X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

sólo una intervención en la iglesia de la merced

Elche no agotó en la pasada legislatura la partida de 200.000 euros destinada a Patrimonio

12/07/2019 - 

ELCHE. El pasado tripartito de la anterior legislatura, unas veces apoyado en Ilicitanos por Elche, otras en Ciudadanos, tan sólo pudo sacar adelante dos presupuestos propios, los de 2016 y los de 2017; el primer y el último año del mandato tuvo que prorrogarlos. Dentro de cada uno de ellos hubo inversiones y proyectos que no se pudieron sacar adelante, algo que suele ser normal en las cuentas municipales de cualquier Consistorio, y es algo que denunció la oposición por el bajo porcentaje de ejecución de las inversiones. Entre las mismas, hubo una pequeña partida que no se logró ejecutar desde el 2016, el primer año que se presupuestó: la de Patrimonio

En 2016, dentro de una partida global de 2,5 millones de euros para la concejalía de Urbanismo, se presupuestaron por primera vez 50.000 euros para actuaciones de conservación del patrimonio cultural. Una partida que se mantuvo en 2017, tanto en el capítulo de Urbanismo como en el de inversiones reales previstas, por lo que a priori se iba a materializar. Una cifra que a su vez se dobló en 2018, ya que se aumentó el presupuesto de actuaciones de conservación hasta los 100.000 euros, y se incluyeron otros 100.000, provenientes de 50.000 en concepto de transferencias de capital de los Edusi para adecuación patrimonial de instalaciones culturales, y otros 50.000 en materia de préstamos para este aspecto en el pasivo corriente. 

La única actuación, en Las Clarisas

Sin embargo, la realidad es que la única actuación en materia de patrimonio cultural para lo que se ha utilizado esta partida fue la de los trabajos de intervención en la Iglesia de la Merced, con una inversión municipal cercana a los 30.000 euros, en 2018. Por lo tanto, no es que se haya aumentado el presupuesto, sino que se ha ido acumulando anualmente debido a su no utilización, por lo que al final de la legislatura había un acumulado de 200.000 euros en la cantidad prevista de utilización, tanto en la partida que creó el tripartito en la pasada legislatura, como con la cantidad de préstamos y la de los Edusi. 

A priori, con lo que queda de la partida se pretende destinar para la rehabilitación de la Torre de Calendura, proyecto para el que se ha pedido una subvención a la Generalitat y cuya ejecución será cosa de una empresa especializada del sector. Sin embargo, el quid radica en el estado en el que se encuentra el patrimonio ilicitano, deteriorado en diferentes ámbitos, cuando no echándose a perder, pero al no haberse destinado durante la legislatura a la recuperación o rehabilitación, el deterioro sigue adelante. Eso sí, no ha sido por falta de presentación de proyectos a los que destinar la partida, o de los que quedan pendientes y que a priori están aprobados, como el de la adecuación del refugio de Germanías en clave memorialista y de Derechos Humanos

En teoría, se trasladará allí de forma permanente una exposición sobre los refugios locales, después de que se inaugure primero en Las Clarisas. Se consiguió una subvención de Cultura para la exposición, pero de momento no se sabe nada. En cualquier caso, ni esta ni la partida sobrante de Patrimonio es suficiente para la adecuación del refugio, por lo que se estudia una posible subvención. En cualquier caso, ese excedente no se ha utilizado ni en el patrimonio hidráulico, ni en las edificaciones que se están deteriorando, ni en otros elementos. Tan sólo la pequeña actuación de Las Clarisas, que lleva tiempo esperando un proyecto integral. También se perdieron ayudas autonómicas para rehabilitación cultural que sí aprovecharon otros municipios de la provincia

Noticias relacionadas

next
x