X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

los suqué-mateu, dueños del casino de barcelona, tienen opciones sobre un 25%

'Operación Kelme': el nuevo dueño chino podría tener un socio catalán, el Grup Peralada

2/04/2019 - 

ALICANTE. Los movimientos accionariales en la histórica firma deportiva Kelme, de origen ilicitano pero ahora en manos del gigante chino Yuanxiang, podrían no haber terminado. No solo porque el IVF, socio del fondo Tirant que intentó reflotar la enseña de la garra, esté interesado en colocarle la parte que todavía controla al nuevo socio mayoritario. El holding catalán Grup Peralada, propiedad de la familia Suqué-Mateu, mantiene una opción de compra sobre el 25% de la empresa a través de un préstamo participativo concedido por su empresa Inverama, según ha podido saber este diario.

Los Suqué-Mateu son una de las sagas más prominentes de la burguesía catalana. Ocupan el puesto número 94 de la lista de 'Los más ricos de España' que anualmente elabora el diario El Mundo, con un patrimonio calculado en 530 millones de euros, y mantienen participaciones industriales en los más variados sectores. Así, son los dueños del Casino de Barcelona, y de otros siete casinos y hoteles en Cataluña y Latinoamérica, además de la fábrica de automóviles de lujo Hispano-Suiza, fundada por la familia en 1905. 

A estos negocios se suma la rama vitivinícola, con las bodegas Peralada, y otras incursiones en el sector alimentario. El grupo toma el nombre del castillo de Peralada, en la comarca de l'Empurdà, adquirido por la familia en los años veinte del pasado siglo. Bien relacionada tradicionalmente con las altas esferas en Cataluña (y particularmente con la familia Pujol), la familia ha situado a la segunda generación al frente del imperio empresarial, que arrojó un beneficio de 25 millones de euros el pasado ejercicio, y cuenta con 1.200 trabajadores.

Proyecto de inversión

La familia Suqué-Mateu podría convertirse en el sorprendente socio del grupo chino Yuanxiang, que a finales del pasado año convirtió en acciones la deuda comercial de New Millennium Sports (la nueva sociedad que explota la marca Kelme, tras la quiebra de la empresa original) para hacerse con el 80% del capital, valorado en unos 39 millones de euros. No en vano, Inverama, la sociedad que explota varios de los casinos de la familia, tiene concedido un préstamo participativo de 3 millones de euros al grupo Riva y García, que gestiona el fondo Tirant y participa del mismo, concebido como un proyecto de inversión para terminar convirtiéndose en accionista de New Millennium Sports. O lo que es lo mismo, de Kelme.

Outlet de Kelme en Elche junto a su antigua sede, hoy un centro de negocios de Soledad. Foto: PEPE OLIVARES

El préstamo seguía vigente a mediados del año pasado, cuando se aprobaron las últimas cuentas del grupo financiero, tras haberse prorrogado su vencimiento el año anterior. Las cláusulas del préstamo establecen que, al término del mismo, el Grup Peralada puede capitalizarlo para convertirlo en el 25% del capital de la empresa propietaria de la marca Kelme. En caso contrario, los citados 3 millones e euros devengarían un interés del 4%, que New Millennium Sports tendría que abonar junto con la devolución del principal. Una operación que la propia memoria de las cuentas anuales del grupo explica que "forma parte de un proyecto de inversión encaminado a que Inverama se convierta en accionista con el 25% del capital".

La entrada del socio chino, que se ha hecho con la mayoría del capital, no obstante, podría hacer cambiar de planes de la familia Suqué-Mateu. Este diario ha intentado en varias ocasiones en los últimos días conocer los planes del Grup Peralada al respecto, pero un portavoz de la firma se remitió a un correo electrónico que no ha sido contestado.

Nuevo impulso desde China

Mientras, como contó este diario la semana pasada, el IVF ofrecerá a Yuanxiang hacerse con su participación en el fondo Tirant y, por tanto, en New Millennium Sports, así como un acuerdo para que la firma salde toda la deuda que aún mantiene con el banco público de la Generalitat Valenciana, 5 millones de euros que se arrastras desde hace varios años. El nuevo dueño 'entró' en Kelme en 2015, al hacerse con la licencia de la garra para el mercado asiático y asumir desde ese momento la deuda por impagos en el gigante rojo. En 2017, Yuanxiang puso el dinero necesario para que Kelme fuera el patrocinador de Saski Baskonia y Deportivo Alavés con un acuerdo en torno al millón de euros para cuatro temporadas, que supuso la vuelta de la clásica enseña a la Primera División.

Tras la entrada de la compañía asiática, Kelme ha pasado a patrocinar también a Real Valladolid, Huesca y Rayo Vallecano —o el Elche en Segunda—, y ahora también vestirá a la selección turca de baloncesto. Obviamente, la compañía china está explotando la presencia de compatriotas en Primera División, como el delantero del RCD Espanyol Wu Lei , del que se han vendido más de 10.000 camisetas en su país de origen y más de 2.000 prendas del club catalán.

Noticias relacionadas

next