países como turquía se han beneficiado de la situación

Radiografía del calzado: 2021 año de recuperación y crecimiento en el Este, dudas por el contexto internacional 

16/05/2022 - 

ELCHE. La industria del calzado prepara una vez más la gran cita comercial del año con la feria de Milán el próximo mes de septiembre, en la que la Federación de Industrias del Calzado Español (Fice), espera llegar a los 90 expositores, teniendo ya 70 confirmados. Una buena cifra, aunque aún es la mitad (como en la propia feria) de la habitual antes de la pandemia. Una crisis, la de la covid, a la que ha seguido la inflación derivada de la misma por la apertura de la economía, lo que ha generado un efecto en cadena con los precios de la energía y las materias primas. Para rematar, la invasión rusa en Ucrania. Un contexto internacional complicado y con incertidumbre, aunque el sector ha ido recuperando niveles de exportaciones paulatinamente y en algunos lugares los ha mejorado. Si bien aún queda para llegar a los niveles de 2019, ha habido crecimientos importantes en el Este, EEUU o China, entre otros datos a analizar.

Así pues, el sector aspira a superar las 68 empresas españolas que representaban un total de 81 marcas, el grueso, una vez más, ilicitano, siendo 40 de la Comunitat Valenciana. Cifras que van mostrando síntomas de mejoría, aunque muy lejos de los 214 expositores de todo el país en septiembre de 2016, el mejor registro reciente. En la parte positiva, 2021 ha sido en global un año de recuperación, con un valor de exportaciones de 2.597 millones de euros (+11% sobre 2020) de 150 millones de pares (+14% sobre 2020), un 6,4% por debajo de las exportaciones de 2019, aunque aumentaron fuera de la Unión Europea con un 9,5% en valor y las intracomunitarias un 12%, lo que representa un 76% del total.

La pandemia golpea algunos mercados y mejora mucho otros

En este sentido, destacan incrementos de más del 20% respecto a los datos de antes de la pandemia en países como Polonia, China, Países Bajos, Rusia (antes de la invasión), Turquía, Suiza, Suecia, Irlanda o Israel. Se puede decir que la pandemia ha afectado de forma desigual según el país; en unos se cerraron oportunidades, en otros se abrieron. Por ejemplo en Estados Unidos se sufrió al inicio de la pandemia a pesar de ser una economía muy flexible donde cierran y abren negocios más rápido, aunque en 2021 ofreció muy buenos datos (+20, 7%) y con importantes cifras también de calzado infantil. 

Aunque donde más se notó el parón de pandemia fue en Reino Unido, donde se lleva perdiendo mercado constante desde el Brexit, exportando prácticamente la mitad (-38% con respecto a 2019), aunque hay algún indicador positivo como como el aumento del 1,7% de la exportación de calzado en piel, lo que supusieron 73 ,2 millones en 2021. También se resintió mucho el mercado en Japón, donde la desaparición del contacto físico complicó mucho la actividad por barreras como el idioma. Hubo momentos en los que incluso no hubo contacto, señalan desde el sector. Asimismo, en Corea del Sur ocurrió algo parecido, con resultados pobres a pesar de los esfuerzos de la industria por promocionar y posicionarse allí. 

Turquía, uno de los grandes beneficiados: pesca gigantes como Inditex

En definitiva, una pandemia que golpeó fuerte al sector, aunque con los últimos datos de año completo, los de 2021, con respecto a 2020 aumentaron las exportaciones a todos los principales mercados salvo Reino Unido, México, Canadá (a pesar de su entrada en el tratado de libre comercio), o Japón. Y ese gran crecimiento por encima del 20% viene de Estados Unidos, China, donde se adquiere zapato de alto valor, como ocurre con Países Bajos; Irlanda, Israel, Hong Kong o Emiratos Árabes Unidos. También Turquía, del que desde Fice se señala que es un mercado creciente con ventas cada vez más importantes, ya que es uno de los principales beneficiados de la crisis, pues muchas grandes marcas se han desplazado allí para fabricar, como es el caso de Inditex.

El norte o centro de Europa crece; en el sur cuesta más recuperar

Dado el contexto, desde la Generalitat Valenciana también se está trabajando con el Icex para intentar que el sector profundice mejor en mercados hasta ahora no tan explotados como Japón, Australia (para poder combatir la estacionalidad), o Nueva Zelanda, y seguir apostando fuerte por Estados Unidos. A modo de reflejo, en él, que es uno de los que más creció en 2021, con un +20,7%, la cifra es de -18,7% de exportaciones con respecto a 2019, y eso siendo el primer cliente fuera de la UE, y quinto en total. Aunque en algunos países han mejorado números pero aún lejos de cifras prepandémicas como el caso de Portugal, con el que hay mucho comercio, las cifras son de +13,5% en 2021, frente al -9,7%. Sin embargo, hay un aumento brutal en países como Israel, +43% en 2021 y +26% sobre 2019; en Irlanda 63,6% en 2021 y +19% sobre 2019; en  Turquía +23,3% y +33,6%; en Países Bajos +24,3% y +15,5%; en China +29,5% y +32%...

Como reflejan algunos datos, Europa ha estado más contenida por la renta, sobre todo en el sur, mientras que en el Norte y el Este está habiendo datos mucho más positivos. Se han recuperado mercados y se está creciendo en otros a pesar de la contracción en Japón, Reino Unido, Canadá o México. Francia sigue siendo el principal cliente del calzado español, con un valor de 447,6 millones en exportaciones en 2021, un 10,2% más el año pasado, pero todavía un -1,5% respecto a 2019. En Italia, segundo cliente, lo mismo, 326,6 millones, un 17,1% más en 2021, pero un -3% sobre 2019. Por todo ello, se quieren aprovechar los fondos europeos con proyectos como los de economía circular para apostar por diferenciación del producto hacia uno más sostenible, así como ahorro de costes para una mayor competitividad. 

Noticias relacionadas

next
x