Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 1 de diciembre y se habla de NAVICO DIGITAL LAB altea benidorm alicante puerto dachser project h hawkers

sexta modificación del plan especial para ampliar usos permitidos

El Puerto rediseña Poniente para encajar más oficinas al calor del Distrito Digital y Panoramis

20/10/2020 - 

ALICANTE. La llegada del Distrito Digital al edificio de la terminal de cruceros y el proyecto de reconversión de Panoramis en un workspace con oficinas flexibles de la mano de CustomSuits ha brindado al Puerto de Alicante la oportunidad de convertirse en un gran centro de negocios, como sede estacional o estable para el asentamiento de empresas. Se trata de una opción que la Autoridad Portuaria no está dispuesta a desaprovechar. De hecho, sus técnicos han comenzado a definir ya la que será la sexta modificación del Plan Especial del recinto con el propósito de ampliar la superficie dedicada a usos administrativos del denominado Sector 6: el espacio comprendido entre los muelles 3 y 5 en el dique de Poniente.

En realidad, ese ámbito ya tiene sus primeros ocupantes. Alberga el edificio de Panoramis, adquirido por Digital Corner (antes Medimotors Gestión) en pública subasta tras la liquidación de Marina de Poniente. Y, además, acogerá la nueva subsede del Distrito Digital: un edificio diseñado en cuatro bloques con una superficie global de 5.500 cuadrados y un presupuesto de licitación de 10,5 millones.

No obstante, el objetivo del Puerto es ir más allá para ampliar las posibilidades de instalación de empresas. Así, pretende que el cambio en su ordenación interna pueda aprobarse en 2021, justo un año después de que haya entrado en vigor la quinta modificación puntual de su Plan Especial, por la que, entre otros elementos, se incluye la construcción de una nueva marina deportiva en el dique de Levante.

Lo cierto es que la regulación de esos nuevos usos administrativos resultan necesarios para dar cobertura a los planes de reconversión de Panoramis. Como informó este diario, el Puerto concedió en 2019 una primera autorización de uso a Digital Corner para que pudiese destinar un área de 800 metros cuadrados de la primera planta del complejo a la instalación de oficinas. El resto del inmueble continúa ligado a usos comerciales, de aparcamiento o para el funcionamiento del multicines. Sin embargo, esa primera delimitación resulta insuficiente para poder desarrollar el acuerdo suscrito con CustomSuits para que el edificio pueda incorporar un espacio de coworking o servir de sede para empresas de base tecnológica decididas a asentarse en Alicante.

Además, al margen de las alternativas de Panoramis y del edificio de nueva planta del Distrito Digital, en el mismo dique todavía existiría suelo disponible para dar cabida a la implantación de oficinas de cualquier empresa. De ahí que se pretenda adaptar la normativa interna para dar acomodo a cualquier inversión privada que pueda optar a una concesión de terrenos. Hasta ahora no ha trascendido cuál sería la superficie concreta que se podría reservar para albergar esos usos administrativos a lo largo de los dos muelles. Pero sí se ha concertado ya el desarrollo de ese cambio con Puertos del Estado, según comunicaron portavoces oficiales del Puerto de Alicante este viernes, al dar cuenta de la reunión de trabajo telemática celebrada entre su presidente y su director general, Juan Antonio Gisbert y Carlos Eleno, con el presidente del organismo estatal, Francisco Toledo, para tratar sobre las inversiones previstas en el Puerto para el periodo 2020-2024.

La Autoridad Portuaria también persigue la firma de un convenio con Adif para construir un apartadero de trenes en Villena que permita mejorar su capacidad de carga con el acceso de convoyes de hasta 750 metros de longitud

En ese encuentro, también se anunció la próxima firma de un convenio con el ente Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) por el que se pretende regular la construcción de un apartadero de trenes de la línea Alicante-La Encina que permitiría que el Puerto mejorase su capacidad de transporte de mercancías mediante la circulación de convoyes de hasta 750 metros.

Fuentes portuarias indicaron que, en la actualidad, al recinto portuario solo pueden acceder trenes de hasta 500 metros de longitud al no disponer de un apartadero con el espacio suficiente para que sus máquinas locomotoras pudiesen maniobrar y dar la vuelta. Todo pese a que las vías que conectan con la terminal marítima de TMS sí se han adaptado ya para acoger a trenes de esa mayor longitud (los citados 750 metros). 

Así, según las mismas fuentes, ese nuevo apartadero objeto del convenio con Adif se desarrollaría en terrenos situados en el término municipal de Villena, ya propiedad del administrador ferroviario, y no en suelo del propio recinto portuario, como se había barajado hace años. Se trataría de un espacio en el que las máquinas de los trenes sí podrían dar la vuelta y acceder al Puerto "empujando al convoy, en lugar de tirando de él". 

Noticias relacionadas

next
x