Hoy es 12 de julio

FORO BLINKER-AP | UNA BUENA INSTALACIÓN PERMITE AHORROS DE MÁS DEL 40%

Aumenta el interés por la climatización inteligente, que precisa de una instalación profesional

27/05/2023 - 

ALICANTE. El contexto económico y el precio de la energía han disparado el interés de los consumidores por los sistemas de climatización inteligente para la vivienda. Hasta el punto de que la demanda de sistemas de aerotermia se ha incrementado un 300%, desbordando la capacidad de los fabricantes y obligando a abrir nuevas plantas. Teniendo en cuenta además la complicada cadena de valor (arquitectos, constructores, ingenieros, fabricantes e instaladores), y también la falta de una ‘cultura de la eficiencia’, se hace fundamental estrechar la colaboración para culminar el proceso con una instalación profesional que maximice la eficiencia energética, puesto que el ahorro puede superar el 40% y, en combinación con las energías renovables, una vivienda puede llegar a ser autosuficiente.

Así quedó de manifiesto en el foro ‘La climatización inteligente en viviendas; eficiencia energética y bienestar’, organizado por la empresa alicantina especializada en sistemas de instalación y montaje Blinker y por el diario Alicante Plaza. El foro, que se celebró en las modernas instalaciones de Blinker en el polígono de Las Atalayas de Alicante, sentó a la misma mesa al presidente del Colegio de Arquitectos de Alicante, Emilio Vicedo, al gerente de Climamedida, Víctor Durá, al gerente de Ensafer Arquitectura, Enrique Salavert, al responsable de Formación de Mitsubishi Electric España, José Abdón Rodrigo, al director territorial de Ventas de Mitsubishi Electric, Pedro Tébar, y a la Project Promotor de la división de Aire Acondicionado de Mitsubishi Electric, Andrea Totoricagüena. Todos ellos analizaron el estado del sector, sus fortalezas y sus debilidades, y pusieron sobre la mesa algunas soluciones para mejorar, acompañados por el director general de Blinker, Juan Carlos Valero, y con el redactor jefe de Alicante Plaza, David Martínez, como moderador.

Así, desde Mitsubishi Electric destacan que en España la demanda de sistemas de climatización inteligente crece cada mes que pasa, y concretamente en Alicante se ha disparado. Las consecuencias de la guerra de Ucrania y la apuesta europea por la descarbonización han creado la “tormenta perfecta”, con crecimientos que desbordan su capacidad. En esta línea, Climamedida señala que combinar la fotovoltaica y la aerotermia aplicada al suelo radiante convierte la vivienda en “una pila térmica”. Hasta el punto de que se empiezan a ver “viviendas cero emisiones” con una rápida amortización, algo impensable hace cinco años, como destaca Ensafer Arquitectura.

Curiosamente, lamenta el presidente de los arquitectos, “ha tenido que venir el coste de la energía para que empecemos a creer” en la eficiencia energética, por lo que es necesario reflexionar para superar nuestro paradigma cultural, con el problema añadido de que el Código Técnico de la Edificación está pensado para Europa, pero no encaja bien en la arquitectura mediterránea. “Venimos de una ciudad con viviendas mal diseñadas porque la energía era barata”, argumenta Salavert, y Durá señala como ideal al que aproximarse el concepto Passivhaus. Totoricagüena, por su parte, matiza que el concepto de vivienda inteligente ha cambiado, de la domótica y el IoT a la aspiración de la eficiencia y confort. Sobre todo desde que en la pandemia “pasamos mucho tiempo dentro de casa”.

El contexto del Green Deal

El contexto general, por supuesto, es importante y casi determinante, como se encarga de recordar Rodrigo. Tras décadas sin preocuparse por la energía, el cambio climático empieza a preocupar a comienzos del XXI, y en la actualidad estamos inmersos en el Green Deal que obliga a conseguir ambiciosos objetivos de descarbonización en 2030. “Se calcula que entre 2025 y 2027 se pondrán 10 millones de bombas de calor en Europa”. Las directrices europeas y los fondos Next Gen dejan otro problema no menor: quizá se están destinando ayudas a consolidar edificios insalubres que deberían derruirse y reconstruirse, a juicio de Vicedo. Y para ello, como apunta Rodrigo, una solución a considerar es la construcción industrializada, que permite aunar diseño y arquitectura bioclimática, así como integrar la tecnología con la que tienen que convivir.

