, que debe financiar la Diputación de Alicante, o la rescisión del contrato del Mercado Central.

En una comparecencia junto con sus socios de gobierno, Compromís, González ha afirmado que "este debe ser el año en el que los ilicitanos vean caer el hotel de Arenales del Sol", ya que se dan las condiciones para "poner el punto y final a esta pesadilla" que perjudica a los vecinos de la pedanía y la imagen a los visitantes. La intención del alcalde es mantener una reunión con la Dirección General de Costas para que lleve a cabo el derribo de las obras no autorizadas de forma subsidiaria ya que la empresa Princesol no se ha hecho cargo.

Las obras de rehabilitación de este hotel comenzaron a finales de 2015, tras más de tres décadas de abandono del hotel situado en primera línea de playa y años de gestiones para obtener permisos. En julio de 2016, tras una denuncia vecinal se paralizaron las obras y se constató que se había llevado a cabo la demolición y reconstrucción de varias partes del edificio que no se contemplaban en el proyecto.

En este tiempo, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) y la Audiencia Nacional han determinado que se trata de un proyecto que ya no se puede llevar a cabo. En caso de no llevar a cabo esta actuación, será Costas la responsable de forma subsidiaria y pasaría luego la factura de la actuación a la empresa.

El proyecto del nuevo hotel, propiedad de la empresa Princesol SA, tenía un presupuesto superior a los 8 millones de euros y un plazo de ejecución de las obras de alrededor de 18 meses, por lo que el objetivo de la empresa era inaugurar este complejo en verano del año 2017.

El hotel, un referente en la Costa Blanca y abandonado en 1979, pretendía tener las mismas dimensiones que su predecesor, pero con menor número de habitaciones para ajustarse a la categoría de cuatro estrellas. 

Noticias relacionadas

next
x