Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

REEDITA 'ÁRTICO', UNO DE LOS CINCO TEMAS del proyecto musical

De canciones 'inocentes' a una reedición 'culpable'; la ironía a través del primer EP de Hernando

4/12/2020 - 

ALICANTE. Plantear la ironía mediante la música. Esa es la esencia de Grabaciones Inocentes, el primer proyecto musical de Roberto Portillo, conocido artísticamente como Hernando. El músico, nacido en Albacete pero alicantino de adopción, publicó su primer EP 20 días antes de que España decretara el estado de alarma y ha dedicado parte del tiempo de confinamiento a escuchar y reescuchar las cinco canciones que componen el proyecto. Tanto ha sido así que ocho meses más tarde ha publicado la reedición de uno de esos cinco temas.

Ártico, que así se titula la afortunada, incluye en esta nueva versión una capa superpuesta a la voz principal, un piano eléctrico, coros afinados por Andrea Meliveo y un sintetizador "que le da un aire más bacalaero", apunta el músico. Una reinterpretación que se acerca a la que recogía la maqueta original, pero que Hernando descartó para sustituir por un arreglo para guitarra eléctrica. "Con esto he querido recuperar la idea inicial e, incluso, excederla y enriquecerla", manifiesta su intención.

Y es que esta reedición se salta la línea en la que fluctúa el EP, que se titula Grabaciones Inocentes precisamente por la sencillez de las canciones: "Antes de empezar a grabar yo tenía claro que quería traducir al rock lo que sonaba con mi guitarra; es decir, buscarle un sonido con banda a las canciones que yo tocaba solo", explica. Y una de las piezas clave en este proceso fue la voz de Hernando, manteniéndola pura, "sin muchos efectos ni coros", señala.

En cambio, en la nueva mezcla que vio la luz el 27 de noviembre, se rompe el hilo del EP, que se mueve entre el pop y el folk, para añadir "estilos que van más hacia la música negra, porque con el piano se insinúa un ritmo más de rock and roll de Nueva Orleans y el sintetizador del final le da un toque distinto", destaca el artista, quien reconoce que "con esta nueva mezcla me he dejado llevar y me he permitido la libertad de saltarme la estética del EP original".

En contraste con Grabaciones Inocentes aparece Remezclas Culpables, una ironía marca de la casa Hernando que podría indicar que esta especie de Ártico 2.0 no estará sola entre las reediciones. "He dejado la posibilidad abierta a revisar otras canciones del EP, aunque también me apetece grabar cosas nuevas, porque he trabajado mucho tiempo en este proyecto", declara. Es por ello que el músico se encuentra ya inmerso en la creación de nuevas canciones, "aprovechando la experiencia de aprendizaje del EP", señala.

Unos temas que, en principio, verán la luz de forma individual, aunque el artista no se cierra a un trabajo musical más cohesionado. "Lo bueno de los EP es que no te comprometen demasiado. A pesar de que sí hay ciertas ideas en los temas no es la misma unidad que en un disco conceptual; se puede trabajar más libremente con las canciones". Por este motivo, Hernando tomó el camino del EP para su primer proyecto musical, porque "quería presentar los temas con una voz algo más desnuda, no disfrazarla demasiado", traslada.

Pese a ello, el músico comenta que el proceso de creación duró casi dos años "desde la composición de las canciones hasta que las grabamos, pasando por encontrar el sonido para cada una de ellas; quería una mezcla entre cantautor y rock", matiza. Una búsqueda que se alargó más de lo previsto, haciendo honor al que daría nombre a EP -Grabaciones Inocentes-, una creación en que bajo y batería están grabados en directo, así como dos canciones, siendo Ártico una de ellas.

Noticias relacionadas

next
x