entrevista. carlos gonzález, alcalde de elche (PSOE)

"En esta crisis hay que defender con uñas y dientes los proyectos de dinamización económica, Edificant o pedanías"

11/05/2020 - 

ELCHE. Con unas cifras de paro registradas la pasada semana de abril, recibiendo otro golpe tras las de marzo, ambas de las más altas desde hace cinco años, el municipio ilicitano sigue intentando capear el temporal que supone la pandemia. Desde el Ayuntamiento se han aprobado ayudas por valor de 5,4 millones de euros con una modificación presupuestaria, mientras que desde la oposición se siguen pidiendo más medidas para el comercio y la hostelería, en distintos ámbitos. También desde el propio sector, que se ha organizado por la disconformidad con cómo se iba a organizar la ahora fallida Fase 1. De estas cuestiones, y de la posible afección a proyectos de legislatura o la reducción de ingresos, habló Alicante Plaza el pasado martes. 

- En primer lugar, ¿qué balance hace de las cifras del paro que se han conocido hoy (2.122 parados en abril y 2.286 en marzo? Son las peores desde 2015… 

- Son unas cifras duras y preocupantes, la consecuencia de la caída brutal de la demanda y la producción que se ha generado como consecuencia de la pandemia. Ahora tenemos que trabajar para reconstruir nuestro tejido económico y para que haya una recuperación lo más rápida posible del empleo destruido.

- ¿Hay preocupación a nivel de cómo pueda afectar a sectores estratégicos locales como calzado, turismo o servicios, sectores clave para la ciudad? Sobre todo las empresas pequeñas y medianas van a sufrir estos meses.  

Indudablemente. La cifra en su conjunto preocupa en términos absolutos. Es preocupante la incidencia en los sectores donde hacen más mella en servicios, turismo e industria, motores de la economía de la ciudad. Un incremento tan sustancial del paro preocupa por lo que representa para las personas y para la estructura y la dinámica de prosperidad de crecimiento económico de la ciudad. Primero tenemos que trabajar el ámbito de las personas.

Estamos trabajando con los sindicatos, Cedelco, representación de la CEV en la ciudad y recientemente he tenido reunión con las asociaciones de comerciantes y la tendré en breve con AESEC. Hay contacto permanente para tomarle el pulso a la realidad y los elementos que puedan coadyuvar, o contribuir a esa reactivación.

- Viendo los datos de marzo y abril, sobre todo ha afectado a Servicios e Industria, ¿se está trabajando en algún plan a largo plazo para cambiar la dinámica, más allá de las medidas de Reactivat Elx?

Han tenido mucha relevancia este plan, pero quiero recordar que las ayudas forman parte para la reactivación firmada con los agentes sociales; que tiene un eje económico, social, sobre el que se descansan más medidas. Probablemente este sea un exponente muy visible, pero no será el único.

- ¿Habrá un segundo plan de ayudas? ¿Cuándo y cómo?

La emergencia económica tendrá un recorrido, las administraciones públicas tenemos que ir adoptando medidas en función de la evolución de la emergencia, situación económica de la ciudad. Este acuerdo de llegar a 10 millones contempla una oleada de medidas. Tendremos que ir modulando la respuesta municipal a medida que se vayan manifestando y concretando las consecuencias económicas de la pandemia. No es una foto fija; ni la situación socioeconómica ni tampoco la respuesta municipal, tienes que adaptarte. Como hicimos al principio hablamos de la tasa de mesas y sillas, intensificando precisamente al advertir la gravedad y la repercusión sobre este sector de actividad. La evolución de la pandemia hace que la respuesta se pueda modificar.

- La apertura de las terrazas, cómo se está trabajando en ello, cuánto se podrán ampliar? 

Es muy acertada la medida de aumentar al 50%, acerca al umbral de rentabilidad las medidas económicas, y abundar más en la situación es autorizar la ocupación de una mayor superficie para que permitiendo distanciamiento haya más capacidad.