La mesa aborda otro asunto espinoso del debate: la habitual falta de colaboración entre los distintos participantes en el diseño y ejecución de la vivienda y de sus sistemas de climatización. Los expertos reunidos coinciden en que es necesario un cambio cultural, que poco a poco empieza a darse, para estrechar dicha colaboración. “No se pueden hacer proyectos sin pensar en las instalaciones”, advierte Vicedo, quien cree que el bienestar y el confort deberían “incorporarse al marketing” de las promotoras, porque los consumidores empiezan a ser conscientes de su “hipoteca energética”. Juan Carlos Valero coincide en la importancia para el usuario de estar formado y conocer el consumo de su vivienda, “como conoce el de su coche”. El gerente de Climamedida, por su parte, desvela que su empresa colabora con los despachos de arquitectura para que esta integración necesaria “fluya desde el principio”, y desde Mitsubishi Electric refuerzan el mensaje al pedir “una visión holística” de la arquitectura.

La visión local

El director general de Blinker propone ahondar en uno de los problemas que ha expuesto Vicedo, el del Código Técnico. Si los arquitectos proponen dotarse de otros documentos reconocidos para soluciones alternativas que eviten el “salto al vacío” de diseñar un edificio “mediterráneo”, el gerente de Ensafer advierte de que “se puede hacer vivienda mediterránea con el Código Técnico, pero el cliente en ocasiones no quiere”. En todo caso, los expertos coinciden en que hay que ejercer presión social para mejorar el código, y sobre todo adaptarlo para primar el uso de materiales locales. Y también para evitar sinsentidos como que un proyecto para la zona del Mediterráneo se diseñe en Madrid y “no encaje”, como advierte Durá. Rodrigo añade que frente a apuestas más herméticas como las del norte, “la ventilación mecánica controlada mediante recuperadores de calor puede suponer un ahorro del 40% en el consumo”.

Otro reto que afronta a corto plazo el sector es el de la obsolescencia de algunas tecnologías de uso común en la actualidad, por las mayores exigencias normativas respecto al uso de químicos que no se degradan. Es decir, hay que encontrar el punto de equilibrio entre las bajas emisiones de los sistemas y el uso de refrigerantes naturales, y esto va a suponer “una revolución en el diseño, porque una bomba de calor no cabe en cualquier sitio”. Y va a haber que cambiar muchas calderas por bombas de calor o también llamadas aerotermia, por ejemplo.

El debate llega al final de la cadena, el de la instalación. “Si no contamos con un instalador autorizado y especializado, no podemos hablar de eficiencia energética”, dice tajante Vicedo. El problema es que no abundan, porque aunque se haya implementado la FP Dual, no es suficiente. “En la calle cuesta encontrar instaladores, y hay una jungla de precios”, lamenta Salavert. Rodrigo, que se dedica precisamente a la formación desde hace quince años (Mitsubishi Electric forma a 5.000 personas cada año) ve dos problemas: “No hay suficientes profesionales, y existe una falta de implicación por la formación, en una ‘cultura del tutorial’”. Es necesaria por tanto mayor concienciación y hacer atractivo un empleo que puede ofrecer un futuro prometedor. “En los procesos de selección que hacemos regularmente, solo se quedan los mayores de 40 años”, desvela Durá.

Contar con la mejor herramienta

Si la profesionalización de la instalación es clave, resulta fundamental que esos instaladores cuenten con los mejores materiales y herramientas. En este sentido, Blinker sigue innovando para hacer más fácil y cómodo un trabajo que cada vez resulta más complejo, por las innovaciones tecnológicas. “Queremos que puedan hacer su trabajo más rápido y más eficiente”, indica Valero. Como ejemplo, destaca la nueva espuma de poliuretano catalizada FX3, desarrollada por su propio departamento de I+D y registrada, que permite a los instaladores terminar el trabajo en el mismo día al reducir significativamente su tiempo de curado y no tener que volver al día siguiente. “Tiene un 30% más de expansión y mejora el agarre vertical”, explica, lo que ahorra costes y días de trabajo. “Es imprescindible disponer de la mejor herramienta cuando se esta trabajando en una escalera o en un andamio”, señala el gerente de Climamedida al respecto. Y, obviamente, para entrar en la cadena de valor del sector la apuesta vuelve a ser la formación, de manera que cada kit se acompañará de un curso online sobre su modo de uso y aplicación.

Las bases están puestas, la voluntad de los implicados es máxima, por lo que si se consigue asentar una mayor conciencia de la eficiencia energética en nuestra cultura e integrar la colaboración a lo largo de toda la cadena de valor, pasos que ya han empezado a darse y que los participantes en el foro se comprometen a impulsar, la apuesta por la climatización y la calefacción inteligente abre una gran oportunidad para todos, desde hogares hasta empresas y profesionales.

Noticias relacionadas

next
x