el cambio climático afecta a este producto autóctono del camp d'elx

La campaña de higos y brevas moverá este año 8 millones de euros, pero con la mitad de la cosecha habitual

10/06/2020 - 

ELCHE. La Asociación de Jóvenes Agricultores (ASAJA Elche) calcula que la campaña de brevas e higos de este año moverá unos ocho millones de euros, según ha indicado esta mañana el presidente de la organización, Pedro Valero, durante el tradicional acto de la recogida del fruto realizado en una finca de Puçol.

El acto ha contado con la participación del alcalde de Elche, Carlos González; del concejal de Desarrollo Rural, Felip Sánchez; del presidente de la cooperativa Cambaya, Daniel Soler; y de la presidenta de la Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (AMFAR), Tere Antón.

“Este año la producción de brevas se prevé que sea mucho menor de lo que sería una campaña normal ya que esperamos como mucho una producción de unos 600.000 kilos, lo que supone una merma del 50% que, según los técnicos, se debe al acortamiento del reposo invernal ocasionado por la brotación extraordinaria de noviembre y diciembre a causa de las altas temperaturas”, ha señalado Valero.

El responsable de ASAJA ha expresado también que “en cuanto a la campaña de higos, que comenzará a finales de julio, las previsiones están en torno a un millón y medio de kilos de excelente calidad porque al haber producido pocas brevas los árboles están descansados”.

En cuanto a la comercialización, el presidente de Cambayas ha señalado que “el 50% se destinará a los mercados local y nacional y el resto se repartirá entre países europeos como Francia, Suiza, Alemania, Holanda o Inglaterra”, y Canadá.

Dinamizador de la economía

El alcalde ha destacado la importancia del Camp d’Elx desde el punto de vista socioeconómico, puesto que, con el conjunto de los cultivos, y especialmente las brevas, contribuye de forma decisiva al dinamismo de la economía y a la creación de empleo. Es un sector que, por una parte aporta al mercado nacional un producto de calidad y, por otra, posibilita la exportación de buena parte de su producción colocando en los mercados un fruto local que refuerza la marca Elche”.

“Durante el confinamiento por el estado de alarma todos hemos podido comprobar la importancia estratégica que tiene contar con un sector primario fuerte. Hemos podido afrontar en todo el país está crisis sanitaria sin  sufrir ningún tipo de restricción de bienes básicos por tener un sector primario sólido, fuerte y con productos de calidad, que viene a poner de relieve una vez más la importancia que tiene la agricultura para la sociedad”, ha indicado el responsable del Equipo de Gobierno Municipal.

Carlos González también ha hecho referencia a la importancia de la lucha contra el cambio climático para seguir manteniendo nuestra calidad de vida. “La disminución de la producción de brevas esta campaña tiene un origen claro, el inusual calor del mes de diciembre de 2019, cuya consecuencia es la reducción de la producción de brevas. Y eso tiene un nombre, cambio climático. Una situación que exige una reacción de toda la sociedad, liderada por las administraciones públicas, y que en Elche ya cuenta con una estrategia definida de lucha con nombre y apellidos, la Capitalidad Verde Europea 2030, una aspiración en la que el campo es un factor fundamental”, ha manifestado González.

Cultivo autóctono

El concejal de Desarrollo Rural, por su parte, ha alertado sobre las consecuencias del cambio climático y explicado que “las brevas y los higos son un cultivo autóctono, un producto ilicitano como la granada o el dátil, que se adapta muy bien al terreno y que necesita poca agua. Hay que ver cómo se compensa la pérdida de brevas con la mayor cantidad de higos que habrá.

Felip Sánchez también ha incidido en la necesidad de hacer hincapié en la exportación, en dar a conocer nuestro Camp d’Elx como un productor de alimentos sostenibles, de gran calidad”. Asimismo, ha destacado el hecho de que una gran parte de la producción vaya a parar a la cooperativa Cambayas, en la que los pequeños agricultores pueden encontrar vías de comercialización.

El responsable de Desarrollo Rural ha puesto el acento en el hecho de que las brevas son un producto que va del campo a la mesa, al consumo, manteniendo su calidad. Sánchez anima a todos los ilicitanos e ilicitanas a adquirir “este producto tan ilicitano”.

190 hectáreas

En el Camp d’Elx se cultivan unas 190 hectáreas de higueras de la variedad colar, que se caracteriza por ser bífida, es decir, que produce dos cosechas en el mismo año. Las brevas maduran en mayo y junio y los higos en julio y agosto.

 Las brevas, junto con la palmera y el granado, conforman el trío de cultivos autóctonos más característico del Camp d’Elx y durante la campaña de recolección mantienen ocupadas a unas mil personas, contando con empleados y propietarios de pequeñas explotaciones, además de familiares que colaboran en la recolección.

Noticias relacionadas

next
x