X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El Villarreal B líder, el Hércules se desinfla y otros tres equipos de la Comunitat con problemas

8/01/2019 - 

ALICANTE. La primera vuelta en el Grupo III de Segunda B ha confirmado el dominio del líder Villarreal B, que ya rozó el ascenso el pasado curso, la irregularidad del Hércules, que ha ido de más a menos, y el sufrimiento de Castellón, Ontinyent y Mestalla para salir de la zona de peligro de la clasificación.

Deportivo Alcoyano y Atlético Levante, los otros dos equipos de la Comunitat Valenciana que compiten en este grupo, han tenido un rendimiento acorde a sus expectativas y han logrado rehacerse de un mal inicio de la temporada para asentarse en la zona media de la clasificación.

El filial del Villarreal ha dado la nota más positiva de la primera parte de la competición, ya que a pesar de los cambios que ha sufrido en su plantilla y de un inicio complicado ha sabido reinventarse para finalizar la primera vuelta en lo más alto de la tabla.

El Villarreal B ha mantenido una dura pugna por el liderato con el Lleida, al que aventaja en un punto, tras haber logrado descolgar al Hércules, al que tuvo como principal adversario en la clasificación durante los primeros tres meses de Liga.

Precisamente, el equipo alicantino, quinto, ha sido una de las decepciones de esta primera vuelta, ya que tras un arranque espectacular que le llevó a ser líder sólido ha perdido fuerza en las últimas jornadas, cayendo fuera de la zona de promoción.

El técnico Lluís Planagumà había podido camuflar sus problemas para materializar las ocasiones gracias a su solidez defensiva, pero en las últimas jornadas se ha mostrado más vulnerable atrás y sus problemas han aumentado.

El Alcoyano, sin hacer demasiado ruido, ha sabido rehacerse a un mal inicio de temporada, sobre todo como local, para remontar y situarse en la zona templada de la tabla, aunque ya demasiado lejos (nueve puntos) de los puntos de promoción.

También el Atlético Levante, undécimo, está más o menos donde se le podía esperar. El filial tampoco empezó bien, pero a mediados de octubre logró enderezar el rumbo y ahora mira con algo de distancia la zona de peligro, repleta de equipos de la Comunitat Valenciana.

Justo en la frontera con la zona de descenso se sitúa el Mestalla, que tras la victoria en la pasada jornada toma algo de aire y logra escapar de la cola.

La bisoñez de los jugadores y sus problemas en defensa han pasado factura al filial, condenado a sufrir para mantener la categoría.

En zona de descenso se sitúa el Ontinyent, que ni con el regreso de Vicente Parras a su banquillo ha logrado aliviar sus problemas. Una mala dinámica en los dos últimos meses desplomó el equipo, al que el empate de la pasada jornada ante el Lleida, uno de los gallitos, da algo de moral para buscar la remontada.

Con todo, la gran sorpresa negativa la ha dado el Castellón, que en su regreso a Segunda B firmó una primera vuelta muy decepcionante, tras haber llegado a estar catorce partidos sin ganar.

Tras dos cambios en su banquillo, el Castellón ha logrado abandonar el farolillo rojo y enderezar el rumbo, aunque afrontará el inicio de la segunda vuelta a cuatro puntos de la permanencia y sin apenas margen de error.

Noticias relacionadas

next
x