- También está la sentencia del Tribunal Supremo sobre la accesibilidad de las terrazas…

Tendremos que ir modulando la respuesta municipal a medida que se vayan manifestando y concretando las consecuencias económicas de la pandemia


Hay que apostillar un límite racional sin que represente un obstáculo o limitación accesible. Debemos optimizar al máximo el espacio público y el disfrute de los ciudadanos. Habrá que analizar caso a caso, tenemos una normativa de referencia pero el criterio es flexibilizar al máximo la ordenanza, junto con la del Supremo, para posibilitar el uso lo máximo posible. Además, por lo que significan en términos de empleo y en términos de vida y convivencia, no solo de economía sino también como elemento que favorece la convivencia en el espacio público. Estos días estamos viendo cómo cambia la fisonomía de la ciudad sin terrazas, tiene un doble valor el uso de estas.

- ¿Ha faltado diálogo por parte del Gobierno con el sector, vista la reculación y sus declaraciones de hace unos días? 

Se han tomado medidas extraordinarias, a veces hace que sea necesario repensar las medidas adoptadas, y es producto de una coyuntura muy compleja. Normalmente para aprobar medidas se aprueban con periodos de consulta mayores, pero en este caso se toman prácticamente en tiempo real. Creo que lo que demuestra el Gobierno, en positivo, es que cuando toma una decisión sabe escuchar a los sectores y tomar nota de ese sentimiento y reacciones que se producen en la sociedad. No es dogmático y sabe escuchar a la sociedad. Es muy difícil tomar decisiones tan rápidas y mantener a la vez el diálogo. También ha habido algún ejemplo estridente con los niños, ahí se ha demostrado buena cintura y buen oído y saber flexibilizar las decisiones.

- ¿Y con la oposición a nivel local? Sigue habiendo exigencias. 

El Gobierno hace un esfuerzo, un trabajo serio de dar participación. Nos reunimos todas las semanas en la Junta de Portavoces con la finalidad de informar de las principales decisiones y compartir con ellos las más relevantes, y escuchar y aceptar los planteamientos y propuestas que se hacen. Vamos a abrir una mesa de trabajo con la oposición para analizar un conjunto de medidas de corte socioeconómico en relación con el sector de la hostelería y otros sectores económicos. El Gobierno municipal hace un esfuerzo de diálogo y de abrir espacios para la participación y por eso agradecí el diálogo en el pleno telemático. Hemos de ser capaces de aparcar las discrepancias partidistas, lógicas, pero que no tienen sentido ahora. Lo cual no exime que haya crítica. Pero ahora favorecemos un entorno de participación, hay que darle juego a la oposición.

- Ahora mismo hay muchas demandas por parte del sector hostelero y comercial a nivel local. ¿Cómo se está trabajando con ellos para la reapertura? ¿Se va a ir más allá de la ampliación de las terrazas?

Hemos hecho un esfuerzo fiscal de casi un millón de euros para llagar a entre 600 y 700 negocios. El sector se está asociando, hablo por WhatsApp con ellos con frecuencia para que nos reunamos y nos reuniremos esta semana, así como con el resto del sector para escuchar sus propuestas para ver cuáles son viables y cuáles se pueden apoyar. De momento tenemos que movernos con sentido común. Algunas que se piden no son locales, como la modulación de los ERTE, como pide la Generalitat, para que no solo se sujeten en el  estado de alarma, sino que se amplíen. Puede ser un auténtico salvavidas, sobre todo para el turismo y otro subsector, la hostelería.

- Hoy pedía CCOO más ayudas directas a trabajadores, ¿se las van a conceder? La Generalitat lo ha hecho con los afectados por los ERTE.

