X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El Valencia achaca a "un malentendido" lo sucedido con los aficionados del Hércules

14/10/2018 - 

ALICANTE. El Valencia achaca a "un malentendido" lo sucedido este domingo en Paterna con aficionados del Hércules.

Pero un malentendido en el sentido de que desde el club che consideraban "que había quedado meridianamente claro que cuando hablaban de que no se venderían entradas en Paterna (así se lo trasladaron al Hércules por escrito el miércoles y dos días antes a Alicante Plaza) se referían a aficionados visitantes", especialmente "después de haber puesto a disposición del club blanquiazul 275 entradas para su venta en Alicante" (primero 200 y después otras 75 que físicamente no llegaron a viajar hasta el Rico Pérez pero sí se vendieron en él y que este domingo eran recogidas por un representante del Hércules para su distribución entre los que las habían comprado previamente) e insistir en que, dada la limitada capacidad del Antonio Puchades y que no fuera a haber partido de Primera, "se esperaba una mayor afluencia de abonados". 

Desde el Valencia remarcaban a este medio que de haberse vendido entradas a aficionados del Hércules en Paterna "hubiesen sido solo del citado cupo de 275 y hasta que se agotasen", al tiempo que destacaban que "en todos los partidos del filial se abre la taquilla para la venta de entradas a aficionados locales, distribuyéndose no más de un centenar y que este domingo se hizo lo mismo, empleando también el criterio del lugar de residencia que se recoge en el Documento Nacional de Identidad (DNI)". Desde el club de Mestalla "lamentaban que hubiera herculanos que no pudieran asistir al partido después de desplazarse", pero insistían en que la capacidad del Alfonso Puchades (2.250 localidades) y el número de abonados valencianista con derecho a asistir a los partidos (40.000) les obliga a fijar un cupo (275 entradas) para aficionados visitantes que evite un hipotético agravio a sus abonados y también a aquellos que no lo son pero siguen al filial valencianista ("de ahí que se abriera la taquilla y que se pidiera que se identificasen con el DNI", algo que dejó a algún valencianista sin entrar, al constar en el mismo que reside en Alicante), todo con la seguridad como trasfondo y es que este domingo la mediación de Carlos Parodi y Enrique Ortiz por un momento sí pareció que fuese a permitir que se vendiesen entradas a los aficionados blanquiazules que carecían de ella, pero en última instancia el coordinador de seguridad del club che se opuso.

Noticias relacionadas

next