X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la diputación recurrirá al tsj la suspensión cautelar de busot

César Sánchez (PP) inicia una ronda de contactos para 'apuntalar' la política de ayudas directas

9/01/2018 - 

ALICANTE.  El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez (PP), ha anunciado que "en breve iniciará una ronda de reuniones con los distintos portavoces de los grupos de la oposición para abordar la concesión de las subvenciones nominativas", según ha anunciado la institución provincial a través de un comunicado. De esta manera, Sánchez responde a la petición hecha por el grupo Compromís, quien la semana pasada, cuando se conoció el auto de suspensión de las ayudas directas, solicitó una reunión. Sin embargo, Sánchez no empezará por Compromís. El primer encuentro tendrá lugar con el portavoz del grupo socialista, José Chulvi. 

Lo más probable es que el PSPV se reitere en su posición de que las ayudas nominativas se concedan sólo en casos de urgencia o necesidad y para proyectos concretos, como ha venido diciendo Chulvi durante sus intervenciones. Es decir, que los socialistas se mostrarán contrarios a la política de ayudas directas iniciada por Sánchez, que ha otorgada varias a sus vicepresidentes, lo que ha motivado los recursos judiciales de Compromís y el del Ayuntamiento de Benissa.

En el caso de la ayuda concedida al Ayuntamiento de Busot, suspendida cautelarmente, los servicios jurídicos de la Diputación de Alicante ultiman el recurso de apelación ante el TSJ. En una nota de prensa, el portavoz del equipo de gobierno de la Diputación de Alicante, Carlos Castillo (PP), ha reiterado que desde esta institución respetan las decisiones judiciales, aunque en este caso no la comparten, por lo que han decidido recurrir "esta medida provisional".

Así, Castillo ha argumentado que la ayuda otorgada al Consistorio de Busot se ajusta "a la legalidad", al tiempo que ha asegurado que se trata de un procedimiento utilizado de forma habitual por todas las administraciones públicas.

El también vicepresidente del gobierno provincial ha lamentado que el grupo Compromís en la Diputación de Alicante "critique en esta institución este tipo de ayudas mientras ampara y respalda las subvenciones nominativas que se conceden desde el Consell o desde la Diputación de Valencia, aunque en este caso se denominen 'convenios singulares'".

Compromís ve amenazas

Por su parte, el grupo de Compromís en la Diputación de Alicante se ha referido este lunes a la amenaza del PP de demandar a otras administraciones valencianas, entre ellas su homóloga valenciana, hecha desde el equipo de gobierno puede constituir un delito de malversación de fondos. "La coalición tomará las pertinentes medidas legales en caso de que el señor vicepresidente Carlos Castillo utilice el dinero de todos los alicantinos y alicantinas para intereses partidistas y contra otras instituciones o administraciones valencianas", ha dicho el diputado José Manuel Penalva.

Compromís ha reclamado vía registro tanto al presidente de la entidad, César Sánchez, como a los servicios jurídicos de la Diptuación de si se ha producido alguna orden para que este departamento inicie cualquier tipo de acción, ya sea denunciante o de estudio preliminar de una denuncia contra administraciones dirigidas por gobiernos de coalición entre el PSPV y Compromís según las declaraciones efectuadas por el vicepresidente y portavoz popular al diario Información.

 “El portavoz del Partido Popular en la Diputación de Alicante no entiende que este grupo está aquí para hacer oposición y que los servicios jurídicos de la casa provincial están para los pueblos que no puedan costear su servicio legal o los conflictos de la propia institución. En ningún caso para defender los intereses del PP”, ha recordado el portavoz adjunto de Compromís, José Manuel Penalva.

 “Meterse a denunciar a otras instituciones no solo es puentear o deslegitimar a su propio partido en la oposición, es la persistencia descarada en el uso del dinero público para promocionar a determinados políticos dentro de su propio partido. Si quieren denunciar o plantear las posibilidades de denuncia que gasten los más de 180.000 euros que recibe su grupo en todo caso”, ha continuado Penalva.

Compromís registró el pasado jueves una petición al presidente César Sánchez para reunirse con él y tratar de dar una solución política a estos asuntos. “Continuamos a la espera de que nos emplace a una reunión”, ha apuntado Penalva.

Noticias relacionadas

next