Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

tribuna invitada / OPINIÓN

¿Quién gana y quien pierde en el barrio de San Antón de Elche?

16/04/2017 - 

El barrio de San Antón es un barrio emblemático del municipio de Elche que en los últimos años ha sufrido un gran deterioro y abandono por parte de los diferentes gobiernos, tanto del PSOE, Partido Popular y ahora el tripartito formado por PSOE, Compromís y Partido de Elche. Sus vecinos y vecinas cuentan que siempre fue un lugar muy apacible y amable donde vivir con sus familias y criar a sus hijos e hijas. Pero llevan años sufriendo los ataques a su barrio como cuando derribaron el centro social siendo un edificio construido hacía pocos años, cerrar el colegio Carlos III, llevarse el mercado de frutas y verduras a otra zona o sacar la parada de bus fuera del barrio. Una clara intencionalidad de dejar sin servicios y apartada a una parte fundamental de la ciudad de Elche con motivos bastante oscuros.

San Antón siempre ha sido una subasta de votos por parte del bipartidismo y se recuerda en el barrio cada vez que se acercaban las elecciones y allí estaban los políticos de turno prometiendo que todo el mundo tendría una casa nueva y gratis. Pero muchos años después ya han despertado de ese sueño de promesas que regalaban sus oídos y la realidad es muy distinta.


Los edificios del barrio están en las mismas condiciones o incluso mejor que otros de Carrús, Toscar, Palmerales, Pla o Altabix, que necesitan de ayudas para rehabilitarlos. Elche tiene muchos edificios en mal estado como se comprobó con el derrumbre hace un año de un edificio en el barrio de Carrús, pero San Antón no está en esa situación.

El proyecto de este equipo de gobierno junto con PP y Cs pasa por construir varios bloques nuevos de cientos de viviendas con dinero público (más de 20 millones de euros) a precios que oscilan entre los 18.000€ y los casi 40.000€ para quien pueda pagar, porque hay muchas familias, viudas y demás personas que por sus bajos recursos económicos no podrá acceder a esas viviendas nunca. Así que podrán comprar esas viviendas nuevas propietarios del barrio que tengan ese dinero o le den un préstamo hipotecario, bancos que tienen en propiedad varias viviendas por desahucio, multipropietarios que ni siquiera viven en el barrio y compraron para especular e incluso inmobiliarias, todo eso pagado con el dinero de todos y todas cuando con lo que ha costado el primer bloque de 72 viviendas se podría haber rehabilitado todo el barrio como quiere la mayor parte de las personas que lo habitan.

Las familias que no puedan adquirir esas vivienda nuevas están abocadas al abandono total, quedándose en escaleras sin casi vecinos ni vecinas por lo que no podrán pagar el suministro de luz de la comunidad como ya está ocurriendo en varios bloques que están a oscuras, con la problemática de okupas y con vivienda viejas y en mal estado que no pueden rehabilitar porque el Ayuntamiento se encargó de que así fuera. 

No hay ningún plan ni desde Conselleria ni desde el Ayuntamiento de Elche para toda esa gente se quedará fuera, excluida y sin ninguna alternativa de tener una vivienda en condiciones y digna donde vivir. Ahí está el quid de la cuestión, a las persona que menos tienen las dejan tiradas, nada nuevo.

José Vicente Bustamante
Secretario General de Podemos Elx

Noticias relacionadas

next
x