X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

para favorecer el relevo en la cúpula del partido

Pepe Císcar dimite como presidente provincial del PP y cede el mando a Eduardo Dolón

18/06/2019 - 

ALICANTE. El presidente provincial del PP de Alicante, José Císcar, ha presentado su dimisión esta tarde en el transcurso de la junta directiva y comité ejecutivo del partido. Císcar se aparta de la presidencia de la formación en la provincia, aunque mantendrá su escaño como diputado autonómico, y cede el control del partido de forma interina al nuevo alcalde de Torrevieja, Eduardo Dolón, que hasta ahora ejercía como secretario general en la provincia.

Dolón será el encargado de pilotar el partido hasta el próximo congreso provincial, en el que se elija la nueva dirección. Según han explicado fuentes próximas, se trata de una decisión meditada y que el presidente provincial saliente ya había llegado a plantear en su momento al todavía presidente en funciones de la Diputación, César Sánchez, tras los comicios del pasado 26 de mayo. Una vez garantizada la presidencia de la institución provincial en la persona de Carlos Mazón, y con Sánchez en el Congreso y Génova, el dirigente popular ha decidido apartarse para favorecer el relevo generacional en el próximo congreso, al calor del nuevo mapa de poder municipal de la formación.

De 58 años, Císcar ha sido alcalde de Teulada, delegado del Consell en Alicante, conseller de Educación, vicepresidente de la Generalitat y conseller de Presidencia durante la etapa de Alberto Fabra, además del presidente provincial de los populares.

Le reemplaza al frente del PP provincial Eduardo Dolón, que hasta ahora era secretario general provincial, puesto que ahora pasará a ostentar el alcalde de Benidorm, Toni Pérez.
 

En declaraciones a los periodistas, Císcar ha explicado que se trata de una decisión personal que tenía tomada desde hacía tiempo y ha añadido que, tras siete años, era el momento de "cerrar una etapa y un ciclo" una vez que se han constituido los ayuntamientos y que "la negociación para la presidencia de la Diputación (con Ciudadanos) está encarrilada".

 Ha insistido en que ha querido marcharse para "predicar con el ejemplo" en su repetido discurso de "regeneración y renovación" de la actividad política y ha recalcado que el PP alicantino queda ahora "en buenas manos" con "una sucesión natural" en la persona de Eduardo Dolón.

 "Necesito algo más de tiempo para mí, para mi vida personal", ha repetido Císcar, para rechazar que esta decisión esté vinculada a los resultados de las últimas cuatro elecciones, el 28 de abril y 26 de mayo.

 A partir de ahora, continuará en Les Corts Valencianes como portavoz del PP en la comisión de Agua y de Justicia, donde ha prometido que defenderá "los intereses de Alicante: Sé muy bien qué necesita la provincia".

Por su parte, la presidenta regional del PP, Isabel Bonig, ha calificado de "emocionante" la despedida de Císcar y ha confesado que ha sentido especialmente el adiós tanto de él como de Javier Moliner, de Castellón.
Ha destacado de la etapa de Císcar que ha impulsado la "renovación, la regeneración y las primarias" y le ha expresado su "gratitud y reconocimiento".

Para Bonig, en referencia implícita a la Diputación de Alicante, la provincia hará de "contrapeso a las políticas del Consell" en el próximo mandato, y ha recomendado al president valenciano, Ximo Puig, que asuma en primera persona la renovación "que tanto predica el PSPV-PSOE"

Noticias relacionadas

next
x