El PP ya intentó presionar a Compromís por el hotel de Clarisas

El voto por separado de las recalificaciones en Elche obligará a los grupos a 'mojarse' con Clarisas o Mercado

4/05/2022 - 

ELCHE. La retirada de las recalificaciones de suelo que estaban planteadas para el último pleno para que no se debatiesen en 'pack' obligará a los diferentes grupos municipales a posicionarse con el cambio del suelo de Clarisas como hotelero, la consolidación del mercado provisional en la zona verde, así como el del Mercado Central con su rehabilitación parcial para su uso gastronómico o declarar zona verde en el huerto junto a L'Escorxador. De esta forma, los puntos se debatirán por separado, tras las proclamas de Ciudadanos y el edil no adscrito Eduardo García-Ontiveros; por su parte el PP pedía que se retirara en general por el cambio del suelo del convento. 

El equipo de gobierno asevera que facilita esta opción en "aras de un mayor consenso", que sobre la práctica supondrá diferentes posicionamientos políticos sobre estos cuatro cambios al votarse por separado. De una parte permitirá que quien tenga diferentes puntos de vista sobre cada uno de los cambios de suelo pueda —o tenga, según se mire— variar su voto, ya que al votarse como estaba planteado, con el trámite en bloque, obligaba a adoptar una misma postura a pesar de poder tener diferentes sensibilidades. 

Eso sí, paralelamente el trámite administrativo será el mismo y no se tendrá que reiniciar el permiso ambiental que otorgó el Consistorio constituido como órgano ambiental —señalando que no había impacto— con estas recalificaciones urbanísticas. Eso sí, los técnicos tendrán que dilucidar si después el procedimiento urbanístico va también por separado acorde a cada uno de los puntos o si sigue en bloque. Era una de las quejas mayoritarias en las alegaciones de los colectivos, ya que entienden que se ha aprovechado el cambio del mercado para cambiar el uso de suelo de Clarisas a hotelero, por ejemplo. Aunque la concejal de Urbanismo Ana Arabid defiende que tiene que ser así ya que los cuatro cambios están interrelacionados, al suponer una compensación del tipo de suelo entre las cuatro zonas.

Aprobaciones por mayoría absoluta de cada punto

Por último, hay que tener en cuenta que las modificaciones del Plan General, como es el caso, tienen que aprobarse en el pleno por mayoría absoluta, lo que bastaría con PSOE y Compromís. El foco puede centrarse en estos últimos, sobre quien el PP ya intentaba trasladar presión el día que pedían que no se debatiera este punto en el pleno, preguntando que si iban a permitir el hotel en Clarisas, al ser el más polémico —junto a la consolidación del mercado provisional—. La formación ha indicado en varias ocasiones que está en contra del proyecto tal y como se planteó originalmente, destinando la iglesia gótico-renacentista a restaurante, aunque los promotores están planteando posibles alternativas. Bien es cierto que Compromís ha aprobado en Junta de Gobierno estos cambios de suelo —y de hecho el PSOE espera que lo aprueben porque no se han mostrado en contra de estas recalificaciones—, por lo que podría votar a favor, pero también que en el pleno el PSOE podría sacar esta recalificación adelante con otras formaciones que voten favorablemente (edil no adscrito, Cs o Vox), ya que se presume que el PP votará en contra.

El equipo de gobierno está esperando que se apruebe en el pleno el inicio para esta modificación del Plan General que ya cuenta con ese permiso ambiental inicial para adelantar trámites, entre otros, como el del futuro pliego de condiciones para el hotel o los anteproyectos de consolidación del mercado provisional y reforma del Mercado Central.

Noticias relacionadas

next
x