X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

servicios y zonas públicas en el centro frente al 'éxodo' a los pau's

El urbanismo que viene en Alicante: a consolidar la ciudad construida con más dotaciones

26/06/2019 - 

ALICANTE. Si se cumplen los vaticinios y promesas lanzadas durante la campaña electoral por parte de todos los partidos que han logrado representación en el Ayuntamiento de Alicante, tras las municipales del 26 de mayo, el mandato que se acaba de inaugurar ahora para el periodo 2019-2023 puede ser finalmente el que siente las bases de un nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). El reto es, como mínimo, redactar sus ejes fundamentales (el llamado Plan General Estructural) para sustituir al PGOU actual, vigente desde 1987.

¿Qué objetivos se pretenden conseguir con ese documento? Fuentes del nuevo equipo de Gobierno, un bipartito compuesto por PP y Ciudadanos (Cs), avanzaron a Alicante Plaza que con el nuevo marco normativo que se establece a través de leyes como la Ley Orgánica de Territorio, Urbanismo y Paisaje (LOTUP), el trabajo quedará orientado sobre todo a la consolidación del casco urbano, a la regeneración y reurbanización de las zonas ya construidas y habitadas en lugar de fomentar la expansión de más residenciales en otras zonas periurbanas.

La generación de más suelo urbanizable en el que poder construir nuevos Programas de Actuación Urbanística (PAU's) debe ajustarse a situaciones muy concretas en los que exista demanda por cubrir. Y, además, esa expansión estará muy condicionada por los criterios de sostenibilidad que se delimitan en esos nuevos textos normativos, como la citada LOTUP.

Así, según las mismas fuentes, si se tiene en cuenta que aún hay suelo residencial por agotar en Alicante, y que todavía no se han desarrollado obras ya previstas en el PGOU en vigor en zonas como Benalúa Sur o el PAU 3 (al margen de la solución definitiva que se adopte respecto al sector de Pino y Ruaya, y de otros ámbitos pendientes de concreción como la OI/2 en los terrenos liberados de las vías del ferrocarril), la política de ordenación urbanística que se prevé desarrollar desde el Ayuntamiento se centrará en tratar de mejorar las condiciones de vida de los barrios ya existentes, creando nuevos espacios públicos con zonas verdes, juegos infantiles, zonas deportivas y centros educativos. Todo, con el fin de evitar que se produzca un éxodo de los residentes de barrios como el Centro o Carolinas hacia las urbanizaciones de los nuevos PAU's en busca de esas dotaciones.

No será una tarea fácil, según admiten representantes del bipartito, puesto que apenas existen bolsas de suelo disponible en zonas urbanas ya consolidadas. Sin embargo, al menos por lo que respecta al Centro Tradicional, sí se prevé poner el foco en las posibilidades que ofrece la franja de integración Puerto-ciudad para asentar esos espacios de uso público, en puntos como las inmediaciones de Casa Mediterráneo o el barrio de Heliodoro Madrona, por ejemplo.

Por lo pronto, como adelantó el propio concejal de Urbanismo, Adrián Santos (Ciudadanos) en una entrevista concedida a Alicante Plaza, el primer paso será reforzar la Oficina del Plan General y externalizar el trabajo de redacción del nuevo planeamiento, bajo la supervisión de los técnicos municipales.

Noticias relacionadas

next
x