Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

reivindican su capacidad de atracción para los cruceristas

Los operadores turísticos reclaman mejoras en el Castillo y consenso sobre la limitación de acceso

21/02/2020 - 

ALICANTE. La I Jornada de Turoperadores Turísticos organizada por el Observatorio de Cruceros de la Fundación Proport celebrada este jueves no solo sirvió para aunar esfuerzos en la promoción de Alicante como destino de los recorridos turísticos por mar, además de identificar sus puntos fuertes y fomentar sinergias entre los actores implicados. También permitió que los representantes de las propias agencias y operadores del sector expusiesen algunas de sus peticiones para conseguir que la ciudad pueda resultar atractiva para las navieras. Y lo cierto es que, en ese apartado, el Castillo de Santa Bárbara concentró prácticamente todo el protagonismo.

Varios de los representantes de los turoperadores que asistieron a la jornada (entre los que se encontraban TUI, Intercruises y BC Tours) aprovecharon el turno de ruegos y preguntas para solicitar una mayor protección y la ejecución de las inversiones que resultasen necesarias para rehabilitar y poner en valor el que pasa por ser el principal punto de interés (highlight) de la oferta turística de Alicante. "Granada tiene la Alhambra, y nosotros tenemos el Castillo; por eso hay que darle el cuidado que se merece", enfatizaron.

En esta línea, insistieron en que no se puede discutir que es el principal elemento patrimonial de la ciudad y el monumento más visitado, y recalcaron que el resto de la oferta (la gastronomía o las experiencias de compra, por ejemplo) es necesaria y se debe seguir potenciando para que actúen como complemento. 

Pero, además, manifestaron su malestar frente a la restricción de acceso a los autocares de gran tamaño que se adoptó en marzo del año pasado "sin previo aviso, cuando la temporada ya estaba vendida y sin proporcionar otra alternativa", incidieron. En esta línea, recalcaron que un año después sigue sin existir una solución distinta, lo que estaría dificultando la organización de excursiones hasta el baluarte.   

La prohibición de acceso se adoptó después de que un autocar derribase parte de un muro de la entrada del baluarte durante una maniobra y se ha mantenido hasta ahora. Sin embargo, según apuntaron fuentes municipales consultadas por Alicante Plaza, sí se permite que accedan autobuses de tamaño reducido, con una longitud máxima de 8,50 metros y una masa 6.800 kg, lo que facilita los desplazamientos en microbuses.

Lamentan que se prohibiese la entrada de autocares sin previo aviso, el pasado marzo, y que no exista alternativa casi un año después

Además, las mismas fuentes recalcaron que el Ayuntamiento ultima los trámites para poder implantar desde este verano (entre los meses de julio y septiembre) un sistema de lanzaderas con el que se podrán realizar los desplazamientos hasta la fortaleza con el mismo precio del billete de un autobús de la red municipal, similar al que se paga por el uso del ascensor del castillo, desde el paseo de Jovellanos. Se trata de la medida planteada como sistema alternativo necesario para poder restringir el acceso en vehículo privado. Esos microbuses lanzadera tendrán una parada que actuará como intercambiador en la calle Indalecio Prieto, junto al Hospital Perpetuo Socorro (ahora Vithas Alicante).

El equipo de Gobierno compuesto por PP y Cs preveía comenzar a aplicar esas restricciones de acceso al coche particular entre los meses de febrero y marzo, pero ha tenido que posponer su aplicación, precisamente, para superar los trámites administrativos que resultan necesarios para activar esas lanzaderas.  

Noticias relacionadas

next
x