X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

junta general de carácter ordinario y extraordinario

Los accionistas del Hércules votan este viernes unas pérdidas de 1,4 millones y un presupuesto de 2,6

25/04/2019 - 

ALICANTE. Más vale tarde que nunca. Los accionistas del Hércules están citados a las diez de la mañana de este viernes para la celebración una doble Junta General, una de carácter ordinario y otra extraordinario, con la que dar carpetazo al curso 2017/18.

Además de votar los cambios en el consejo de administración (la renuncia de Quique Hernádez como presidente y consejero delegado y el nombramiento de Carlos Parodi en su lugar), los accionistas habrán de expresar con su voto su opinión respecto a las cuentas anuales de la sociedad correspondientes al ejercicio pasado (Balance, Cuentas de Pérdidas y Ganancias; Estado de cambios en el patrimonio neto y Memoria), la propuesta de aplicación del resultado de la sociedad, la gestión del órgano de administración y el resultado del ejercicio finalizado a 30 de junio de 2017, después de haber reformulado las cuentas del mismo pasando estas de reflejar un beneficio de 367.636 euros a unas pérdidas de 514.430 euros (por la consideración como pérdida por crédito incobrable de nada menos que 878.067 euros que le adeudaba la Sociedad de Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana). Un resultado que, unido al del ejercicio 2018 (-897.019 euros) eleva las pérdidas de los últimos dos años por encima de los 1,4 millones, si bien es cierto que en ambos ejercicios se han provisionado los 6,9 millones de euros (concretamente, 6.935.208 euros) que desde el pasado 20 de marzo, con permiso de un hipotético recurso de la Comisión Europea, Luxemburgo ha resuelto que el club no ha de pagar (algo que le ayudará también a entenderse con Hacienda).

En causa legal de disolución

El Hércules sigue en causa legal de disolución, siendo su patrimonio neto de -25.742.673 euros (si asciende el Consejo Superior de Deportes le emplazará a corregirlo de inmediato) después de la última ampliación de capital por compensación de créditos, en la que Zassh Tecnológica duplicó su presencia en el capital social al canjear una deuda de 3.138.897 (que previamente le habían cedido las sociedades de Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez) por acciones, lo que elevó el capital social del club a 27.075.091 euros. No obstante lo anterior, la Fundación continúa siendo la titular de la mayoría de las acciones (ostenta ahora el 64,27% del capital social), aunque eso tampoco será un obstáculo para que salgan adelante todos los puntos del día que propone el consejo a los accionistas, toda vez que ese ente está presidido por Valentín Botella, su apoderado es José León y ambos son consejeros del club.

Presupuesto de 2,6 millones

El órgano de gobierno del Hércules también presentará a sus accionistas un presupuesto para el presente curso de 2.579.000 euros, en el que se contempla un superávit de 2.000 euros y se contempla un gasto en plantilla de 1.144.000.

En el mismo destacan como partidas, en cuanto a los ingresos, una de 785.000 euros relativa a lo que se espera percibir por traspasos y disputa del 'play-off'; además, el club espera ingresar 650.000 euros por venta de abonos; 654.000 euros por taquillas (básicamente, las que pueda deparar la participación en el 'play off'); 266.000 euros en concepto de publicidad y patrocinios (la comercialización de vallas y otros espacios publicitarios tanto del Rico Pérez como por ejemplo de la web del club); 100.000 euros por las cuotas de fútbol formativo; 75.000 euros que llegan vía Federación (aunque irán a parar directamente a la Agencia Tributaria, sin pasar por las arcas del club) de acuerdo con lo que le corresponde por comercialización conjunta de los derechos de televisión de los clubes de la Liga de Fútbol Profesional; y 24.000 euros por la cesión de la explotación de la tienda oficial a Kelme.

Por lo que se refiere a los gastos, la partida más significativa es la relativa a plantilla y técnicos del primer equipo, cuyo importe asciende a 1.144.000 euros; seguida de la referente a gastos generales, con 486.000 euros; la relativa al pago de impuestos (Agencia Tributaria y Tesorería) es de 446.000 euros; la que se refiere a gastos en personal deportivo no inscribible (jugadores del filial, entrenador, segundo entrenador y preparador físico del mismo) calcula el club que le obligará a un desembolso total de 245.000 euros; mientras que el gasto previsto en personal no deportivo (además de directivos y personal de administración, mantenimiento, etc., aquí se incluye la remuneración del personal no deportivo técnico: director deportivo, secretario técnico, médico, delegado, fisioterapeutas y utilleros) es de 240.000 euros.

Noticias relacionadas

next
x