X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

puestos de salida condicionados por la pugna en el centro-derecha

El PP de Alicante confía en saltos al Congreso y les Corts para cuadrar puestos en sus listas locales

19/03/2019 - 

ALICANTE. El PP de la provincia de Alicante mide los tiempos con la mirada fija en la calle Génova (sede de su dirección nacional) a la espera de que se complete la designación de sus candidaturas al Congreso, al Senado y a les Corts Valencianes. Solo una vez resuelto ese galimatías se podrá desentrañar otro ejercicio cabalístico no menos complejo: la composición de las listas municipales, para las que todavía se contará con bonus de otro mes adicional. 

La realidad es que los populares son conscientes de que la pugna por los votos en el centro-derecha ya fue dura en 2015 con el despegue de Ciudadanos (Cs) y asumen que ahora se antoja incluso peor con la posible irrupción de Vox, según se pronostica en mayor o menor medida en todos los sondeos demoscópicos. La conclusión es lógica: salvo crecimiento arrollador del conjunto de ese espectro ideológico, todos los escaños (los de Madrid y València, pero también los de los ayuntamientos) van a estar más disputados y más repartidos que nunca. Así que los puestos con garantías de obtener representación (lo que se conoce como plazas de salida) podrían sufrir un ajuste o retroceso respecto a lo previsto en citas electorales precedentes.    

En principio, todo parece indicar que los nombres impresos en las papeletas de las elecciones generales y autonómicas para las dos convocatorias del 28 de abril se conocerán en las próximas horas. De hecho, este lunes llegó a especularse con una reunión del comité de listas en Madrid que, finalmente, podría celebrarse este martes. Los cabezas de lista al Congreso por las tres circunscripciones provinciales de la Comunitat ya se desvelaron el viernes: Belén Hoyo por Valencia, Óscar Clavell por Castellón, y César Sánchez por Alicante. También está despejada la candidatura de Isabel Bonig a la presidencia de la Generalitat. Pero falta el resto, incluidos el resto de cabezas provinciales, que no es poco. 

Por lo pronto, la inclusión de Sánchez como número 1 al Congreso ya supuso un alivio en la medida en que su movimiento libera otros espacios en el tablero. Huecos que pueden ser ocupados por otros cargos en activo que hasta ahora no tienen un encaje claro. Es más, su viaje puede generar un efecto arrastre, pese a que, a la postre, el suyo (el de Sánchez) sea un viaje de ida y vuelta permanente, como sucedería en el caso de que se piense en él para repetir como presidente de la Diputación. Él mismo dejó caer abiertamente ese posible escenario este lunes al subrayar que no existiría ninguna incompatibilidad en compaginar esos dos cargos (diputado nacional y diputado provincial).

En principio, su plaza en Madrid ya podría conllevar una primera vacante en la lista municipal de Alicante. En el PP se ha impuesto históricamente la tradición tácita de que el aspirante a presidir la Diputación debe surgir de la candidatura municipal de la capital. Para ello, al elegido se le viene reservando el número 2. Ahora, con Sánchez con puesto garantizado en el Congreso, se aligera la presión para darle encaje en la lista que liderará el actual alcalde Luis Barcala. Con todo, fuentes consultadas por Alicante Plaza precisaron que el debate sobre su posible incorporación a la papeleta municipal aún persiste. Pero también se plantea la opción de que logre acta de concejal (necesaria para, después, ser elegido diputado provincial) por su municipio de origen, Calp, donde él ya ha renunciado a repetir como candidato en favor de Ana Sala (su actual número 2).

La cuestión es que, Sánchez abre el camino para que Carlos Castillo, su vicepresidente y diputado de Hacienda, además de concejal en Alicante, también tenga espacio en Madrid. Su nombre se estaría barajando como número 3. Castillo, como Sánchez y como Barcala, apoyaron a Pablo Casado en las elecciones primarias del PP para elegir a su nuevo presidente, por lo que, en principio, sería un diputado del agrado de la dirección nacional. La consecuencia: su salto a Madrid dejaría otra vacante de oro en la lista municipal. De oro porque las plazas con opciones de acta, como se ha dicho, están cada vez más competidas.   

En la actualidad, el PP gobierna en situación de minoría con 8 concejales en una corporación de 29 ediles. Se trata de 10 ediles menos de los que disponía en el mandato 2011-2015. En 2015, Ciudadanos (Cs) recogió parte de su voto de castigo y logró 6 escaños. Ahora, con la competencia extra de Vox, nadie puede precisar si esos ocho escaños se van a ampliar o a conservar. Hasta ahora, al margen de Barcala, no hay nada cerrado sobre el resto de nombres de la lista más allá de meras especulaciones. Como también suele ser habitual, la composición se conocerá prácticamente a cierre de plazo para registrarla. No obstante, sí se atisba la probable despedida de Mari Ángeles Goitia y puede que el retraso en la posición que ahora ocupa Marisa Gayo. Si se cumplen esos parámetros, sin Sánchez, ni Castillo, ni Goitia habrían tres puestos a disposición en los que encajar a otros activos del partido al margen de los que podrían tener clara su permanencia, como Mari Carmen de España o, incluso, Israel Cortés. Entre las posibles incorporaciones, podrían figurar la de la diputada autonómica Elisa Díaz (hija del exalcalde Luis Díaz Alperi) o la del presidente local del partido, Toño Peral.   

En otra plaza donde puede haber vacantes es Elche. La relación entre Pablo Ruz y Pablo Casado garantiza, a primera vista, que el PP ilicitano tenga representación tanto en las listas a las Cortes Generales como a les Corts Valencianes. En las Cortes ya está José Salas y Juan de Dios Navarro -cuya repetición no se da por segura, ni siquiera la mayoría de los actuales parlamentarios, máxime si respaldaron a Soraya Sáenz de Santamaría- , pero ni en el Congreso ni en el Senado, Elche no tiene una cabeza visible, como sí tuvo anteriormente con Mercedes Alonso. Ahora, se supone que los casadistas de Elche podrán buscar acomodo para sus militantes más destacados. Alejandro Morant o Adrián Ballester también podrían lanzar nombres de su entorno para las candidaturas.

Renovación y juventud serán las principales características de las futuras candidaturas. En principio, se iban a dar a conocer este lunes, pero lo más seguro es que se presenten entre este martes y el miércoles. Hay mucha expectación entre los actuales cargos y entre los jóvenes, los principales valedores de Casado, cuando se lanzó a la carrera por la presidencia del PP.

Noticias relacionadas

next
x