X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

las corporaciones locales tienen 1.590 millones en cuentas

La banca puede 'pescar' hasta 6,5 millones al año por los depósitos de los ayuntamientos de Alicante

4/12/2019 - 

ALICANTE. La previsión del sector bancario de comenzar a aplicar comisiones a los clientes institucionales por el mantenimiento de saldos en depósitos o plazos fijos, adelantada este martes por Alicante Plaza, puede suponer un coste anual de más de 6 millones de euros a los 141 ayuntamientos de la provincia y la Diputación de Alicante. Como ha contado este diario, el tipo máximo que se cobraría sería del 0,40% sobre el saldo, por lo que si se aplicase este tipo sobre el total de los depósitos del sector público en la provincia, la cifra que ingresaría el sector bancario rondaría los 6,5 millones de euros anuales.

En este sentido, según el último Boletín de Entidades de Depósito de la Comunitat Valenciana publicado por la Conselleria de Hacienda, correspondiente al cierre del segundo trimestre del año en curso, el sector público de Alicante (ayuntamientos y Diputación) acumula 1.590,15 millones de euros en depósitos. En la Comunitat Valenciana los ahorros del sector público, que incluiría también a la Generalitat, asciende a 4.289,8 millones de euros a la misma fecha, según el informe. En el caso de Alicante, del total de depósitos, 1.479,8 millones están depositados en bancos o cajas, mientras que una parte testimonial, 110,3 millones, lo están en cooperativas de crédito (las cajas rurales).

De esta forma, dejando de lado a las cooperativas, si los bancos con los que trabajan los consistorios alicantinos deciden aplicar a partir de 2020 el cobro por depósitos, el ingreso el próximo ejercicio podría rozar los 6 millones de euros (aproximadamente 5,92 millones), siempre que se aplicase el tipo máximo. Una vez trazada la línea general, probablemente la banca analice caso por caso en función del volumen de negocio que le suponga el ayuntamiento en cuestión, e incluso la comisión de mantenimiento podría compensarse con un cierto nivel de remuneración por el saldo, según las fuentes consultadas.

El cobro de una comisión por los depósitos bancarios viene sobrevolando el sector desde hace meses, dado lo prolongado de los tipos de interés negativo en la eurozona. Una situación sobre la que el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, llamó la atención este mismo miércoles: aunque no existe evidencia de que "hasta el momento" los bajos tipos de interés hayan perjudicado a la oferta del crédito, "el mantenimiento de tipos muy reducidos durante un período adicional potencialmente amplio puede acabar teniendo alguna consecuencia negativa sobre el canal bancario". Sin embargo, las administraciones públicas habían escapado al debate, mientras comenzaba a cercar a los particulares.

Hasta ahora. Como adelantó este periódico el martes, a partir de 2020 el sector público tendrá que pagar una comisión del 0,40% de los saldos que tengan en los depósitos o cuentas de plazos fijos, en una cuota anual, que debe estar ya incluida en los presupuestos para el próximo ejercicio. Al parecer, la mayoría de los grandes bancos ya tienen pensado aplicar esas comisiones a sus clientes institucionales, tal como se analizó el lunes en el consejo rector del organismo autónomo de gestión tributaria Suma, dependiente de la Diputación de Alicante. La nueva norma le puede suponer a la institución provincial un millón de euros el próximo ejercicio, ya que el presupuesto asciende a 223 millones. 

La norma hace tiempo que existe, pero todavía no había llegado al cliente institucional. Emana de una directriz del Banco Central Europeo, que en 2014 impuso a los bancos privados la obligación de pagar el 0,4% por guardar el dinero con el fin de generar el efecto contrario: conceder créditos e impulsar la economía. Y desde entonces, está el debate sobre si esa comisión se traslada, primero, al cliente particular (algo que de momento parece descartado, aunque ya comienza a hablarse de ello); después, a la gran empresa (donde ya se dan casos), y finalmente, al cliente institucional, algo que parece más cerca.

Según informaciones publicadas a lo largo de este 2019, algunas entidades bancarias ya están trasladando el cobro de esa comisión desde 2017 a aseguradoras y gestoras de fondos. Y al parecer, también lo han hecho a grandes corporaciones cuando éstas hacen depósitos muy voluminosos en momentos de picos de tesorería. Hasta el momento no lo han hecho con la administración pública, a la que, por contra, le aplican bonificaciones al 0% o negocian contrapartidas como la contratación de líneas de crédito para quedar exentos del pago de esas comisiones negativas sobre los depósitos.

Noticias relacionadas

next
x