X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

prioridades de su acción de gobierno si retiene la alcaldía

Este es el plan para Alicante que aspira a impulsar el PP

1/06/2019 - 

ALICANTE. El Partido Popular (PP) de Alicante tiene claras cuáles deben ser las prioridades de su acción de gobierno para los próximos cuatro años, en el caso de que el alcalde en funciones, Luis Barcala, revalide el cargo en el pleno de investidura, el próximo 15 de junio. 

Entre todos los anuncios formulados durante la campaña y entre todas las iniciativas recogidas en su programa electoral, los populares aspiran a conseguir al menos tres objetivos fundamentales antes de la próxima cita con las urnas, en 2023: la mejora de la limpieza viaria; la regeneración de la escena urbana en todos los barrios y la recuperación del antiguo complejo industrial de La Británica como espacio cultural y turístico de referencia para la ciudad (un espacio en el que también han puesto el foco otros partidos como PSOE y Compromís).

Así lo defenderá en el proceso de conversaciones que el propio Barcala prevé abordar a partir de la próxima semana en busca de un acuerdo de gobierno con Ciudadanos (Cs), o de investidura, con el conjunto de partidos que han logrado representación tras las municipales del 26 de mayo.  

Para el primer reto, el de la limpieza, el PP ya ha anticipado cuáles son los pasos que pretende seguir. En primer término, intensificar el control de la contrata actual y perseguir los comportamientos incívicos. En segundo lugar, destinar los 4,5 millones comprometidos por contrato para la renovación de maquinaria con el fin de que esos nuevos medios técnicos contribuyan a mejorar la tarea. Y tercero, dividir el servicio en dos contratos distintos a partir de 2021 -uno para la limpieza y otro para la recogida de la basura- en busca de una mayor especialización y competencia entre las empresas interesadas.

Para el segundo eje, la mejora de la escena urbana, se cuenta con los 31 millones de remanente de tesorería y proyectos ya listos para licitar la ejecución de las llamadas inversiones financieramente sostenibles. En ese paquete se encuentran obras de reurbanización en casi todos los barrios, con mejoras de alumbrado, de pavimento y renovación de aceras, por ejemplo. El PP lo ha etiquetado como un Plan de Actuación Comercial (PAC). Y a esas obras se suman las que ya se incluyen en la EDUSI de Las Cigarreras, para los barrios situados entre el Castillo de San Fernando y el de Santa Bárbara.

Los 'populares' confían en que la renovación de maquinaria, con 4,5 millones, contribuya a mejorar la limpieza mientras se prepara la próxima contrata  

Y para el tercero, el de La Británica, se prevé como mínimo poder asumir la cesión de uso (el complejo pertenece a Patrimonio del Estado) para convertirlo en un recinto visitable al que se pueda dar uso por fases. Para ello, se aspira a lograr financiación de la Diputación, de la Generalitat, del Gobierno central o de la Unión Europea, al margen del uso de fondos propios de los que se pueda disponer. Como mínimo, se cuenta con el desarrollo de una primera fase con la que se promueva la transformación de su entorno para que resulte accesible.

El impulso prioritario a esas tres actuaciones no implica que se prescinda de cuestiones como los trabajos de redacción del nuevo Plan General, el impulso del Parque Central en los terrenos de Renfe o la reivindicación de otras infraestructuras que resultan cruciales, como el fin de la Vía Parque o la extensión de la red Tram. Sin embargo, se sostiene que esas tareas requieren más de cuatro años y no podrán completarse en este mandato. 

Noticias relacionadas

next