X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ciudadanos no los apoyará salvo sorpresa

Elche ya tiene proyecto de presupuestos para 2019, pero el tripartito no tiene fuerza para aprobarlos

8/12/2018 - 

ELCHE. Sin apoyos pero con unas cuentas de “transformación y actuación”, así se presentó el viernes el tripartito ilicitano para dar a conocer los presupuestos municipales que ha elaborado para 2019. Un presupuesto al que califican como el mejor de la legislatura en el seno del tripartito, y del que se sienten muy orgullosos, pero que presumiblemente no saldrá adelante puesto que no cuentan con los apoyos necesarios. Mientras que para las cuentas de 2017 y 2018 contaron con el hombro de la formación de David Caballero, Ciudadanos sigue enrocado en su posición: si no hay bajada de IBI, no aprobarán los presupuestos. Sin embargo, desde el equipo de gobierno instan a la formación a que reflexione, dejando la puerta abierta a una posible abstención.

Unos presupuestos encaminados a la prórroga

Así pues, aunque ya hay un proyecto de futuribles cuentas para el próximo curso, lo más probable es que se queden en el cajón, para ir aprobando medidas concretas modificando partidas presupuestarias como las decenas que se han hecho durante este año. O en otras palabras, que si no hay acuerdo el actual presupuesto habrá de prorrogarse. Una opción encima de la mesa muy probable ya que Ciudadanos no cede en la bajada del IBI de 6,5%. De hecho, era una condición sine qua non mediante la cual no se sentarían a negociar, por lo que mientras que hubo contactos en cursos anteriores y medidas naranjas en las cuentas, esta vez no ocurrirá porque no ha habido ninguna reunión oficial para abordar el asunto. Y es que el tripartito sigue también en sus trece, no admiten una rebaja, a pesar de una mayor recaudación este año en 13 millones, porque entienden que es injusta al repercutir más sobre las rentas mayores y aseverar que supondrá estrangular el gasto social en cinco millones de euros "y recortes".

Ante esta tesitura, “el gobierno está en la obligación de presentar unos presupuestos”, explica la edil de Compromís Mireia Mollà, a sabiendas de que los números de la corporación no dan. En cualquier caso, el propio alcalde Carlos González recuerda que si no quieren votar a favor tienen la opción de abstenerse, un punto medio que podría permitir su aprobación por mayoría simple, ya que el Partido Popular se opondrá, y que ya lleva tiempo insistiendo en que “el tripartito da la legislatura por agotada”. Queda la duda de qué votará Ilicitanos por Elche. En cualquier caso, aunque los de Caballero podrían abstenerse, no se entendería esa postura después de la insistencia con la que han defendido que votarían en contra si no hay una bajada del IBI.

La bajada de IBI, inviable para 2019

Asimismo, también hay una cuestión no menor con la que no se contaba, que ya no hay tiempo material para que entre en vigor la rebaja del IBI que promulga Ciudadanos, y que según el tripartito, por los plazos vigentes, esta disminución fiscal se haría efectiva a partir del 1 de enero de 2020. Así pues, es una carta con la que juega el equipo de gobierno para dejar en fuera de juego a los naranjas, haciéndoles ver que en cualquier caso su propuesta, aprobada en bloque por toda la oposición en junio, no se puede aprobar para 2019. Por eso también el edil del Partido de Elche, Jesús Pareja, hacía un llamamiento a la convergencia para “priorizar Elche” sobre intereses partidistas. Por otra parte, la otra carta que jugará el tripartito será la de cargar contra la oposición por no haber sacado adelante medidas sociales de las que consideran no se puede estar en contra.

Por eso, en la Comisión de Hacienda previa al presupuesto pretenden que cada formación se retrate, para después vender que la oposición ha impedido determinadas medidas como las inversiones en pedanías, el pabellón adaptado, el centro sociocultural de Carrús, inversiones o el aumento en la lucha contra la violencia machista. En ese presupuesto de 2019, que este año será de algo más de 184 millones de euros —frente a los 179 del pasado curso—, hay más de 5,7 millones correspondientes a los fondos Edusi, correspondientes al pabellón adaptado con un millón de euros, a la eficiencia energética y administración electrónica con más de 800.000 cada una, a la rehabilitación del polideportivo de Carrús y Toscar con 800.000 o un centro cultural en Carrús por medio millón. Con financiación estrictamente municipal están los presupuestos participativos con algo más de un millón, un centro sociocultural en El Altet y en Torrellano, así como otras obras de rehabilitación o urbanización, además de partidas importantes para las ayudas al IBI o el transporte a las pedanías. En lo que toca a Pimesa, destacan los 5,9 millones para financiar los dos primeros edificios de Elche Campus Tecnológico o 3,5 para la reurbanización de San Antón.

En qué queda todo, se verá en el pleno del próximo 17 de diciembre.


Noticias relacionadas

next