X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

por 1,3 millones de euros, prorrogable por otro año

FGV se cura en salud y licita para dos años más el bus alternativo al Tram entre Calp y Dénia

28/05/2019 - 

ALICANTE. Las obras de la Línea 9 del Tram, cuya reapertura antes de las pasadas elecciones autonómicas era el gran objetivo político (fallido) de la Conselleria de Obras Públicas, tendrán que avanzar más lento de lo previsto inicialmente. Fundamentalmente, porque cuando trazó su calendario la empresa pública FGV no contaba con tener que construir un nuevo viaducto junto al Pont del Quisi en Benissa, al no estar la histórica construcción en condiciones de soportar el paso de los nuevos convoyes.

Por este motivo, FGV ha decidido curarse en salud y, cuando ha llegado el momento de licitar el servicio de autobús alternativo para los pasajeros del Tram entre Calp y Dénia, lo ha hecho para un periodo de dos años con opción a prórroga por una anualidad más. En principio, el nuevo calendario que maneja la Conselleria apunta a que las obras a partir de Calp hacia el norte podrían estar completamente terminadas y operativas a finales de 2020, pero el plazo de ejecución del contrato de autobús cubrirá hasta mediados de 2021, e incluso podría prorrogarse hasta 2022.

Según el anuncio de licitación, el servicio de autobús entre Calp y Dénia durante los dos próximos años sale a concurso por 1,35 millones de euros, impuestos incluidos. La oferta técnica (el 30% de la valoración final) se abrirá el 1 de julio, y la propuesta económica (el 70% restante) se conocerá una semana después, según el anuncio. Los autobuses unirán las estaciones de FGV en Calp y Dénia por la carretera N-332, en un itinerario de 39 kilómetros que se tarda en recorrer aproximadamente una hora, según el pliego de condiciones técnicas. Tras salir de Calp, los autobuses pasarán por Benissa, Teulada, Gata de Gorgos, La Xara y Alqueries, para finalizar en Dénia. Las paradas podrían variar "en función de la demanda de viajeros que observe FGV", indica el documento.

La construcción de un puente 'gemelo' al del Quisi ha retrasado los plazos de ejecución

El número de desplazamientos al día estimados por la empresa pública, con carácter general, es de 32 viajes (la mitad en cada sentido), los cuales podrán variar a petición de FGV. Para la prestación de este servicio se estima necesario el empleo de cuatro autobuses, los cuales podrán variar en función de los requisitos y demanda de viajeros existentes sin generar compensación al adjudicatario, según el pliego. El servicio se prestará entre las 5:45 de la mañana y las 22:40 de la noche. Si hubiera prórroga, el coste estimado del contrato se elevaría a 1,8 millones de euros.

Los plazos de adjudicación de este servicio, que se ha renovado ya tres veces desde que se cerró la Línea 9 por razones de seguridad en 2016, son un buen termómetro para conocer el avance de los trabajos. De hecho, FGV adjudicó en mayo de 2018 el servicio a la UTE Calpe-Denia para el resto del ejercicio, por lo que el contrato finalizaba en diciembre pasado. No obstante, se incluía una posibilidad de prórroga, que finalmente se ha hecho efectiva, y que es la que vence en las próximas semanas. Tras el cierre de la Línea 9, fue Alsa la que prestó el servicio de forma provisional durante tres meses; luego se adjudicó a Autocares Vistalegre por 900.000 euros hasta noviembre de 2017 (hubo una prórroga hasta abril de 2018); y por último a la UTE Calpe-Denia hasta diciembre de 2018 por 600.000 euros (con prórroga hasta la actualidad).

Noticias relacionadas

next