Se lo he trasladado directamente a los agentes sociales. Hay que tener una visión global de las administraciones públicas. El Gobierno está ultimando una renta mínima vital. Creo que, y habrá escuchado a Oltra, se está trabajando en la renta activa de inserción de la Generalitat, habrá que coordinarla con esa mínima vital. Hay que ver qué medida adopta el Gobierno y luego ver qué sectores quedan desprotegidos, cuáles quedan fuera de esa red de protección y actuar en base a ello. Tenemos una red y medidas, un eje de las ayudas de emergencia social: de ayudas a 400 familias al mes hemos pasado a más de 1700. Y luego estamos dando un millar de prestaciones económicas individualizadas. Tenemos nuestra propia prestación mínima. Así pues, hay que hacer un reflexión una vez entre en acción esa renta mínima, tenemos que proteger a los que se queden fuera de esa malla de protección social. Respondiendo a la pregunta: Sí, con condiciones.

- ¿Hay ya cálculos de cómo afectará estas medidas a los ingresos a final de año? ¿Pondrá en peligro alguno de los proyectos planteados para este año o durante la legislatura?

Van a representar una merma de ingresos este ejercicio y al menos en el siguiente. En impuestos municipales (IBI, IAE, IVTM), se mantendrá más o menos estable, pero en tasas habrá una disminución de ingresos, así como en el transporte o en servicios públicos que han estado cerrados. Pero en los impuestos municipales los ingresos suelen ser estables, queda por ver cómo afecta a los impuestos vinculados a la construcción. Puede que baje la disminución de ingresos, como la plusvalía, muy sensible al ciclo económico y las licencias de obras. Habrá que reajustar presupuestos.

Hay que hacer un reflexión una vez entre en acción esa renta mínima y la de inclusión, tenemos que proteger a los que se queden fuera de esa malla de protección social


En cuanto a los proyectos, hay algunos afectados, se mirará con detalle. Los que no se pararán serán los proyectos de dinamización económica, como la ampliación de Elche Parque Empresarial, el Campus Tecnológico, los Edusi o el Centro del calzado, entre otros; tienen que ser pilares fundamentales. Y luego otros como el Palacio de Congresos tienen que ser proyectos que intentar preservar y sacar adelante con uñas y dientes. Luego Edificant y plan de pedanías, otros que hay que preservar contra viento y marea.

- Con la fase 1 llega el momento clave en la desescalada. ¿Cómo se va a desarrollar en Elche? ¿Por departamentos de Salud, será desigual?

He pedido a los concejales de las áreas que estudien el plan para la transición hacia la nueva normalidad y que aterricen esa normalidad en el ámbito de nuestras competencias desde el momento en el que se conoció. La ciudad al completo tiene que ser considerada por un único departamento al ser una unidad invisible y que los datos entre ambas partes son muy semejantes. Aunque estemos separados por el río no se puede considerar de otra forma. Tengo dudas en este momento de si ha desechado la propuesta del President (desescalada por departamentos) que nosotros hemos apoyado. Creemos que lo mejor es que sea con la unidad territorial para la ciudad.

- ¿Cómo afectará a las playas la desescalada? ¿Se está trabajando de alguna forma?

Se podrán abrir en la fase tercera quienes estemos en ella. Hay una idea, para nosotros tiene que haber un doble objetivo, abrirla en su fase, que corresponderá con el inicio del verano y abrirlas con seguridad. Me consta que la Generalitat ha empezado a trabajar para diseñar un modelo de uso seguro de las playas en la Comunidad. Estamos volcados en esa dirección para utilizar nuestros 10 km de playas.

- ¿Y  finalmente con las fiestas qué pasará? ¿Se utilizará una fórmula mixta? ¿Habrá mascletaes? ¿Posibilidad de dar marcha atrás en alguna de las decisiones tomadas? 

Mantengo el razonamiento, en este momento hay que ver la evolución sanitaria, y ver en función de esa evolución, qué actividades de las fiestas pueden realizarse. Quizá en este momento sobre algunos de esos elementos. Respecto al mantenimiento o la suspensión, hay que tomarlas con más precaución. Del mismo modo que en València no saben si hay fallas, tenemos que gestionar esa lógica ansiedad con frialdad y esperar a tomar la decisión con la mayor información posible dentro de unas semanas.

Noticias relacionadas

next
x