X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

observatorio inmobiliario de euroval

El precio del alquiler ha crecido un 12% en Alicante en 10 años mientras la vivienda ha bajado un 25%

17/04/2019 - 

ALICANTE. El precio del alquiler se ha revalorizado en la provincia de Alicante un 12% desde 2008, según el Observatorio Inmobiliario de la sociedad de tasación alicantina Euroval, mientras que el precio de compraventa de la vivienda ha disminuido en el mismo periodo un 25%. Es la principal conclusión del informe del mes de abril, consultado por Alicante Plaza, en el que se analiza la evolución de los alquileres en la Comunitat Valenciana. Euroval niega que haya un problema generalizado de acceso al alquiler, y lo circunscribe a los centros de las grandes ciudades, aunque lanza como propuesta para facilitar la asequibilidad el construir vivienda pública de alquiler perpetuo, en lugar de intentar regular precios.

"Los datos de alquileres tienen la dificultad para el análisis de ser precios de oferta, no de operaciones ya cerradas", indica el informe, y añade que "el problema de los alquileres se suele dar en ciudades y zonas concretas dentro de las mismas". No obstante, los datos agregados muestran "tendencias que se corresponden con las noticias fragmentadas que se dan sobre los alquileres", por lo que el Observatorio recoge la evolución media de los alquileres en cada una de las provincias de la Comunitat Valenciana, junto con la de los precios medios de la vivienda.

Así, el informe concluye que entre 2008 y la proyección que realiza Euroval para 2019, el precio medio por metro cuadrado del alquiler en Alicante ha pasado de 7,2 a 8,1 euros, es decir, un 12,5% más. En el caso de València, la evolución ha sido de 9 a 9,9 euros por metro cuadrado (un 10% más), mientras que en Castellón han caído los precios, de 7,1 a 5,8 euros por metro cuadrado (-18%). "El año 2014 marcó el punto de inflexión de las caídas de alquileres y precios, aunque no exactamente para las tres provincias". En paralelo, los precios medios de la vivienda están aún por debajo de lo que alcanzaron en 2008: un 25% por debajo en Alicante, un 39% en València y un 29% en Castellón.

Las series de alquileres y precios permiten aproximarse a la rentabilidad de los alquileres, "aunque sea de una manera muy simplista, pues va a depender del precio al que se adquirió el inmueble y la evolución del alquiler". Para un piso de 100 metros cuadrados, la rentabilidad bruta (rentas media de alquiler respecto al precio medio de la vivienda) arrojaba en 2008 un 5% en Alicante, un 6,3% en València y un 5,2% en Castellón. Para 2019, estas rentabilidades serían del 7,5%, 11,3% y 6%, respectivamente. Es decir, la rentabilidad del alquiler en la provincia ha aumentado en dos puntos y medio en una década.

Este hecho, que en algún caso puede resultar sorprendente, se da por el doble fenómeno de la elevación de los precios de alquiler, y la caída aún de los precios de la vivienda en relación a hace 12 años, según indica el informe de Euroval. "También hay que tener en cuenta el distinto tipo de vivienda que se comercializa, nueva o usada, primera o segunda residencia, para compradores locales, o foráneos, que no se distinguen en estos datos agregados". No obstante, la tendencia sigue mostrando una subida paulatina de los precios de la vivienda, y un aumento mayor de los precios de alquiler, "lo que hace tan atractivo construir y rehabilitar para alquilar".

Alquileres asequibles

En cuanto a las medidas a seguir para hacer asequible el alquiler, el informe cita un estudio de Funcas "que cuestiona que haya un problema generalizado de alquileres". Por una parte, señala que la oferta de viviendas es muy dispersa, con más de 2,5 millones de personas físicas que declaran rentas por el cobro de alquileres, mientras que los grandes tenedores suponen solo el 5% del mercado por el momento. En cuanto a los apartamentos turísticos, "se considera que tienen impacto negativo para el alquiler en algunas zonas concretas de ciudades".

"Las personas que tienen que dedicar al menos el 40 por ciento de su rentas a la vivienda es el 43% de los que alquilan –frente a un 28% en la Unión Europea-. La calificación pública como vivienda de alquiler a perpetuidad, frente a la venta de vivienda social, y dedicar suelo y recursos a esta finalidad son propuestas que se entiende son más efectivas que el control de alquileres y regulación excesiva de los contratos", concluye el informe.

Noticias relacionadas

next