Hoy es 18 de mayo y se habla de aquaculture ACUICULTURA alicante urbanismo benidorm iglesia

alerta de incumplimientos e insiste en el veto a sus enmiendas

El PSOE se planta y exige explicaciones a Cs sobre el respeto a su pacto presupuestario en Alicante

9/02/2021 - 

ALICANTE. El PSOE de Alicante se planta ante el resultado deparado por el filtro a las enmiendas al presupuesto de 2021 y exige explicaciones sobre el cumplimiento del pacto presupuestario alcanzado con Ciudadanos (Cs) el pasado diciembre. Es más, ya advierte de la posibilidad de no sentirse vinculado al compromiso de facilitar la aprobación de las cuentas, como se preveía en ese documento, ante la desatención o desprecio que, a juicio de los ediles socialistas, se habría producido por parte del equipo de Gobierno (PP y Cs) respecto a sus aportaciones y sugerencias.

Fuentes del PSOE consultadas incidieron en que no se trata solo de que se hayan aceptado únicamente cuatro de las 25 propuestas de modificación que presentaron a las cuentas trazadas por el bipartito. También recalcaron que la versión definitiva del presupuesto que se pretende elevar a debate y votación se ha modificado para incluir el incremento de las transferencias estatales por un importe de 6,8 millones, sin que se haya recogido ninguno de los 18 puntos trazados en el acuerdo firmado por su portavoz, Paco Sanguino, con la vicealcaldesa y líder de Cs, Mari Carmen Sánchez. Un acuerdo del que el PP aseguró ser conocedor y al que dijo sentirse ligado el mismo día en el que se hizo público para tratar de atajar cualquier interpretación sobre la existencia de posibles fricciones en el seno del bipartito.

¿Qué medidas concretas planteaba ese pacto que el PSOE considera obviado? Lo cierto es que algunas de ellas no se traducían en conceptos cuantificables que requiriesen de una consignación económica. Era el caso de la paralización de la llamada ordenanza de convivencia cívica para la elaboración de una nueva propuesta consensuada con todos los grupos políticos y agentes sociales, sobre la base del texto marco de la FEMP. O de la división de la Concejalía de Acción Social en dos servicios municipales independientes: el Servicio de Emergencia e Inclusión Social y Servicio de Acción Social.

Sin embargo, otras aportaciones si requerían, al menos, de la creación de una partida presupuestaria con una consignación simbólica que pudiese complementarse en el futuro, a través de modificaciones de crédito posteriores, una vez que se contase con el remanente de los ejercicios de 2019 y 2020. Se trataría, por ejemplo, de la propuesta para crear una unidad municipal de mediación para el alquiler y el pago hipotecario de los locales turísticos, ocio nocturno y hostelería; la incorporación de fondos para la ejecución de un plan de recuperación del Valle de Fontcalent; de una dotación para redactar un Plan Integral de Recuperación del Patrimonio Natural y Paisajístico incluido en el Catálogo de Protecciones de Alicante; o de la reserva de fondos para incluir la construcción del nuevo Colegio Público de Lo Morant con cargo al Plan Edificant.

El PSOE plasmó la mayoría de esas iniciativas a través de sus enmiendas. Pero solo habrían quedado aceptadas para su debate y votación (y, por tanto, todavía no aprobadas) en la Comisión de Hacienda las relacionadas con el estudio de un plan de recuperación de patrimonio; la dotación de 30.000 euros para la implantación del Plan Municipal de Igualdad; la apertura de otra partida de 18.000 euros para la elaboración de estudios sobre el proyecto de itinerarios ciclistas de conexión entre el Centro y Playa de San Juan y la creación de una partida de un euro para el estudio y redacción de un plan para fomenar la participación ciudadana en la juventud de Alicante.

El bipartito solo tendría asegurada por ahora la abstención de Vox para poder sacar adelante las segundas cuentas de su mandato, a la espera del resultado de las enmiendas en la Comisión de Hacienda

El equipo de Gobierno, a través de la edil de Hacienda, Lidia López (PP), replicó este domingo, a través de un comunicado, que "las enmiendas no admitidas" en el informe de los técnicos de su departamento se rechazaron "al estar mal tramitadas". Además, añadió que "la legalidad no entiende de pactos", en alusión a las críticas formulada por Sanguino el mismo viernes, respecto al resultado de sus enmiendas. En todo caso, López incidió en que la comisión de Hacienda convocada para este miércoles "analizará las propuestas que han sido rechazadas por contener errores materiales o de mera transcripción y será el secretario municipal quien determine si esas modificaciones planteadas pueden, dentro del ámbito jurídico, ser subsanables o no".

