se anclará el talud al muro

Luz verde para reparar la grieta del Molí del Real de Elche: culpa de lluvias y el deterioro de la Acequia Mayor

2/06/2021 - 

ELCHE. Tras varios años de una grieta que no hace más que ensancharse poco a poco tras los distintos temporales, en los próximos meses podrá empezar la estabilización de la parte de la ladera del río sobre la que se asienta el Molí del Real. Una actuación que tendrá un coste top de unos 170.000 euros y tres meses de duración, y para la que se ha propuesto una compleja intervención que pretende amarrar el talud al muro, además de impermeabilizarlo. 

En enero de este año empezaba un estudio geotécnico sobre el terreno para elaborar un diagnóstico que permitiera conocer las causas de la grieta. Un estudio que ha puesto de relieve que esa gran grieta es consecuencia de un exceso de agua por las filtraciones de agua, una posible fuga de agua de la Acequia Mayor —en estado de deterioro desde hace años como mucha parte del sistema de irrigación— y por el deterioro de los mechinales, oquedades que facilitan que el agua fluya, pero que se encuentran bastante obstruidas. El bipartito presupuestó 30.000 euros para la redacción del proyecto de estabilización para este año, y con él encargado a una ingeniería externa —Carlos Cerdá— se ha redactado la propuesta de actuación, con un coste de 170.000 euros que sale de una modificación presupuestaria. Los estudios muestran que la grieta también es fruto de movimientos horizontales en el muro de mampostería, además de la propia erosión del talud, que ha producido las cárcavas existentes, perdiendo material del edificio. 

¿Cómo se estabilizará?

El proyecto actuará sobre el muro de mampostería, los taludes y finalmente sobre la Acequia Mayor, que discurre por esta zona. Se pretende estabilizar el muro uniéndolo con el terreno y minimizando el agua en su interior, lo que pasa por introducir un refuerzo en la base del muro para evitar muros de la cimentación. Un muro que además se anclará al terreno mediante la inyección de ulones de fibra de vidrio —una especie de tornillos que se incrustan en el muro y lo anclan al terreno— y por último el relleno de la grieta con el mortero para recuperar la cubierta. También se impermeabilizará el muro por la parte superior para evitar las filtraciones.

Cultura tiene que dar el visto bueno del proyecto

En cuanto al talud se pretende recuperar su aspecto inicial para evitar que se erosione con la escorrentía. Y sobre la Acequia Mayor, se impermeabilizará con materiales hidrófugos que eviten las fugas del agua. Tras la ejecución de estas actuaciones, la zona quedaría como figura en la imagen, recuperando la estética anterior; más reforzado. Es una actuación bastante compleja a nivel técnico al tener que anclar el talud al muro, reforzarlo e impermeabilizarlo para estabilizar la ladera y proteger el inmueble, Bien de Interés Cultural (BIC). Cuando la conselleria de Cultura dé el visto bueno de la actuación, se sacará a licitación la actuación para materializarla. El siguiente paso sería el de la propia rehabilitación del edificio. Para ello es indispensable antes reforzar el talud, paso previo para poder además acceder a ayudas para poner en valor el molino. 

Noticias relacionadas

next
x