X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

critican la decisión de recurrir la sentencia que condena a acordar una zas

La oposición acusa al bipartito de Alicante de primar a los hosteleros en el conflicto del ruido 

26/11/2019 - 

ALICANTE. Tres de los grupos políticos que ejercen funciones de oposición en el Ayuntamiento de Alicante, PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem EU, han reaccionado este martes frente a la decisión anunciada por el equipo de Gobierno (PP y Cs) este lunes sobre la sentencia que conmina a acordar la declaración del Centro Tradicional como Zona Acústica Saturada (ZAS). A grandes rasgos, los tres partidos opositores coinciden en criticar el posicionamiento del bipartito junto a los empresarios de la hostelería, sin atender a la situación de los vecinos.    

En primer término, el portavoz del grupo municipal socialista, Paco Sanguino, ha señalado que "la primera conclusión es que el alcalde" Luis Barcala "abandona a los vecinos con este tema, ya que en un primer momento habían dicho que no iban a recurrir la sentencia". "Lo que está claro es que no tienen ninguna idea de lo que tienen que hacer para solucionar un problema de convivencia y tampoco tienen un modelo de ciudad", ha añadido. 

A su juicio, "este es el resultado de un año y medio de gobierno en la ciudad, en el que no han hecho nada que no sea aparecer en los actos". En esta línea, ha apuntado que el PSPV-PSOE apostaría por aplicar un "modelo de convivencia" diferenciando "entre el tardeo y el incivismo, ya que no todo el tardeo es incivismo, no se puede catalogar así; lo que hay que hacer es expulsar al incivismo de esa zona". Así, ha apuntado que "se debe incentivar y penalizar, pero lo primero y fundamental es el respeto a la vida de los vecinos, antes que el carácter privativo, y lo segundo, establecer un modelo de ocio y un modelo económico por el bien de la ciudad", ha concluido.

Su homólogo de Compromís, Natxo Bellido, por su parte, ha denunciado que la actitud de PP y Cs "es siempre favorable a los intereses de los lobbys económicos de la ciudad y contraria a las demandas de vecinos y comerciantes", lo que, según el líder de la coalición, "se demuestra ante la incoherencia de las últimas decisiones en torno a la voluntad de interponer recurso en el caso de la sentencia de la ZAS, mientras que se abstienen de presentarlo en relación a la sentencia de la modificación del artículo 95 del PGOU que imposibilitaba la proyección de megacentros comerciales en el entorno de Rabasa".

"Esta forma de gobernar del bipartito de derechas nos recuerda a la derecha de los gobiernos de Alperi y Castedo", ha señalado Bellido. "La derecha siempre gobierna para los mismos, y en esta ciudad bien que lo sabemos. Cuando gobierna la derecha el señor Ortiz sabe que sus intereses serán defendidos desde el consistorio y los lobbys económicos saben que el derecho de la ciudadanía a descansar no será nunca un derecho fundamental a hacer cumplir", ha añadido.

Para Bellido, el alcalde y el edil de Urbanismo, Adrián Santos Pérez (Cs) "han quedado retratados en la decisión de ayer sobre el desempeño de la sentencia de la ZAS". "Barcala tanto por incapacidad para conducir el debate y aproximar posiciones en un conflicto enquistado, como para gobernar en contra del interés general de la ciudad y para mostrar parcialidad desatendiendo a los vecinos o falta de valentía política para plantarse ante el lobby económico del tarde, y el concejal Urbanismo por haber mentido a los vecinos al asegurarles, -según comentaron sus representantes- que no interpondría recurso ante la sentencia, pero claro, ya sabemos que dentro del bipartito la opinión y fuerza de Cs es absolutamente nula", ha recalcado.

Bellido incide en que el bipartito sí decide recurrir esta sentencia, pero no la que levanta las restricciones para centros comerciales en suelo no urbanizable, como el del sector de Rabasa 

Por último, Bellido ha concluido que estas actuaciones que, a su juicio, "muestran la debilidad y docilidad del bipartito ante los lobbys poderosos de la ciudad", alertan del "peligro que puede suponer que la derecha inicie los trabajos de modificación del PGOU, dado que diseñar un modelo de ciudad amable, equilibrado y sostenible no está entre sus prioridades y que si la derecha gobierna la ciudad no se diseñará desde el Ayuntamiento, sino gobernado desde la batuta de los intereses privados".

"De cualquier modo", ha añadido Bellido, "desde la coalición Compromís nos reuniremos con los vecinos del Centro Tradicional y del Casco Histórico para analizar los próximos pasos a seguir y seguir exigiendo la convocatoria del Consejo Local de Comercio que el bipartito de derechas ni respeta, ni quiere convocar".

En tercer lugar, el portavoz de Unides Podem EU, Xavier López, ha señalado que la confluencia tampoco comparte "la decisión de recurrir la sentencia por parte del Ayuntamiento, ni entendemos la motivación del cambio de postura". "La sentencia es muy dura y basa el fallo en la vulneración de derechos fundamentales que, ahora sí se puede decir, están padeciendo los vecinos de Castaños", ha añadido. Así, ha expresado su confianza en que "el equipo de gobierno ponga sobre la mesa las medidas concretas  para aplicar y garantizar el derecho al descanso de quienes viven allí". 

López también se ha sumado a las críticas frente al PP por recurrir la sentencia "pese a que el alcalde siempre ha mantenido que las sentencias se deben cumplir". Además, como Bellido, también ha abundado en las diferencias de criterio respecto a unas sentencias y otras, en alusión a la decisión de no recurrir el fallo del TSJ sobre la modificación del PGOU que regulaba la implantación de centros comerciales en ejes estructurantes. 

Por último, el portavoz del grupo municipal de Vox, Mario Ortolá, no se ha referido en concreto a la decisión de presentar el recurso y sólo ha valorado el anuncio de medidas correctoras. En esta línea, ha apuntado que, a su juicio, "es una muy buena decisión aunque es una pena que durante tantos años nadie se haya a decidido a planificar y desarrollar un proyecto para no vernos en este clima de enfrentamiento entre hosteleros y vecinos". 

Noticias relacionadas

next
x