X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

servicio de limpieza de dependencias municipales de Alicante

Los sindicatos denuncian despidos en la nueva contrata de colegios tras la llegada de Clece

15/02/2018 - 

ALICANTE. Se cumplen los peores augurios para la plantilla a cargo del servicio de limpieza de colegios y dependencias municipales de Alicante tras el traspaso de su prestación a la nueva concesionaria: una UTE liderada por una filial de ACS, Clece, del empresario Florentino Pérez. Cuando menos, así lo denunció este miércoles el Sindicato de Empleados Públicos de la Comunidad Valenciana (SEP-CV) a través de un comunicado en el que anunciaba movilizaciones a partir de este mismo jueves, durante el desarrollo del pleno de presupuestos. De hecho, lo harán secundando la protesta convocada por la propia Junta de Personal del Ayuntamiento de Alicante frente a los "incumplimientos" del equipo de Gobierno (ahora constituido en solitario por el PSOE) sobre la subida del complemento de festividad, sobre la consolidación de los interinos o sobre el desarrollo de la promoción interna, según precisaron fuentes sindicales.  

Por lo que respecta a los despidos en el servicio de limpieza de colegios, según el SEP, la nueva UTE a cargo de la prestación del servicio (Clece en alianza con Fissa, bajo la denominación de Limpal) asumió las riendas de la contrata el pasado 9 de febrero y, hasta este miércoles, ya habría acordado el cese de al menos una veintena de empleados que sí conservaron sus puestos de trabajo cuando se produjo la contratación de emergencia tras el desestimiento de Ortiz e Hijos y el servicio pasó a manos de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), el pasado mes de febrero.

Según el SEP, "durante los días 6, 7 y 8 de febrero los empleados acudieron a las oficinas de UTE LIMPAL a firmar la subrogación". Sin embargo, "a los trabajadores que estaban en situación de baja por I.T. (incapacidad temporal), con reserva de puesto de trabajo por expediente de incapacidad o agotamiento del periodo máximo de IT (unos 12 trabajadores aproximadamente, desconocemos la cantidad exacta), UTE Limpal les negó la firma de la subrogación recogida en el Convenio Provincial de Limpieza de Edificios y Locales, en el artículo 7, Subrogación de personal, apartado A".

Además, siempre según el sindicato, otros "8 trabajadores con contrato de obra o servicio que ya habían firmado la subrogación, fueron convocados nuevamente tres días después, es decir el 12 de febrero, por UTE Limpal para firmar una finalización de contrato con efecto del mismo día de la firma". "Algunos de estos trabajadores, por el tipo de contrato, eran indefinidos según recoge el convenio colectivo en el artículo 11, apartado C. Algunos de ellos, de más de 3 años de antigüedad", añade el comunicado.
 
De acuerdo con el comunicado, firmado por el secretario general del SEP, Juan Evora, también se habría vaciado de responsabilidades a otro grupo de trabajadores. "Desde el día de la subrogación, el personal de administración, técnicos y algún encargado ha sido excluido de cualquier tipo de trabajo de las funciones que les corresponde, argumentando que no tenían medios (teléfono, ordenador, etc…) pero incorporando al servicio al mismo tiempo a nuevo personal contratado por UTE Limpal. Durante este nuevo periodo, estos trabajadores han sufrido una situación incómoda al ser ignorados y teniéndolos sentados sin atribuciones durante toda su jornada en una sala sin hacer nada, incluso llegando a decirles que se marcharan por falta de trabajo para ellos, permaneciendo éstos en la puerta de las oficinas hasta finalizar su jornada laboral", detalla.
 
Por último, este mismo miércoles, según el SEP se habría comunicado a la encargada general, jefe de compras y administrativos el despido objetivo argumentando que tienen en la empresa Clece (que según UTE Limpal es la responsable de las tareas administrativas) su propio departamento y estructura".

La UTE Clece-Fissa fue la única que no se comprometió a cumplir la cláusula del concurso por la que se bonificaba con puntos adicionales la continuidad de la plantilla 

Como ha publicado Alicante Plaza, la UTE compuesta por Clece-Fissa fue la única empresa que no se acogió a la bonificación introducida por el equipo de Gobierno en el segundo pliego de condiciones redactado para licitar la contrata. Una bonificación por la que se premiaba con una puntuación adicional a las empresas que garantizasen la subrogación de la plantilla, formada por cerca de 450 trabajadores. Así lo subraya, además, el propio comunicado del SEP, que incide en que "el personal despedido tiene antigüedad de más de 20 años en algunos de los casos, estando siempre adscritos al pliego de condiciones de la contrata de limpieza de colegios y dependencias del Ayuntamiento de Alicante, reflejados en el anexo del pliego con sus salarios, siendo subrogados por las anteriores empresas concesionarias".

Con todo, pese a no acogerse a esa bonificación incorporada como cláusula social por el ya extinto tripartito (PSOE, Guanyar y Compromís) lo cierto es que la propuesta de Clece-Fissa fue la que obtuvo la mayor puntuación en el concurso, por encima de la que logró la segunda empresa mejor clasificada, FCC, aunque con una diferencia de menos de tres puntos. FCC llegó a presentar un recurso ante el Tribunal Central de Recursos Contractuales, dependiente del Ministerio de Hacienda, que, sin embargo, acabó ratificando la propuesta de adjudicación a la UTE.
 

Noticias relacionadas

next