Elche prevé compensar las pérdidas del sector de la palma blanca con ayudas directas o del fondo de la Generalitat

18/01/2021 - 

ELCHE (EFE).  El equipo de gobierno (PSPV-PSOE y Compromís) del ayuntamiento de Elche promoverá acciones en 2021 para compensar las pérdidas económicas del sector de la palma blanca tras la suspensión de la Semana Santa debido a la pandemia, al igual que hicieron el año pasado.

El alcalde de Elche, el socialista Carlos González, ha señalado que este apoyo al sector de la palma blanca podría llegar a través de ayudas directas o del fondo de 120 millones de euros anunciados por la Generalitat para los sectores económicos afectados por las medidas restrictivas derivadas de la pandemia. Según ha asegurado a los periodistas, esta es una de las actividades económicas que podría cubrir este fondo.

La pasada semana el grupo municipal del PP ya pidió al equipo de gobierno la creación de una partida presupuestaria para ayudar al sector tras la suspensión de la Semana Santa y con ella la celebración del Domingo de Ramos, Fiesta de Interés Turístico Internacional. Así, recordó que la subsistencia de muchas familias ilicitana “depende exclusivamente” de la venta de palma blanca para la procesión del Domingo de Ramos.

En 2020 la suspensión supuso un duro golpe para el sector de la palma blanca en Elche. Los productores, artesanos y distribuidores pidieron a las administraciones medidas concretas para paliar la situación como la subvención de una parte de lo que no se pudo vender este año y el coste energético de las cámaras frigoríficas donde conservarlas.

Así, en junio del pasado año el pleno municipal aprobó una moción del grupo municipal del PP para destinar 100.000 euros en ayudas al sector de la palma y solicitar esa misma cantidad a la Diputación de Alicante y la Generalitat Valenciana.

Estas ayudas fueron aprobadas por la Junta Local de Gobierno en septiembre para compensar las pérdidas motivadas por la suspensión de la Semana Santa y en particular el Domingo de Ramos.

La palma blanca es fruto de un trabajo de artesanía único en el mundo que se realiza en Elche. Aquí hay una docena de talleres que trabajan en la elaboración de la palma blanca ilicitana, que requiere de un proceso de conservación de la palmera y posteriormente de las palmas para conseguir el singular color amarillo que permite su trenzado 

Noticias relacionadas

next
x