X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de enero y se habla de enebe alicante hoteles CEV microsoft UNIVERSIDAD DE ALICANTE

no quieren que presida la comisión aunque el secretario advierta que es ilegal

La oposición de Benidorm veta a Pérez de la comisión de investigación del 'Papelito' pese a ser ilegal

30/10/2018 - 

BENIDORM. El pleno de Benidorm de este lunes se preveía calentito después de los dos puntos convocados en el orden del día: la comisión de investigación sobre el caso 'Papelito' y la comisión paritaria con la estación de autobuses para resolver el contrato. Esta última no tuvo apenas debate y se aprobó sin mayor oposición, no así la investigación política, que terminó aprobándose quitando de la presidencia al alcalde de Benidorm, Toni Pérez, pese a las advertencias de ilegalidad del secretario municipal al que llegaron incluso a cuestionar.

Hay que recordar que la comisión se ha propuesto después de que se encontrara un acuerdo entre el ayuntamiento y el empresario de la estación de autobuses, Enrique Ortiz, que había desparecido del expediente de la concesión, con el agravante de que en las escuchas de Gürtel Ortiz pedía al alcalde del momento, Manuel Pérez Fenoll, que controlara dónde estaba el 'Papelito' para que no cayera en manos del secretario municipal anterior al actual.

El punto sobre la comisión de investigación se alargó alrededor de dos horas, con unos cuatro recesos para que tanto la oposición como el secretario municipal estudiaran las propuestas que se estaban realizando. La cuestión se complicó cuando antes de leer la propuesta-informe sobre la comisión, el portavoz socialista, Rubén Martínez, anunció una enmienda firmada por el PSOE, Cs, Liberales y Compromís-Los Verdes.

En ella pedían que el presidente de la comisión fuera el portavoz socialista, en lugar del alcalde de Benidorm, y que el vicepresidente fuera el concejal de Cs, Juan Balastegui. De igual modo, reclamaban que un portavoz de cada grupo fuera el que votara de manera ponderada según el peso que tiene en la corporación local. Además, pasaban de dos reuniones por semana, a una: los lunes a las 12 horas. Asimismo, cambiaban que fueran durante un periodo de dos meses, a al menos dos meses, con el fin de que se pudiera alargar en caso de que fuera necesario.

Como así recordaron, la intención es que pueda pasar por esta comisión todos los testimonios que vieran interesantes, y por eso necesitaban del tiempo que esto pudiera suponer ya que dependerían de las agendas del resto de personas.

El secretario informa a los portavoces durante el primer receso. Foto: AP.

No obstante, durante el primer receso, el secretario municipal informó a la corporación que el cambio de presidente del órgano no sería posible que lo eligiera de este modo el pleno. Con todas las leyes en la mano, tendría que recaer sí o sí en el alcalde de Benidorm. 

Esto hizo que la oposición pidiera otro receso para que pudieran tomar una decisión sobre su propia enmienda. Tras estos minutos, el portavoz de los socialistas pide que se vote a expensas de lo que pueda informar el secretario municipal en un informe posterior que realizara con más tiempo para estudiar si se puede o no cambiar de presidente.

Tras las reiteradas advertencias del secretario de la ilegalidad del acuerdo, la oposición seguía adelante aunque con dudas. El portavoz de Cs, Rafa Gasent, pedía a Toni Pérez que se pronunciara sobre el asunto aclarando si se delegaría en Martínez la presidencia de la comisión, a lo que el popular terminó diciendo que sí.

Bajo toda sorpresa, Leopoldo Bernabeu, concejal no adscrito, pidió la palabra para reclamar que se borrara su nombre de la propuesta. Una petición que les sirvió de excusa para pedir un nuevo receso desde la oposición para ver cómo encajaban esta solicitud así como modificar de nuevo la enmienda por las advertencias del secretario municipal.

Cinco minutos después, tomaba la palabra Gasent para leer la nueva modificación, en esta ocasión pedían que se incluyera la frase tal cual: "Instar a la Alcaldía a delegar la presidencia". Una manera para sortear la ilegalidad a la que se les había advertido, con la intención según dijo el concejal de la formación naranja, de que no se dilate el proceso en el tiempo.

En este momento, el secretario volvía a tomar la palabra para repetir de nuevo sus consideraciones, con una actitud derrotista en la que se llegó a comparar con los juristas de Cataluña asegurando que a él tampoco le estaban haciendo caso: "Creo que es imposible. El pleno no es capaz de decidir quién es el presidente", argumentó.

Un nuevo receso por parte de la oposición alargaba de nuevo el debate de la enmienda, que terminaba por anunciar la líder de Liberales, Gema Amor. "Queremos lamentar el tiempo que hemos necesitado para elaborar la enmienda. Volvemos a la versión inicial y que haga un informe el secretario", indicó. Además, volvían a incluir a Bernabeu en la propuesta.

Con todo, los puntos de la enmienda se votaron por separado, aunque salieron adelante todos, incluyendo el de cambio de presidente, que contó con el voto favorable de los proponentes, mientras que el resto votó en contra, salvo Bernabeu, que se abstuvo.

Previamente, se había aprobado la comisión paritaria con los votos a favor del gobierno local más Cs; en contra estuvo Compromís-Los Verdes; mientras que el PSOE, Liberales y los dos concejales no adscritos se abstuvieron. La oposición criticó que en la comisión no estuvieran representados los grupos políticos.

Noticias relacionadas

next