Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

en trámites por los problemas judiciales del sector cales i atalaies

Una empresa rescata un solar a medio construir en la Vila por la crisis para levantar un nuevo edificio

3/08/2020 - 

LA VILA JOIOSA. El Ayuntamiento de la Vila Joiosa está tramitando el borrador de la modificación puntual de su Plan General para el Plan Parcial 1, Cales i Atalaies. Tal y como figura en la documentación, lo hace a petición de una empresa de Madrid, Alexia Gestión Intra Pactum. Según explicó a este diario el concejal de Urbanismo, Pedro Alemany, la mercantil pidió una licencia de obra mayor para elevar un edificio en uno de los solares de la zona, pero como está afectado por la sentencia que anula su planeamiento, han tenido que elaborar toda una documentación específica que permita su construcción.

Este borrador está redactado por la empresa, sabiendo que la situación jurídica del terreno es peculiar e "impide que, en la actualidad, esta mercantil no pueda materializar el aprovechamiento urbanístico". Con esta modificación puntual tratan de dar legalidad a esta parcela.

La historia de este sector se remonta a hace más de dos décadas, con el acuerdo de su programación. Pero su problema con la Justicia es más reciente. En 2014 el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) anulaba este plan parcial, que se redactó cuando aún estaba vigente la antigua Ley Reguladora de la Actividad Urbanística (LRAU). Dos años después, lo ratificaba el Tribunal Supremo, lo que dejaba fuera de ordenación estos terrenos, que están prácticamente desarrollados en su totalidad, a falta de un par de parcelas.

El origen de todos los problemas viene cuando en 2002 el pleno aprobó el Plan Parcial de Mejora 2 del sector PP-1 Cales i Atalaies con mayoría simple por la ausencia de un concejal del PP, y por tanto, no con la mayoría absoluta necesaria. A continuación, la resolución del Consell fue favorable, sin embargo, ambas resoluciones quedaron anuladas en 2006 por el TSJCV. El Consistorio trató de arreglarlo aprobando con mayoría absoluta el mismo texto que cuatro años antes, y con carácter retroactivo. Pero fue entonces cuando en 2014 se dictó sentencia en contra.

Foto: PEPE OLIVARES.

Esto implica que el Ayuntamiento no puede otorgar ningún tipo de licencia que no sea para el mantenimiento de la zona para evitar el deterioro de lo ya construido.

Por ello, el Consistorio ha preferido que se haga la consulta pública para conocer si hay posibilidad de otorgar licencia para iniciar las obras de este nuevo edificio en caso de que el proyecto encaje en la ciudad. Con todo, el concejal de Urbanismo indicó que se está elaborando un Plan de Reforma Interior que podría estar terminado para dentro de medio año con el fin de dar legalidad a todo el sector, que abarca también al suelo del Atrium Beach.

Proyecto fallido por el estallido de la burbuja

Como se decía, el solar ya tiene una estructura debido a que anteriormente se inició la construcción de un edificio, que finalmente quedó incompleto por la quiebra de las empresas. En esta ocasión, con un combo maldito: tanto al constructora como la inmobiliaria. La valenciana Grupo Coresol – de la conocida familia Soler Giménez– entró en liquidación, culminándose hace un año. 

Mientras que la constructora alicantina Nuepro entró en concurso de acreedores. En su momento, la empresa salió a la palestra por ser la primera mercantil de gran envergadura en este sector que presentaba suspensión de pagos, allá por el 2008 cuando la crisis inmobiliaria daba sus primeros pasos y que terminaría sumiendo en una depresión económica para el país.

Foto: PEPE OLIVARES. 

Noticias relacionadas

next
x