Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La rentabilidad de los establecimientos apenas alcanza 47,66 euros por habitación  

Septiembre logra una ocupación turística del 53,5% en Elche, 31,1 puntos por debajo del dato de 2019

14/10/2020 - 

ELCHE. El último mes del verano ha sido decepcionante para el turismo ilicitano. Al igual que sucedió en julio y agosto, la tasa de ocupación se ha situado muy lejos de lo esperable en un año normal. En este caso, apenas un 53,5%, el valor más bajo de entre los meses de 2020 en los que el turismo ha estado abierto, por debajo incluso de enero. La comparación con septiembre de 2019 marca una pérdida de 31,1 puntos porcentuales. Este dato hay que matizarlo además añadiendo que una cuarta parte de la planta hotelera permanece cerrada.

Tampoco ha salido bien parada la rentabilidad de los establecimientos. En septiembre de 2019 el ingreso medio por habitación disponible (revpar) fue de 55,05 euros y en esta ocasión apenas ha llegado a 47,66 euros.

La mala evolución de la pandemia y las recomendaciones de algunos países de no viajar hacia España ha dado lugar nuevamente a un predominio de los viajeros nacionales (77,0%), mientras que los procedentes de fuera de España han supuesto el 23,0%.

La ausencia de eventos deportivos o culturales en la ciudad ha supuesto que los únicos momentos con una demanda algo mayor hayan sido los fines de semana, que sin embargo no han dejado tampoco cifras significativas.

Las perspectivas para octubre no mejoran

Las limitaciones de movilidad establecidas para la Comunidad de Madrid añaden pesimismo a unas previsiones poco esperanzadoras. Dejada atrás la época estival, el sector sigue ante un panorama sombrío, dada la delicada situación sanitaria que atraviesa el país, la constante llamada a evitar desplazamientos y la inexistencia de eventos con capacidad de movilizar visitantes.

AETE mantiene, sin embargo, la necesidad de llevar a cabo un esfuerzo promocional dirigido fundamentalmente a la demanda de proximidad. A este respecto, la asociación valora muy positivamente la iniciativa del bono turístico promovido por el gobierno de la Comunitat Valenciana. Esperamos que esta medida incentive los viajes dentro del territorio valenciano y alivie algo el desesperanzador escenario en el que nos movemos.

Noticias relacionadas

next
x