X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

carta de los ex cargos y afiliados de la formación

Estos son los 'males' de Vox: el fin de las primarias y el 'fontanero' de Ripoll y los candidatos 'sin méritos'

16/05/2019 - 

ALICANTE. La confección de las candidaturas de Vox; la disolución de la dirección provincial y el nombramiento de una gestora han dejado, como se ha publicado en reiteradas ocasiones, a un buen grupo  militantes desplazados de la organización. Muchos de ellos, cargos importantes como la ex secretaria provincial, Carmen Gomis, o el ex vicepresidente del comité ejecutivo provincial, José Fresneda Villora, y coordinadores de los comités locales de ciudades como San Vicente del Raspeig, Alicante, Benidorm o Sant Joan d'Alacant, y de decenas de ex afiliados, han elaborado ahora una carta en la que denuncian las imposiciones de la dirección nacional en el nombramiento de candidatos por sumisión, y no por mérito; la eliminación de las primarias y en la designación del jefe de campaña, Eduardo Martínez Fuster, al que sitúan como hombre de confianza de José Joaquín Ripoll -el ex presidente de la Diputación de Alicante-, como los verdaderos problemas de la organización, y que, a su juicio, puede llevar a Vox a "quedar reducido a un partido residual con una esperanza de vida muy corta y efímera", según las propias palabras de este grupo de ex militantes.

Los firmantes del manifiesto #ConVozsinVox sitúan el inicio de la crisis en el adelanto electoral. "El adelanto electoral es la mecha que prende la bomba que está a punto de estallar y hacer añicos al partido en Alicante y otras provincias de nuestra geografía".  A partir de ahí es cuando se produce la supresión de las elecciones primarias para elegir a los candidatos al Congreso, Senado, comunidades autónomas y ayuntamientos. "Creíamos ciegamente en nuestros líderes y en el proyecto ilusionante de Vox. Pero llega el momento en que desde la dirección nacional en Madrid se insta a un cambio en los Estatutos, suprimiendo las “primarias”, lo que aceptamos mayoritariamente, convencidos de la buena fe de la medida y para facilitar la toma de decisiones del Comité Nacional y por extensión de los provinciales,ante el enorme crecimiento de afiliados y la cercanía de una concatenación de elecciones, que eran y son vitales para el futuro de España como nación", relatan.

"Y ese fue nuestro gran error. El poder otorgado a los miembros del Comité Ejecutivo Provincial de Alicante, a través desde la buena fe y la ingenuidad, fue otorgar un cheque en blanco a unos pocos para que pudieran tomar todo tipo de decisiones y tirar por el suelo el trabajo y honorabilidad de los que podían pensar que en un futuro muy cercano les podían arrebatar el puesto vistas sus carencias y limitaciones, pasando a cesar, difamar y destruir el trabajo realizado durante años para colocar a afines como nuevos coordinadores".  Ese momento se produce el 25 de marzo, cuando la dirección nacional decide relevar a Ana María Cerdán como presidenta provincial de Vox y nombrar a una gestora, presidida por Ana Vega, un grupo de gente que posteriormente acaparará los primeros puestos de las listas autonómicas y generales. Actualmente, la propia Ana Vega, David García Gomis y Miguel Pascual Pérez, los integrantes de esa gestora, son todos ya diputados autonómicos de las Cortes Valencianas. Ana Cerdán, que aceptó el plan de la dirección nacional, también es repescada en la lista autonómica, como número cuatro, y por lo tanto, se convierte en diputada autonómica, además de candidata a la Alcaldía de Villena.