Así, argumentó que "el informe técnico confeccionado para ser debatido en el seno de la comisión de Hacienda, a raíz de la peticiones de cambios en los presupuestos de 2021 demandadas por la oposición, desestima un gran numero de enmiendas no por valoración política, sino por errores de bulto que han obligado legalmente con la aplicación estricta de criterios técnicos a no admitirlas".

Así, señaló que eso sucedió "precisamente con bastantes de las presentadas por el portavoz socialista, Francesc Sanguino, por estar legalmente mal tramitadas y contener numerosos errores, lo que ha obligado a informarlas en contra y rechazarlas, como es reglamentario y se ha hecho hasta ahora en las mismas circunstancias con todos las cuentas locales que se han tramitado en el Ayuntamiento de Alicante, con independencia del color político del gobierno municipal". "Este mismo criterio se ha aplicado a otras enmiendas presentadas por otras fuerzas políticas de la oposición y que no han pasado el filtro de la revisión técnica por no estar legalmente bien tramitadas", puntualizó López.

En este sentido, la concejala de Hacienda señaló que en el Ayuntamiento de Alicante "se trabaja sin distinción de color político a la hora de analizar las propuestas de todos los grupos y sin considerar si estos tienen mayor o menor representación. La legalidad y los mismos derechos y deberes para todos es la única regla".

Sin embargo, su justificación no fue suficiente para el PSOE. El propio Sanguino apuntó, a consulta de Alicante Plaza, que si existían errores de tramitación podía haberse planteado la posibilidad de corregirlos durante su debate en la Comisión de Hacienda. "En todo caso, en ese momento siempre podrían haberse desestimado, en el caso de que se certificase que no resultaban viables", añadió. 

En esta línea, el propio Sanguino confirmó que su intención era solicitar a Cs una reunión de seguimiento para evaluar el cumplimiento de ese pacto presupuestario en función del resultado que pueda tener el desarrollo de la Comisión de Hacienda. "De nada sirve alcanzar un pacto si luego no se incluye nada de lo negociado; más valía haber planteado una propuesta directamente para su votación en la comisión y emplazarnos a presentar enmiendas, para admitirlas o rechazarlas, sin querer aparentar que se ha tratado de dialogar", enfatizó. "Si algunas de las propuestas que planteamos en ese pacto no se ajustaban a los requisitos técnicos, debían de haberlo advertido con antelación", incidió.

Por su parte, fuentes de Cs consultadas indicaron que "no se puede pretender que incorporemos medidas que no se ajustan a los requisitos necesarios desde el punto de vista técnico" por lo que no compartieron el análisis del PSOE y rechazaron que hubiese existido un incumplimiento sobre medidas que, de facto, no pueden cumplirse.

Unides Podem acusa al bipartito de excluir enmiendas idénticas a las que sí se aceptaron durante el proceso de elaboración del presupuesto del año pasado

Sea como fuere, lo cierto es que el malestar sobre la exclusión de las enmiendas presentadas también se hizo extensivo en otros grupos políticos que ejercen funciones de oposición. Es el caso, por ejemplo, de Unides Podem, cuyos representantes recriminaron al bipartito que se hubiese rechazado algunas enmiendas que sí se admitieron durante la tramitación de las cuentas de 2020 y que ahora se habían vuelto a presentar "con idéntico contenido de manera literal", según explicó su edil Vanessa Romero.

Entre tanto, el portavoz grupo municipal de Compromís, Natxo Bellido, también manifestó que seguían esperando a que Cs respondiese a su propuesta de pacto respecto al compromiso de revertir los recortes en áreas sociales negociados con Vox. Así, apuntó que, en función de lo que pueda suceder con sus enmiendas en la Comisión de Hacienda, definirían el sentido definitivo de su voto, "que en estos momentos está más próximo al no que a la abstención".

Así, en principio, todo parece indicar que PP y Cs solo parecen tener asegurada la abstención de Vox para conseguir que su propuesta de planificación contable pueda prosperar por mayoría simple (más votos a favor que en contra), a la vista del plante del PSOE y de las explicaciones que puedan recibir de Cs en cuanto se celebre la Comisión de Hacienda.

Noticias relacionadas

next
x