se contempla bonificar la tasa de ocupación en 2021

La propuesta para ampliar terrazas en Elche partirá del hostelero: único requisito, garantizar seguridad y accesibilidad

8/05/2020 - 

ELCHE. Tras ser uno de los primeros municipios del entorno en anunciar que iba a permitir la ampliación de las terrazas para que la ya extinta restricción del 30% —ahora en el 50%— en la fase 1 de la desescalada supusiera algún ingreso más, el municipio ilicitano ya ha delimitado cómo será esa ampliación, a falta de que el Gobierno establezca en los próximos días. La propuesta de ampliación la realizará el hostelero en cuestión y no el Ayuntamiento. Los técnicos de Aperturas tendrán que ver si es asumible o no la propuesta y los únicos requisitos serán garantizar la seguridad y accesibilidad. Cada mesa deberá tener una separación de dos metros, como recoge el decreto del Gobierno.

Así, aquellos establecimientos con terraza que tengan su correspondiente licencia ya pueden solicitar la ampliación de la misma a través de un formulario a través de la administración electrónica ilicitana. Con él se establecerá un procedimiento para autorizar un permiso de carácter transitorio y excepcional para la ampliación en cuanto sea posible, previa revisión de los técnicos municipales. Una vez reciban el informe favorable, podrán proceder a la actuación.

La idea que hay desde el Ayuntamiento, explica la edil de Aperturas Ana Arabid, es que se realice con "criterios flexibles". De hecho, no se han establecido normas referidas a los metros ocupables o número de sillas y mesas permitidas. El propietario o representante del negocio tendrá que indicar los datos y ubicación del establecimiento, así como un croquis o foto del espacio, que será lo que analice Aperturas, que se encargará de analizar caso a caso. Según la concejal, esta actuación puede llegar a en torno a 600 o 700 locales de la ciudad, y se espera que lo soliciten todos los que tengan terrazas.

Aunque se puede solicitar ya la ampliación, esta no se ejecutará hasta que empiece la Fase 1 a partir del lunes, y la misma decaerá cuando cesen las restricciones de ocupación. Las que más fácil lo tienen serán las que estén en espacios públicos amplios y plazas, ya que para las que están al borde de la calzada, con anclaje o tarima, será primordial que se pueda garantizar la seguridad. Con todo esto, además todas las terrazas tendrán que lidiar con una separación de dos metros entre mesa y mesa. Y a ello habrá que encajar la última ordenanza aprobada en la que el Supremo exigía que las terrazas no estuvieran pegadas a la fachada. Aunque el portavoz Héctor Díez apuntó que dada la excepcionalidad de la situación, "todos han de ceder". 

Posibilidad de bonificar las terrazas en 2021

Por otra parte, ya se ha modificado la ordenanza de mesas y sillas añadiéndole una disposición transitoria sobre la eliminación de la tasa de 2020. Tanto a establecimientos que ocupan las terrazas como a los mercadillos de venta no sedentaria. Como ya se ha comentado estos días, esta medida supondrá que las arcas municipales dejarán de ingresar 900.000 euros en 2019. La tasa queda suspendida hasta el 31 diciembre de 2020. 

La ordenanza tendrá que pasar por pleno para que se apruebe en la sesión de este mes de mayo. Además, dependiendo de cómo vayan los ingresos para el próximo ejercicio, el equipo de gobierno ya se está planteando la posoibilidad de reducir el precio de esta tasa el próximo año. Es lo que se había acordado para el presente curso antes de que se decidiera eliminar la tasa.

Noticias relacionadas

next
x