X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la pareja al frente del restaurante xabiense, terceros en madrid fusión

Los alicantinos Clara Puig y Borja Susilla (Tula), en el podio del cocinero revelación de 2019

30/01/2019 - 

ALICANTE. La cocina alicantina sigue triunfando en el certamen Madrid Fusión, que cada año elige al cocinero revelación de España en una competición que cada vez despierta más interés y tiene más nombres de la provincia entre sus aspirantes. En esta ocasión, han sido los jóvenes cocineros al frente del restaurante Tula de Xàbia, Clara Puig y Borja Susilla, los que se han colado entre los mejores chefs jóvenes del país.

No ha podido ser, porque el premio al mejor cocinero revelación ha sido para Fernando Alcalá, del restaurante Kava de Marbella, pero la pareja xabiense se ha subido al podio en tercera posición. En cambio, otro de los grandes nombres de la nueva hornada de cocineros de la provincia, Jorge Moreno, del Voraz (un restaurante que en estos momentos está cerrado, mientras su chef trabaja para poner en marcha un nuevo proyecto), no ha podido hacer lo propio. Moreno, como la pareja de Tula, se había clasificado entre los seis finalistas del certamen.

Por primera vez, este año había siete aspirantes (normalmente son seis) y llegaron a ser hasta ocho, pero Michelin reconoció el trabajo en noviembre de uno de ellos y salió de la lista. "Esto marca el nivel de la juventud gastronómica española, del futuro de la culinaria patria", remarcó José Carlos Capel, presidente de Reale Seguros Madrid Fusión, al entregar el premio al ganador. Alcalá fue proclamado cocinero revelación tras la votación secreta de más de 80 miembros de un jurado formado por críticos profesionales y aficionados de toda España.

Alcalá se suma así a la nómina de ganadores de ediciones anteriores del premio, en la que destacan nombres como el valenciano Ricard Camarena (en 2006), David Muñoz (en 2008) o Iago Castrillón (2013), junto a otros muchos cocineros que ahora mismo ocupan la vanguardia de la culinaria española. Precisamente, el pasado año fue el alicantino Nanín Pérez quien se adjudicó el galardón como mejor cocinero español con menos de 30 años. Pérez, al frente de los fogones del Murri durante los últimos años, ha comenzado un nuevo proyecto profesional mientras el restaurante busca un nuevo emplazamiento en el que poder optar a la Estrella Michelín, como publicó Alicante Plaza.

En cuanto a los terceros clasificados, Clara Puig y Borja Susilla llevan apenas tres años al frente del Tula, su primer restaurante, pero ya lo han convertido en un 'must' de la cocina alicantina. La pareja se conoció en las cocinas de Quique Dacosta y, tras pasar por el Mas de Torrent de la Costa Brava y Casa Gerardo en Prendes, volvieron de nuevo a la Marina Alta para poner en marcha su primer proyecto gastronómico. Tula ofrece una cocina sin pretensiones, casera y tradicional, con el toque justo de vanguardia y los mejores productos locales del entorno, sin olvidar algún guiño a la gastronomía internacional.

Noticias relacionadas

next