X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

facturó 168 millones, un 4% menos, y perdió 6

La empresa de helicópteros Babcock entra en pérdidas lastrada por una nueva caída del negocio

5/02/2019 - 

ALICANTE. Nueva caída del negocio de Babcock MCS Spain, la mayor empresa de helicópteros del sur de Europa, con sede en el aeródromo de Mutxamel. La antigua Inaer, fundada en los ochenta por Luis Miñano y vendida a la británica Babcock en 2014, encadenó su tercera caída consecutiva del volumen de negocio hasta los 168 millones de euros (el ejercicio en el que se cerró la venta la facturación de la empresa estaba en 207 millones). Un lastre que llevó a la firma a entrar en pérdidas por primera vez desde que fue adquirida por la matriz británica.

Según las cuentas individuales del último ejercicio (de marzo de 2017 a marzo de 2018), Babcock MCS Spain facturó un total de 168,02 millones de euros, un 4% menos que en el ejercicio anterior (175 millones). En 2017 la facturación de la antigua Inaer ya había caído un 10% desde los 196 millones de euros, lastrada por los escándalos de la conocida como 'trama del fuego'. Sin embargo, la firma siempre había arrojado beneficios al cierre del ejercicio, hasta ahora: las cuentas depositadas en el Registro Mercantil recogen unas pérdidas de 5,9 millones de euros después de impuestos.

Al margen de la caída de la facturación, en este resultado ha influido el incremento de diversos gastos de explotación, como el de personal (la firma emplea a 1.200 personas y destina a esta partida 80,3 millones de euros, un 2,5% más), los servicios exteriores o aprovisionamientos. El resultado negativo de explotación (-4,3 millones, por 7 millones el año anterior) se combinó con un resultado financiero algo peor que un año antes (-6,6 millones, por -5 millones en 2017) para dar como resultado las citadas pérdidas.

Los administradores de la firma no realizan ninguna alusión específica a las pérdidas del último ejercicio en su informe de gestión. El respaldo financiero de la matriz británica, donde consolida sus cuentas la antigua Inaer, se entiende suficiente para garantizar el normal funcionamiento de la empresa, que al cierre del ejercicio mantenía contratos vigentes con distintas administraciones para los próximos cuatro años por valor de 157 millones de euros, de los que 94 se iban a facturar a lo largo del ejercicio en curso.

Una cifra que no incluye (pues no se había producido aún al cierre del ejercicio en cuestión) la renovación o adjudicación de tres grandes contratos que ha firmado la empresa en los últimos meses, tal como ha venido contando Alicante Plaza: tres de los cuatro lotes del servicio de helicópteros de la Generalitat, por 29 millones de euros para cuatro años (abril); el de helicópteros medicalizados de Extremadura por 7,6 millones (mayo), y el mega-contrato de Salvamento Marítimo: 180 millones de euros para cuatro años (en julio).

Según la memoria de las cuentas, los servicios de salvamento suponen el 29% del negocio de Babcock, la extinción de incendios aporta otro 25%, y los servicios de rescate un 21%. La venta de repuestos, los servicios de vigilancia, protección civil y transporte completan la cifra de negocio con un peso específico mucho más reducido. El 96% del negocio de la empresa está en España.

Noticias relacionadas

next
x