X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

informe de fiscalía sobre las irregularidades en las instalaciones deportivas 

Así se renovó la contrata de Deportes del Crevillent: la pelota cayó del lado del hijo por un informe del padre

13/12/2018 - 

CREVILLENT. El caso de la gestión de las instalaciones deportivas en el Ayuntamiento de Crevillent tiene muchas derivadas. Además, la relación entre el coordinador del Patronato de Deportes, el funcionario Francisco Manuel Serna González, y su hijo, Cayetano Serna Villaescusa, administrador de la empresa Tot Esport Crevi SL, el informe de la Fiscalía Anticorrupción revela también una serie de maniobras, algunas de ellas, políticas, además la propias del padre, para que el contrato fuera renovado por la mercantil del hijo. Fue una auténtica batalla administrativa, como si de un partido de tenis se tratara, en la que la pelota volvió a caer, curiosamente, del lado de la familia Serna-Villaescusa. Mientras duró esa partida, la empresa Tot Esport Crevi SL prestó el servicio sin contrato, sin cobertura jurídica.

Hay que recordar que exista una causa judicial abierta en un juzgado de Elche y que la Fiscalía pide solicitar la declaración, en calidad de investigados, del alcalde y vicepresidente tercero de la Diputación de Alicante, César Augusto Asencio, del PP; el actual concejal de Deportes, Manuel Moya, dos ex regidores, de Deportes y Contratación, y varios técnicos municipales. A todos ellos se les puede acusar de prevaricación administrativa, fraude, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias y/o negociaciones prohibidas a los funcionarios públicos.

Como viene contando Alicante Plaza, el contrato inicial para el servicio de conserjes y mantenimiento de las instalaciones deportivas de Crevillent se firma el 31 de diciembre de 2004 (la vigencia se contempla desde enero de 2005). El plazo era de dos años, más dos prórrogas de un año, primero con Cayetano Serna como persona jurídico; más tarde, con la empresa, y además, con los servicios ampliados con la apertura de la piscina climatizada de Crevillent. 

Si suman todos los plazos, el contrato venció en enero de 2007, pero no es hasta julio de 2010 cuando se comienza el expediente para sacar un nuevo concurso por valor de 201.651 euros. Es el propio Francisco Manuel Serna quien propone los cambios en la nueva contrata y otro técnico las suscribe. Finalmente, se aprueba la licitación por 200.547 euros en diciembre de 2010.

Durante la tramitación, Francisco Manuel Serna es nombrado miembro de la mesa de contratación que debe decidir el nuevo concesionario. Durante esa etapa se le aprueba una nueva prórroga a la empresa del hijo y se modifican los precios, por lo que la licitación se dispara a 233.170 euros.

En febrero de 2012, Francisco Serna suscribe el pliego de condiciones y el concejal de Deportes, inicia de nuevo el procedimiento. Pero surgen problemas: el interventor pone reparos de legalidad: no se justifica el aumento del precio y hay un exceso del beneficio industrial presupuestado para la adjudicataria.

Con la réplica del concejal, se modifican los pliegos y el precio de licitación queda fijado en 215.338 euros. En abril de 2013, el interventor da por buenos los pliegos de condiciones y se saca de nuevo el proceso de renovación a licitación. 

El anterior contrato en favor de Tot Esport Crevi SL había vencido en enero de 2007, a los dos años, por lo que la empresa siguió prestando el servicio hasta 2013 mediante procedimientos negociados y contratos menores de servicios. Y destaca la Guardia Civil que el contrato se le prórroga más de la cuenta sin estar previsto en el pliego de condiciones  que regían la anterior adjudicación.

La sociedad administrada por Cayetano Serna hace una propuesta de renovación de 176.577 euros. Desde ese momento, comienza otra pugna por validar esa oferta en la que el posicionamiento de su padre, como coordinador de Deportes, será crucial para renovar el contrato, según explica la Guardia Civil en el informe de la Fiscalía aportado al juzgado número 4 de Elche, que es el que investiga la causa.

En ese periodo de renovación, la mesa de contratación se reúne el 17 de junio de 2013, con Serna González a la cabeza. La mesa decide excluir a dos licitadores por presentar la documentación fuerza de plazo. Se les da más plazo, entre ellos a Tot Esport Crevi SL. En la apertura de las plicas, la oferta de la empresa del hijo del coordinador resulta ser más económica, pero se advierte de la posible baja temeraria, por lo que se pide un informe técnico que justifique esa rebaja del precio. Finalmente, el 16 de julio de 2013, Francisco Manuel Serna no comparece en la mesa, que decide da por buena la rebaja de la oferta de Tot Esport Crevi SL y propone la adjudicación del servicio. Y lo hace "sin pedir un informe técnico que avale esa rebaja", según advierte la Guardia Civil. Los investigadores insisten en que se debió solicitar en ese informe técnico después de la rebaja de 40.000 euros que propuso la empresa del hijo del coordinador. La excusa que aportó la empresa es que "el gerente iba a ejercer funciones de conserje y, por lo tanto, iba a ahorrarse un sueldo". El 2 de septiembre de 2013, Tot Esport Crevi SL renovó la concesión por dos años, prorrogables a otros dos años. La Fiscalía insiste que con el proceder acordado por el Ayuntamiento de Crevillent "se pudo haber incumplido la normativa del Real Decreto 3/2011 por el que se aprueban el texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público".

Ese contrato se prorroga otra vez con el informe favorable del coordinador

El contrato en favor de Tot Esport Crevi SL se prorroga el 19 de julio de 2016 por un año más con el informe favorable del coordinador de Deportes, Francisco Manuel Serna, que es el padre del administrador. Se presentó un recurso contra la prorroga, que fue desestimado por la Junta Local de Gobierno -formada por concejales del PP- en base a un informe de un técnico (el TAG de Contratación) al considerar que la intervención de Francisco Manuel Serna "no era determinante ni vinculante ni preceptiva".

Sin embargo, cuando cambió el coordinador de Deportes en el Ayuntamiento de Crevillent, en agosto de 2016 por jubilación, otra técnico (la TAG de Administración General) que resolvió el recurso sí que aludió a ese mismo informe para avalar la prorroga y ese informe "era único, determinante y vinculante", según desvelan los investigadores. Es decir, que a su juicio, hubo disparidad de criterios entre los funcionarios para dar por bueno el informe del coordinador de Deportes (padre) que fue clave para prorrogar el servicio a la empresa ( del hijo)  Tot Esport Servi SL.


Noticias relacionadas

next
x