Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

PBC Coworking-Genion Lab se desconfina con un entorno especialmente protegido y renovado

28/05/2020 - 

PETRER. Desde comienzos de mayo el espacio de coworking de PBC-Genion Lab se ha convertido en un lugar de trabajo especialmente protegido. Han aplicado estrictas medidas de seguridad e higiene en el centro de trabajo y habilitado dos despachos especiales para equipos de 5 y 8 personas. Una reconversión de las instalaciones para un regreso al trabajo, seguro, pero con puertas abiertas a seguir adelante. Con carácter general, cada semana se planifican las entradas y salidas y la reincorporación de todas las actividades que comporten algún tipo de riesgo se producirán en el último momento. 

De momento, el espacio que era un chill-out, La Terracica, se ha convertido en un espacio de trabajo exterior. Este lugar, reservado para despejar la mente y tomar un café en verano, ahora es una nueva zona de trabajo, que han ampliado para preservar la seguridad y la distancia. Otra de las medidas adoptadas es la de puertas abiertas, por ventilación y seguridad. Además, han incluido muchos carteles de seguridad e información en las instalaciones donde se recuerda, por ejemplo, que se salude a los compañeros con un gesto desde una distancia prudencial. 

El nuevo horario de trabajo va desde las 9 horas hasta las 19 horas. Los coworkers que llegan al espacio de trabajo tienen un kit de desinfección en la recepción y, ahora, la correspondencia y los paquetes de correos se acumulan en una estantería para que cada persona lo pueda recoger con el menor contacto posible.

Cada planta para necesidades distintas

En estos momentos, la primera planta está reservada, con acceso exclusivo, a coworkers. La idea es proteger estas áreas de trabajo. Por este motivo, las visitas tienen una vía de acceso alternativa que conduce a la segunda planta. En la primera planta, tanto accesos, como aseos y habitaciones son exclusivas para coworkers y señaladas con carteles informativos. 

Así, en la segunda planta, donde pueden llegar visitantes, está la zona de cafetería, de uso común, donde solo puede estar como máximo cuatro personas a la vez y donde únicamente queda, de uso común, la cafetera con vasos desechables. Quienes comen allí llevan su propia vajilla y termos y se la llevan a casa al final de la jornada. Todas las superficies están despejadas y sigue disponible el filtro de agua. 

En general, en todo el entorno hay algunas mesas marcadas con un aspa roja que no pueden ser utilizadas. O bien se han convertido en zona de paso, o bien están así para respetar la distancia de seguridad. Cuando a principio de mayo abrieron de nuevo las puertas, unas 10 personas volvieron al espacio de trabajo. Semanas después son más personas las que llegan, contando también con las del proyecto El Teixidor de PetrerEmprende.

En el área de despachos se ha hecho una reubicación de equipos en una zona segura y en el espacio para El Teixidor han aunado espacios con una marcada distancia de seguridad. El aforo, ahora es de la mitad. Por otra parte, la sala Academy Lab donde solían hacer conferencias ha variado su uso hasta que vuelva la normalidad y en estos momentos sirve de gran espacio de trabajo pensado para equipos de unas 12 personas para quienes no puedan volver a sus oficinas aún pero necesiten un lugar conjunto. 

Noticias relacionadas

next
x