X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de octubre y se habla de alicante TRANSPORTES CONTRATAS benidorm tram Catalunya

Tras una queja por vandalismo y deterioro

El Síndic de Greuges pide a Orihuela y al Consell que actúen para evitar la destrucción del Castillo

18/12/2018 - 

ORIHUELA. El Síndic de Greuges reclama al Ayuntamiento de Orihuela y al Consell medidas de inmediato para evitar la progresiva destrucción del Castillo de Orihuela, elemento de Bien de Interés Cultural (BIC) y lograr la adecuada conservación, rehabilitación y puesta en valor de este activo del patrimonio cultural. Es la respuesta a una queja elevada al Síndic de Greuges donde se manifiesta "una ruina progresiva en todo su conjunto con hundimientos, derrumbamientos y deterioro de parámetros y elementos defensivos y decorativos" y, donde además, se reclama inversión para su conservación y restauración y la actuación frente al vandalismo de la zona. 

Tanto el Ayuntamiento como el Consell respondieron en su momento a la queja, no obstante, el demandante considera insatisfactorias sus respuestas y reclama celeridad ante la protección del BIC del Castillo oriolano. El Síndic ha admitido esta solicitud y, de hecho, recomienda a las dos administraciones la celeridad para proteger los restos del conjunto monumental y el plazo de respuesta expira esta semana. 

La primera respuesta del Ayuntamiento de Orihuela fue que, en cuanto a los actos vandálicos, se realizan campañas de eliminación de grafitis. Además, detallan que se está redactando el Plan Director de Conservación y Restauración del Castillo y Murallas de Orihuela, de acuerdo con las directrices marcadas por el Plan Nacional de Arquitectura Defensiva. Por su parte, el Consell, argumenta que en 2018 se aprobó una línea de ayudas para la conservación y protección de los BIC y que consta en la Dirección General que se ha solicitado subvención por el Ayuntamiento de Orihuela en abril de 2018, para trabajos de limpieza y eliminación de grafitis sobre los restos de muralla y el Castillo en la sierra de Orihuela. 

Estas contestaciones no fueron suficiente para los redactores de la queja, que insistieron, en la fase de alegaciones, en que "su asombro por la falta de una respuesta acorde a la entidad del bien cultural del que se trata y de su importancia histórica para la Comunidad Valenciana". Reclama más información al Consell sobre el estado del BIC porque considera que su demanda no ha sido respondida. También aduce a una "clara dejadez" en el estado del Castillo. 

El propio Síndic de Greuges argumenta que el patrimonio cultural es una de las principales señas de identidad del pueblo valenciano y el testimonio de su contribución a la cultura universal y que los bienes ;constituyen un legado patrimonial de inapreciable valor, cuya conservación y enriquecimiento corresponde, especialmente a las instituciones y los poderes públicos que lo representan. 

Esta petición del Síndic está aún en trámite, a espera de respuesta. 

El Plan Director de Conservación y Restauración del Castillo y Murallas, está en marcha, en proceso de redacción, que, en principio, acabará en enero de 2019. Ahora está en un período para conocer cuándo se pondrá en marcha y de qué forma volverá a erigirse este emblema de la ciudad oriolana. El objetivo de este plan director tiene una triple función, que se conozca más este BIC, el diagnóstico de su estado actual de conservación, y la realización de las necesarias propuestas de actuación de cara a su conservación-restauración, puesta en valor y gestión. 

El castillo de Orihuela ha sufrido explosiones y se encuentra en una situación muy deteriorada desde hace años. También ha pasado por demoliciones por peligro de derrumbe y, de hecho, hoy, la Torre de Embergoñes cuya edificación data entre los siglos XII y XIII, presenta grandes grietas preocupantes para su futuro. Su estado y erosión descartan por completo la reconstrucción de la fortaleza. Además, faltan datos para conocer cómo era la construcción en sus orígenes. Los trabajos de arqueología, geología y de paisajes detallan esta situación. Las murallas, la Torre de Embergoñes, la Puerta de la Traición, la torreta, las minas y sus hornos, las cuevas, los baños y necrópolis de San Antón y hasta el llano de San Miguel están dentro de estos trabajos.

Entre los planes del Ayuntamiento está el de que, al menos a 15 años vista, se integre el monte de San Miguel en la ciudad y que los elementos históricos se pongan en valor. Una de las intenciones del Consistorio es que se declare Parque Cultural Arqueológico y así, elevar su categoría de protección y de reclamo cultural. 

El Ayuntamiento de Orihuela lanzó una encuesta cuyo plazo acabó el 5 de diciembre para conocer cuál es la percepción de los vecinos de Orihuela sobre las ruinas del Castillo. No solo se pretende saber la consideración del Castillo, si no también qué uso piensan los oriolanos que se le debe dar. 

El Ministerio de Cultura desaconseja la reconstrucción del Castillo de Orihuela por el estado ruinoso en el que se encuentra. En unos criterios escritos, de modo indicativo, no vinculante, el Ministerio aporta que es preferible adaptarlo "a la memoria colectiva" de otro modo y que sus intervenciones sean "coherentes con el estado de conservación del bien cultural, sus futuros usos y las condiciones de mantenimiento que se establezcan".

En el mismo sentido que desde el Plan Nacional de Arquitectura Defensiva, documento que sienta las bases para la recuperación de elementos históricos en España, también aconsejan que la intervención considerada se atenga a un diagnóstico específico de cada objeto presente en el conjunto del Castillo de Orihuela, para actuar de la manera más adecuada. En cualquier caso, no cabe la reconstrucción. 

Noticias relacionadas

next
x