X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

"Quiero dar las gracias a Germán Antón"

29/10/2018 - 

ALICANTE. Ocurrió el pasado 1 de agosto en la sala de prensa del estadio José Rico Pérez. "Quiero dar las gracias a Germán Antón", decía el consejero delegado de TM Grupo Inmobiliario, Pablo Serna, al inicio de su comparecencia en el acto en el que se oficializó la renovación del acuerdo de patrocinio de la inmobiliaria torrevejense con el Hércules.

Antón, presente en el acto, había cerrado con Serna una esponsorización que solo una semana antes estaba en el aire. El entonces presidente del club blanquiazul, Quique Hernández, y el director general, Carlos Parodi, acompañaban ese día al consejero delegado de TM, tomando a continuación la palabra el primero para responder a las preguntas de la prensa sobre el acuerdo que se estaba presentando y también, junto a Parodi, negar a Alicante Plaza que se le hubiese notificado al Hércules el señalamiento por parte del Tribunal General de la Unión Europea de la vista sobre la demanda de nulidad contra la Decisión de Recuperación, un acto de juicio que tal y como avanzaría este medio se celebró en Luxemburgo justo mes y medio después, concretamente el 14 de septiembre.

Pocos parecían sospechar en ese momento que el club blanquiazul sí conocía la inminente celebración de esa vista, pero menos aún que Hernández ya había presentado una primera dimisión y que poco más de dos meses después lo iba a hacer ya por tercera vez y de manera "irrevocable": en su despedida, el dimisionario señaló precisamente a Germán Antón, a "las barbaridades" que según su versión se cometían en el club "con el consentimiento" de Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez y a la "pérdida de confianza" en él por parte de estos dos. También aludió Hernández a la falta de 'feeling' con el empresario vasco que, casualmente, asistía acompañado de Antón el pasado sábado al partido del Hércules en Lleida...

Hace más de una década que Germán Antón gestiona la mercadotecnia del club, una función que debe generar significativos ingresos a juzgar por el respaldo que tiene de Ortiz y Ramírez. Se desconoce el tipo de relación que mantiene Antón con el Hércules (laboral o mercantil) o alguna de las sociedades vinculadas a la entidad de manera directa como Enrique Ortiz e Hijos, uno de sus accionistas de referencia y propietario de la marca "Hércules de Alicante", o indirecta como Aligestión Integral, anterior propietaria del Rico Pérez y de la marca "Hércules Club de Fútbol SAD". Probablemente Antón contribuye a que sea menor la cantidad de dinero que los dos empresarios tienen que inyectar en la tesorería del Hércules a 30 de junio para que este convierta en negros los números rojos. El problema es que también se desconoce a qué "barbaridades" se refería Quique Hernández (no quiso entrar a detallarlas), por no hablar de la postura del club respecto a lo anterior y la "dimisión irrevocable" del que era su presidente (ni un mísero comunicado ha habido al respecto, pese a que una fuente más que autorizada llegó a asegurar que lo habría y "desmintiendo punto por punto" a Hernández) y quién será el nuevo presidente y/o estampará su firma tanto en la convocatoria de la Junta General de Accionistas que el club fijará en las próximas semanas como en las cuentas a aprobar. 

"This is Hércules", si ya lo dijo Planagumà.

Noticias relacionadas

next