X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

vecinos denuncian el agravio comparativo con alicante

Malestar en Alcoy porque el Consell prohibió las hogueras y los fuegos artificiales en Sant Joan 

26/06/2017 - 

ALICANTE. Los vecinos de la localidad alicantina de Alcoy asistieron el sábado por la noche con incredulidad a la Cremà de los monumentos fogueriles en la capital alicantina, que se desarrolló sin incidentes a pesar de reunir a 300.000 personas. Sobre todo, porque 24 horas antes el Consell había vetado la quema de dos hogueras y el lanzamiento de un castillo de fuegos artificiales en la ciudad de los puentes, por el riesgo de incendio.

Cada año, con motivo de la noche de Sant Joan, varias asociaciones de vecinos de la ciudad alcoyana, como los de la Zona Norte, organizan sus propias hogueras: un monumento mucho más modesto que los que se plantan en Alicante, al que se prende fuego en la medianoche del 23 de junio para cumplir con la tradición del solsticio. Asimismo, se dispara un espectáculo de fuegos artificiales organizado por esa misma asociación vecinal. Este año no ha sido posible.

Según el comunicado de la Associació de Veïns de la Zona Nord, la prohibición del Consell llegó el mismo día 23 por la mañana. "Hoy se nos ha prohibido la cremà de la foguera a causa de una orden de la Dirección Territorial de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Local", señala el comunicado. Los vecinos manifiestan su "desacuerdo con esta decisión", y critican la "incompetencia del Gobierno local por no intentar convencer de la ausencia de peligro de la cremà de la foguera de la zona norte".

En este sentido, el comunicado pone de manifiesto la contradicción entre la prohibición de quemar dos hogueras en Alcoy (la segunda, en el barrio de Batoi) y la Cremà de 180 monumentos en la capital alicantina. "No entendemos cómo mañana (por el sábado) 180 fogueres serán quemadas en la ciudad de Alicante, no muy lejos de aquí y que depende de la misma Dirección Territorial". "Así que lo sentimos mucho, pero parece que estamos ante un momento histórico, puesto que nunca antes se nos había prohibido este acto".

La hoguera de la zona norte, de dimensiones mucho más reducidas que las de Alicante, se monta y se quema en la conocida como 'Plaça de la Foguera', junto al polideportivo municipal de Caramanchel. Este año simbolizaba una crítica a la proliferación de terrazas en los negocios de hostelería, que dificultan el tránsito a los peatones, según las fuentes consultadas por Alicante Plaza. El monumento estuvo plantado 48 horas en la plaza, hasta que la asociación de vecinos recibió del Ayuntamiento la noticia de que no podía quemarse. En ese momento se dejó sin vigilancia y al día siguiente, a pesar de que los voluntarios de la asociación se negaron a desmontarla, ya no quedaba ni rastro.

"Os animamos a que esta noche de Sant Joan nos reunamos en la Plaça de la Foguera y hagamos un simulacro de apagarla con pistolas de agua, que siga la fiesta", terminaba el comunicado. La convocatoria, sin embargo, no tuvo apenas eco entre los vecinos. 

Noticias relacionadas

next
x