La entrada de Eduardo Martínez Fuster

Otro elemento clave, según este grupo de ex afiliados críticos, es la entrada de Eduardo Martínez Fuster, al que consideran un fontanero próximo a José Joaquín Ripoll, ex presidente provincial del PP y de la Diputación de Alicante. Eduardo Martínez Fuster es el jefe de campaña de Vox para las elecciones generales y autonómicas en Alicante. La entrada en diciembre del año pasado en el Comité Ejecutivo Provincial de Alicante de Eduardo Martínez Fuster, fontanero de confianza de José JoaquínRipoll, con la oposición enfrentada de José Fresneda, vicepresidente , y Carmen Gomis como Secretaria Provincial así como Vicesecretaria de Comunicación e Implantación. La oposición de ambos a la suspensión preventiva de la agrupación de Benidorm y sus coordinadores, que provoca ser apartados de los cargos que ocupaban hasta ese momento, dinamita las relaciones con los coordinadores y da pie, con sus purgas desmesuradas e injustas, la desunión, la desilusión, la desconfianza y la llegada en masa de personas a las agrupaciones para hacerse con el poder disimuladamente", explican los críticos. En el caso de Benidorm hay una pugna por ver quién encabeza la lista local. Finalmente, se impuso a David Pérez Brigido, primero como coordinador local y después como candidato en sustitución del que era el coordinador local Alberto José Inés Moro por supuestas "irregularidades empresariales. Pero el 26 de abril, se supo que Pérez Brigido había sido condenado por violencia de género y fue relevado de la lista. El actual candidato es Diego Ramón del Castillo Gómez-Cambronero. 

"Muchos consideramos que el ataque a nuestros coordinadores es un ataque a Vox, denunciamos los hechos a nuestros líderes, siendo nuestra sorpresa que recibimos callada por respuesta. Crece la represión interna hacía nuestras personas con amenazas, imponiendo coordinadores afines para controlar y acalla rcualquier atisbo de crítica. Pensábamos muchos de nosotros que este era solo un problema de nuestra provincia, pero una vez perdido el miedo a represalias o al ostracismo dentro de nuestras agrupaciones, asistimos asombrados que lo sucedido aquí sigue las mismas pautasen otras muchas provincias. Se apartan afiliados leales para dar cabida a arribistas llegados de partidos tan dispares como el PP, Izquierda Unida, partidos neonazis e incluso de Esquerra Republicana, estando muchos de ellos investigados o con sentencias por cumplir", denuncian los ex afiliados. 

La elección de candidatos

Este grupo de ex cargos y militantes de Vox sostiene que el nombramiento de candidatos ha seguido un procedimiento particular, en el que "no ha primado ni el mérito, ni el currículum, ni la formación, ni la oratoria, ni la capacidad de liderazgo". Lo importante, dicen, "es ser hijo de, cuñado de, esposo o esposa de, amigo de y ser sumiso a los deseos y designios de la actual Gestora, aunque eso lleve a la destrucción del partido". Entre los ejemplos más palmarios, Ana Vega fue cabeza de lista a las Cortes por Alicante y su pareja, Mario Ortolá, es el candidato a la Alcaldía de Alicante; Carolina Vigara García y Juan Carlos Ramos Gómez son un matrimonio, ambos en paro, que figuran en la lista de Torrevieja como número uno y dos respectivamente, como sucede en Pilar de la Horadada, donde el número 1 es Cristóbal Pozo Torija y su esposa, Natividad Escudero Campillo, figura en el puesto 5.

Por todo ello, los afectados "sentimos que Vox no es el partido que en su día nos ilusionó y nos hizo recuperar la esperanza de recuperar los valores pisoteados impunemente por los partidos políticos. Nos sentimos defraudados y engañados por unos líderes que nos han utilizado en beneficio propio con la excusa de la defensa de un beneficio colectivo", lamentan. 

A su juicio, Vox puede quedar reducido a un partido residual con una esperanza de vida muy corta y efímera. Responsabilidad que recaerá en su totalidad sobre los hombros de la cúpula nacional, siendo Santiago Abascal su máximo responsable. 

"Muchas de las personas que componemos las agrupaciones alicantinas de Alicante ciudad, Elche, Benidorm, Altea, Mutxamel, San Vicente del Raspeig, Sant Joan, El Campello, Albatera y otras, pedimos, no, exigimos, por el futuro del partido un proceso para revertir el poder supremo de los Comités Provinciales y elecciones democráticas para elegir a nuestros coordinadores en aras de recuperar un partido que lleva camino de ser una simple anécdota en nuestra historia política reciente", concluye la carta. 

Noticias relacionadas

next
x