X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el ayuntamiento rescindirá cuando icomos emita su informe

Los placeros seguirán en el mercado provisional de Elche aunque se llegue a juicio con Aparcisa

15/11/2018 - 

ELCHE. Ante la concentración convocada por diferentes agentes sociales pidiendo una solución para el Mercado Central, por el estado en el que se encuentra no sólo este, sino el casco histórico, la Asociación Mercado Central de Elche, integrada por los placeros que fueron recolocados en el mercado provisional construido por Aparcisa, se reunieron el miércoles en alcaldía para abordar la situación del mercado. Una reunión en la que se pusieron las cartas sobre la mesa de forma clara, algo que pedían los placeros. Si Icomos se ratifica en su informe de afección al Misteri d’Elx —que es lo avanzado por la actual presidenta—, el Ayuntamiento intentará rescindir el contrato. Eso sí, los placeros podrán seguir en el mercado provisional hasta que el culebrón finalice, a pesar de que siguen convencidos de que lo del órgano asesor de la Unesco es una excusa para finiquitar el proyecto.

Como el alcalde Carlos González ya avanzó, el tripartito tiene la intención de intentar rescindir el contrato, algo que explicó tras el primer informe de Icomos. Una posición que no cambiará ya que lo previsto es que el segundo documento ratifique al primero. En ese caso, se intentará llegar a un acuerdo con la adjudicataria del proyecto del Mercado Central, Aparcisa. De no llegar, el asunto acabaría en los tribunales. Una situación que tenía a los placeros preocupados por su destino ante esta coyuntura, sin embargo, podrán seguir en el mercado provisional hasta que acabe todo el procedimiento, ya que a pesar de que fue la mercantil gallega quien construyó el inmueble, la propiedad de este es de quien otorga la concesión, en este caso, el Ayuntamiento.

Los placeros, hastiados de la situación

“No es lo que buscamos, pero es importante saber que tienen (en referencia al Consistorio) un plan B”, explica Manuel Valverde, presidente de la asociación. También advierte que para que llegue esa situación tienen que ocurrir una serie de acontecimientos con los que no están de acuerdo, ya que en todo momento se han posicionado con el proyecto inicialmente presentado. De hecho, critican la doble vara de medir del equipo de gobierno al considerar que no rige el mismo criterio con otro Patrimonio de la Humanidad, el Palmeral, “en el que hay edificaciones de viviendas cerca o incluso dentro”, denuncia Valverde, quien destaca que la de Icomos fue el último recurso utilizado por quien tocara a su puerta —inquirieron al alcalde que por qué el organismo no había aparecido desde el primer momento— ante la imposibilidad de paralizar el proyecto legalmente.

En ese sentido, el colectivo de placeros se reitera en que no es una razón objetiva de peso la afección al drama asuncionista, ya que los coches siguen pasando por calles adyacentes, “y cuando estaba el mercado viejo pasaban más coches, además de que el tráfico se para en las representaciones”. También recuerda Valverde que el comercio depende del mercado y al revés, para mantener todo el comercio del casco histórico, no sólo el del mercado, del que dependen 33 familias y 100 personas que trabajan en él indirectamente. Con ese malestar generalizado, en el que lamentan que el centro comercial abierto esté parado mientras que el sector sigue funcionando bien en la periferia, mantendrán la convocatoria del jueves.

Podemos pide una consulta ciudadana para decidir sobre el mercado

Por su parte, González aseveró que seguirá esperando el informe de Icomos para actuar, el que espera que llegue antes de final de año como agua de mayo, y que en cualquier caso, el servicio del mercado provisional se tiene que seguir prestando pase lo que pase porque la titularidad no es del concesionario, sino municipal. Asimismo, sobre el primer edil, desde Podemos Elche le acusaban de ser “el mayordomo de Aparcisa”, al indicar que han dejado que siga adelante este proyecto de “pelotazo urbanístico”. El secretario general y aspirante a alcaldable José Vicente Bustamente propone que se haga una consulta ciudadana para que el pueblo ilicitano decida sobre el destino del mercado, y considera que el alcalde no es de fiar, al mostrarse en contra del proyecto antes de las elecciones de 2015 pero haber dejado que este avanzara una vez se sentó en el sillón de alcaldía.


Noticias relacionadas

next
x