X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

reconversión del trazado pendiente de finalización   

El 'atasco' de la Línea 9 del Tram: así avanza su modernización hasta Dénia

31/03/2019 - 

ALICANTE. El compromiso adquirido por el Consell del Botànic para poner en marcha la modernización de la Línea 9 del Tram entre Benidorm y Dénia antes de la llegada de las elecciones de esta primavera no podrá cumplirse al 100%. La complejidad de los trabajos (con un presupuesto de 120 millones) y la concurrencia de varios imprevistos en su ejecución podría forzar a la Generalitat a poner en servicio solo aquellos tramos en los que ya se ha intervenido y, además, hacerlo bajo determinadas limitaciones operativas.

Por lo pronto, según pudo precisar Alicante Plaza, el próximo paso previsto para proseguir con la electrificación y mejora de seguridad de todo el recorrido es la adjudicación de la variante del puente del Quisi. Se trata de la construcción de un nuevo viaducto que se pretende paralelo al que ya existe desde la puesta en marcha de la línea, en 1914. El objetivo es disponer de un paso elevado que sí sea capaz de soportar el peso y la circulación de los nuevos trenes duales con los que se prestará el servicio, adjudicados a Stadler por 35 millones.

La empresa pública a cargo de la explotación de la línea, Ferrocarrils de la Generalitat (FGV), ya ha concluido la obra de rehabilitación del viaducto original, pero -a la vista de los informes elaborados por la Universidad de Alicante (UA) y la Universidad Politécnica de Valencia (UPV)- se concluyó que no estaba dimensionado para admitir el peso de los nuevos convoyes. No sucedió lo mismo con el puente del Ferrandet, también rehabilitado y 100% operativo.

Todo parece indicar que la construcción del nuevo puente junto al del Quisi se prolongará al menos durante un año y medio más, de modo que el tramo entre Calp y Teulada no podrá ponerse en servicio a pleno rendimiento hasta finales de 2020, pese a haberse ejecutado ya una inversión de 14,5 millones en él. 

En todo caso, podría existir la alternativa de estrenar el recorrido precedente y el posterior, ya electrificados, pero utilizando los trenes convencionales para poder circular sobre el puente primigenio del Quisi en condiciones de seguridad. 

También se podría recurrir al servicio de transporte en autobús que suple ahora a la Línea 9 entre Calp y Dénia solo para salvar esos tramos no conectados. De hecho, el servicio está adjudicado y en vigor hasta final de año. Eso sí, hasta ahora se trataría solo de opciones pendientes de estudio, sin que exista ninguna decisión tomada al respecto.

El siguiente paso, también inminente, será la licitación de la modernización del tramo del trazado comprendido entre Teulada y Dénia. A priori, su ejecución debería conllevar plazos algo más cortos que la construcción del nuevo puente. Se trata de un recorrido de 17 kilómetros de los 50,8 que abarca toda la actuación desde Benidorm. De hecho, FGV ya se ha provisionado incluso de las 19.000 traviesas y carriles que se emplearán en ese tramo, por un importe de 3 millones de euros.

Lo cierto es que la parte de todo el plan de modernización que, a priori, podría parecer más compleja, sí estaría cumpliendo plazos: la entrega de los nuevos trenes. Según fuentes consultadas, las primeras unidades de esos convoyes ya están a disposición de FGV.  

Noticias relacionadas

next
x